14 julio, 2024
Chalamos con Joni, un músico con espíritu de navaja suiza que compone, produce e interpreta sin despeinarse
 Disco Amatria

 

Arquitecto de formación, músico por instinto, Joni Antequera es el hombre que se esconde tras el sugerente nombre de Amatria. Rotulado con esta denominación desde 2007 y sustentado por anteriores pilares con forma de proyectos paralelos (formaciones como Inefable o Algo le inquieta), su primera producción oficial no pudo llamarse de otra forma que Geometrías. Ahora bajo el signo de Amatria estrena fachada con su tercer álbum (homónimo) y turné por hasta 17 ciudades españolas, con parada incluida el próximo 30 de enero en la ya imprescindible Sala X de Sevilla. ¿Cómo acaba un arquitecto encima de un escenario?, le inquirimos de primeras. “Escuchando, observándose a sí mismo, y actuando en consecuencia”, responde solemne.

Mientras desgranamos nuestras cuestiones suenan de fondo los once cortes que componen una propuesta ante la que cuesta permanecer a pié parado. La Sala X promete mutar su piel en pista de baile y queremos saber qué les espera a quienes se acerquen esa noche de sábado. “Podría explicarte cómo integro las bases en el formato de banda, cómo las modifico para que se entiendan perfectamente con el nuevo factor humano que interpreta las canciones y cuál es el resultado -advierte- pero prefiero resumir y decirte que lo que les espera esa noche es ENERGÍA y DIVERSIÓN”.

Así, en mayúsculas. Porque el universo de Joni no entiende de reglas y se expande detonado por melodías pop, letras surrealistas, electrónica pegadiza (y un tanto siniestra) formulada en hits propios de nigth club. Aunque adaptado para el directo en formato banda (con Pablo García a la batería y Marcos Carnero a cargo de guitarras y bajo) al manchego le gusta tomar el mando y ejerce él solito como compositor, productor e intérprete en Amatria. ¿Te queda algo por hacer? dudamos. “Primero, hacer mejor esas tres cosas -observa- y segundo, aprender a hacer otras que no controlo como por ejemplo tocar bien el piano”. Asumiendo que aún le queda por aprender (y a quién no), lo cierto es que este cantautor con alma electrónica (le ha gustado más esta definición que la de DJ con filosofía) va por muy buen camino.

Tiene una especial habilidad para infectar con su sonido la corteza prefrontal de cualquier oyente que se le ponga a tiro, tal y como demostró en el pase que ofreció en la zona VIP del pasado S.O.S 4.8. Nos interesa especialmente su visión sobre el aparente estado de gracia que atraviesa la música electrónica.“En España todavía no del todo, se vincula mucho a música de mala calidad e intención completamente hedonista -explica. Pero cada vez más voy viendo un cambio de tendencia en este aspecto y una apertura de miras desde los círculos cercanos. Lo que está claro es que yo a los 16 oía Extremoduro, Smashing Pumpkings, Los Planetas… y ahora mi sobrino a esa edad escucha Oliver Heldens. El futuro tiene otras texturas y me alegro de entenderlas”.

Respecto a Los Planetas, el largo incluye una versión dance de “La Copa de Europa”¿Cómo surgió la idea? ¿alguien se ha enfadado?, interrogamos desde 8pistas“Algún fan cerrado se ha quejado, pero ha sido el que menos. En general ha gustadoLa idea surgió como un experimento; en el EP inicial de cuatro temas que iba a ser el disco tenía ya “Chinches”, “La Buhardilla” y “Atarax”, y decidí hacer esta versión (que ya había intentado antes sin acierto) con los sonidos ya tratados de esas tres canciones, fui desechando hasta que me quedé con los que le iban bien. Al final salió algo bueno y como curiosidad para los productores locos, puedes entretenerte en detectar qué sonido está en cada canción”.

Interdisciplinar y obstinado, arrancó la gira colgando el “no hay billetes” en Bilbao. ¿Qué balance haces?
“Nos queda más de la mitad de la gira y no puedo hacer una valoración real pero empezando con un sold out en el primero y siguiendo como seguimos, quejarme sería una provocación al karma”, bromea. “Sé lo difícil que es una gira de salas, espero que todo siga yendo así hasta el final y en cuanto a festivales vamos bien. Por ahora hay dos anunciados y tres más por anunciar, algunos más en negociaciones… tiene buena pinta, eso es innegable”, augura Joni.

Además de este último disco, la noche dará para escuchar cortes de anteriores trabajos de nuestro particular constructor. También para celebrar lo cálido de conectar instantáneamente con una propuesta que se advierte trabajada y con perspectiva. El plan perfecto para un sábado noche que, además, viene con sorpresa. ¡No tiréis vuestra entrada! al finalizar la gira se sortearán 100 singles entre todos los que la hayan adquirido. Los vinilos incluirán “Chinches” y “El Golpe” (los dos primeros singles del disco) e irán numerados y firmados por el artista.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.