14 abril, 2024
El nombre de Freedonia es ya para todo aquel apasionado a la buena música sinónimo de cositas bien hechas, con cuerpo, con mucha alma y con sentimientos a flor de piel.

El nombre de Freedonia es ya para todo aquel apasionado a la buena música sinónimo de cositas bien hechas, con cuerpo, con mucha alma y con sentimientos a flor de piel.

Parece mentira que sólo hayan sacado dos discos a la calle. Pero entre ambos, cientos de conciertos, cambio de voz principal, éxito en las listas de las mejores revistas musicales tanto en formato de papel como digitales, dos Pop-Eye, un premio Guille, etc.

Pero bueno, ¿algún secreto deben tener estos chavales para que tocando una música tan poco mimada en este país como es el Soul se cuele en todos sitios y siempre reciba excelentes críticas?, tanto a sus discos como a sus tremendos conciertos (en este aspecto, he de decir que nosotros la hemos visto con ambas formaciones, y no han perdido con el tiempo ni un ápice de la fuerza con la que empezaron).

Después de su primer disco homónimo donde se apostaba por una temática que combinaba tremendos medios tiempos como ““Heaven Bells” con ritmos más Groove o Funk como “Girls are dancing” o “Running to nowhere” aparece ahora Dignity and Freedom.

Se ha descrito en casi todos los medios como un disco más crudo, más pausado pero mucho más desgarrador. A priori esto nos sorprendió bastante porque el que haya asistido a alguno de sus conciertos se habrá percatado que pueden ser de todo menos tranquilo.

Sin embargo, es ponerte el disco y una tremenda sensación te embriaga por completo. Suena a Stax, a Atlantic a finales de los 60´s, a Memphis, Tennessee, Alabama. Suena puro y sincero. Rememorando, tomando sólo lo mejor, depurándolo y dejándolo reposar para que todo crezca y evolucione dentro de nosotros.

Dignity and Freedom”, tema que abre el disco y que da nombre al mismo, es toda una declaración de intenciones. Llama la atención la preciosa voz de Mayka Sitté, que ya aparecía como colaboradora en el primer largo y que se ha convertido, tras la marcha de Aurora, en la voz principal.

Otra de las cosas que me ha gustado es que en este trabajo todo suena más coral, no hay nada que sobresalga, todo está muy bien equilibrado, dejando el merecido protagonismo a todos los integrantes del grupo, que son bastantes. Los vientos, si bien muy presentes en todos los temas no ahogan la voz de Mayka, por cierto muy bien encuadrada y marcada por los ritmos insinuantes de la batería.

Todo está grabado en analógico, en los estudios del sello Sweets records, y eso se nota. Se nota no sólo en el logrado sonido sino en el espíritu que destila el disco. Canciones de amor, de desamor, de cosas perdidas en el camino y con un alto grado de carga social. Además para colmo es un disco autogestionado, lo que según ellos mismos les ha dado la independencia, creatividad y libertad necesarias para sacar un proyecto que sintieran realmente como suyo.

El fluir de temas como “Dreaming about you” o “I don´t need you” dejan bien clarito la evolución musical que han sufrido. Las bases son sutiles, repetitivas y deliciosas al oído de alguien que se dedica a escudriñarlas para sacarles todo el jugo.

Pero es en los temas como “It´s gonna be fine” o “Man like me” donde la cosa se vuelve caramelo. Baladas controladas, de letra sentida, sin escrúpulos. Es tremendamente fácil perderse por sus sonidos, dejarse llevar entre los oscuros callejones escuchando a lo lejos a señoras de color cantando desde lúgubres garitos.

Pero no todo va a ser sueño desgarrador, también hay espacio para la lucha en “Living on” y para el cachondeo en “You can´t stop us” o “Shake your body”. Tema, este último, que sí que recuerda a lo que se vive en sus conciertos.

Y para finalizar las piezas que por sí mismas te engrandecen una obra como “Now you´re loving me”. He de reconocer que me ha encantado este tema por su sencillez y su visión purista del soul más auténtico. No sé quién lo ha compuesto pero prometo que la próxima vez que los vea se lo pregunto.

En definitiva, el disco tiene 11 temas y se te hace tremendamente corto. Además es de esos que acepta de buen grado el botón repeat, y que suena tremendamente bien en un buen equipo de música. Nada de mierdas de ordenador ni móviles para escuchar esto. Como mínimo, ante tremendo trabajo, por nuestra parte se merece que lo pongas a toda leche en un equipo en condiciones. Buff que maravilla si esto se pudiese escuchar en las radiofórmulas, lo mismo así volvería a creer un poco más en la gestión musical de este país.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

1 comentario en «El artista de Noviembre: Freedonia»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.