21 abril, 2024
Si tuviéramos que resumir este escrito en una frase, sin duda sería “Un canto a la libertad”. Aquí encontrarás unas leves pinceladas de lo acontecido en el Teatro Quintero el pasado 17 de Abril. Algo que en cuanto puedas deberías vivir

Teatro Quintero, 17/04/2015

Fotografías por Esperanza Mar

¿Alguno no sabe aún que el nuevo trabajo de Freedonia se llama “Dignity and Freedom”?

En nuestras páginas han aparecido por doquier. Han sido nuestro artista de Noviembre, los compañeros David Pérez y Víctor Recas nos han contado con todo lujo de detalles sus conciertos en Madrid. Pero en Sevilla aun no los habíamos visto. Y tuvo que ser de la mano de La Mota, Son Estrella Galicia y el Teatro Quintero que por fin tuvimos la oportunidad de verlos en directo…y vaya directo.

Si tuviéramos que resumir este escrito en una frase, sin duda sería “Un canto a la libertad”

Y es que su último trabajo no se llama así simplemente porque queda bonito. Todo lo que transmite va encauzado a hacerte sentir libertad y dignidad. Libertad para reír, para disfrutar, para juguetear con las cosas que nos deparará el futuro, y dignidad para encararlas con coraje, con valentía y amor propio.

Llegamos a la hora estipulada. Al entrar unas palabras con Tali de La Mota, uno de los organizadores de la serie de magníficos conciertos que se están dando en estas semanas en el Quintero.

Del lugar ya han hablado mis compañeros en otras crónicas. Tremendo cubo negro, alta fidelidad y gran resistencia y empaque a los distintos aspavientos del personal que prevemos que esta noche serán muchos.

El telón se abre a las 10 en punto y una instrumental guiada y animada por el gran Fran Panadero da cobertura y entrada a Maika Sitté entre gritos y primeros movimientos aún controlados de las caderas.

Si buscamos en el diccionario algunos sinónimos de “dignidad” podemos encontrar nobleza, grandeza o excelencia. Está claro que el principio del concierto tira del significado de ese vocablo para que a todos los presente les quede claro el motivo de su asistencia aquí esta noche.

Se entremezclan los temas de su último disco en los primeros compases, comenzaron con “Living´on”, a lo que sigue el single “Dignity and Freedom” que pone las cosas en su sitio, mientras la balada “It´s gonna be fine” nos eriza la piel.

Con esta primera balada de la noche los corazones se acompasan, los instrumentos suenan más presentes, los vientos ocupan su lugar privilegiado y la voz de Maika brilla con luz propia, sobre todo, en esos altos que se te meten dentro y te congelan los pensamientos.

Sin apenas mediar palabra los temas de su último trabajo se van sucediendo uno tras otro. «Dreaming about you» nos deja claro que la voz de Maika sería capaz de revolucionar el servicio de una casa inglesa, pero es que sus movimientos no se quedan atrás, que ritmazo por favor, tiene el cuerpo descoyuntado, como decimos por el Sur.

Contoneos, sensualidad, calor, danza, risas, baños nocturnos en la playita, corre que no pillo el bus, con Freedonia en tus cascos mientras sin quererlo te marcas un bailecito en la carrera. Todo eso me evocan sus movimientos.

Pero si hasta tiene tiempo de enseñarnos unos pasitos de los suyos. Aquí no queda ni un alma sin danzar. El calor inunda las estrellas del Quintero, sumerge en risas las penas de la semana, saca en gotas de sudor los malos rollos y los mosqueos guardados. Gritos y palmas sacuden al robot cuando sale a escena, jalean el frenesí del ritmo metido hasta lo más hondo de la carne.

Mi mente grita: ¡¡¡Déjame espacio chaval que me voy a explayar!!!

Hemos pasado de la dignidad a la Libertad con mayúsculas. El libre albedrío hace mella en la inconsciencia de unas mentes echadas a volar. La autonomía de sentirte tú mismo aunque sea por unos minutos, sin tener que aparentar, sin tener que contenerte, sin tener que mediar entre tus deseos y el qué dirán, es un privilegio.

Maika desaparece del escenario, y aunque creíamos que era para un cambio de vestido al final resulta que es un simple descanso con recogida de pelo incluido. El tema elegido para este receso es “The Avengers”. Estos minutos nos han servido para corroborar que en directo la fuerza instrumental de la banda es aún mayor que en el disco. Muy compenetrados y profesionales, a la vez que duchos en saber transmitir sensaciones y no sólo notas.

Cuando las notas de “Beggin´ You” empiezan a sonar en el teatro, un escalofrío nos recorre el cuerpo. Una dulce sensación de estremecimiento que continúa con “I don´t need you”. El fuego inunda el escenario. La gente no se puede contener, queman las plantas de los pies, hierve la sangre en las venas, explota el corazón desde dentro.

Tejido pulsante bajo nuestros dedos, caricias estremecedoras en nuestras sienes, siéntelo chico, déjate llevar y métete dentro esta dulce libertad para retenerla ahí el máximo tiempo posible cuando haya que volver a la cruda realidad.

Para el primer bis nos sorprenden con el tema de Nina SimoneDon’t Let Me Be Misunderstood” para seguir con “Shake your body” de cosecha propia.

uffff con este tema se ha caído el teatro, se han roto las cadenas, se ha liberado el espíritu de los presentes a base de saltos, de palmas con fuerza y energía. Un descontrol sano, febril y feliz. Un deleite para unos sentidos destrozados a golpe de Soul.

Salimos con pitidos en los oídos, con resuello en la garganta, con los pulmones vacíos y con el alma henchida de alegría, dignidad y libertad.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.