13 abril, 2024
Te lo contábamos hace bien poco: el próximo 7 de noviembre Zahara pisará Sevilla para subirse al escenario de Sala Custom. Regresa con su nuevo trabajo bajo el brazo. SANTA sonará a más no poder entre un público que esperamos multitudinario. Hablamos con la jienense a una semana del encuentro.

8pistas: Sevilla te espera el próximo 7 de noviembre en Sala Custom, ¿cómo intuyes el recibimiento de tu público sevillano?

Zahara: Por ahora va muy bien, Sevilla es una ciudad que me ha tratado siempre fenomenal. Es una maravilla ir allí porque, desde que empecé yendo hace casi diez años, siempre he tenido una acogida genial. La última vez, con la gira, se vendieron todas las entradas en Sala X, y esta vez hemos elegido una sala un poquito más grande, precisamente por eso, para que pueda venir más gente. El recibimiento está siendo brutal.

Compusiste Una palabra con sólo 12 años y llevas desde el 99 dando vida a canciones por locales, salas y festivales de toda España… Eso de trabajar tanto en lo que te apasiona, parece la meta de cualquiera…

La verdad es que la parte más visible de esto es tan preciosa y estimulante, que hace que cuando estás encima del escenario nunca tengas la sensación de estar trabajando. El trabajo viene antes y después, cuando estás preparando, creando las canciones, ensayando, gestionando las giras… Pero luego en el escenario, es tan apasionante, tan lleno de pasión, que realmente es un lujo dedicarte a esto, porque hace que todo se olvide y que merezca la pena.

Has tenido un verano movidito, muchos festivales, muchos escenarios… ¿contenta?

Sí, jo, muchísimo, hemos tocado en más festivales que nunca. Además había una gira en paralelo de acústicos por terrazas, de hecho pasamos con ella por Sevilla. Ha sido un verano intensísimo, pero a la par súper divertido porque no hemos parado ni un segundo. Así que ojala tengamos un verano que viene igual.

El ahora… SANTA… Aunque sea pronto para hacer balances, ¿qué momentos te ha concedido ya el nuevo material?

Pues mira, bastante bueno todo. Desde que salió, en la primera semana, el disco se posicionó en las listas de ventas ocupando el número 3, que ya fue algo como bastante emocionante y sorprendente. Durante las siguientes semanas, la acogida que ha tenido ha sido muy buena, desde la gente que se lo ha comprado, la cantidad de escuchas que tenemos en Spotify y las descargas y las visitas de los vídeos… Es una suerte, algo maravilloso. También ha habido mucha acogida por parte de la prensa, de medios que -igual-, en otras ocasiones, no han prestado tanta atención a lo que yo hago y ahora, con SANTA, están más atentos.

La sensación de que SANTA iba a ser el mejor trabajo que has hecho nunca, ¿se corresponde con que es el mejor trabajo que has hecho nunca?

Sí, yo creo que sí. Siempre para todos los artistas -creo- el último trabajo es el mejor, pues, porque es el que más se corresponde con el momento que vives y al que sumas toda la sabiduría adquirida en años anteriores. Es lo mejor que he hecho en cuanto a composición de canciones, sonido, estética… esta es mi obra más completa y de la que más orgullosa me siento.

La publicación del nuevo trabajo ha coincidido con la creación de tu propio sello discográfico…

Para este disco tenía las cosas muy claras. Lo que me apetecía era, precisamente, hacerlo a mi manera. Entonces, para eso, una de las opciones que teníamos era hacerlo todo por mi cuenta y montar un sello. Y la verdad es que gracias a la acogida, al seguimiento de mis fans -que puedo contar con ellos- y a la ayuda de mi mánager, he podido hacerlo finalmente.

Vuelve a ser un álbum repleto de colaboraciones… Víctor Cabezuelo, Iván González, Carlos Sosa y el gran Max encargándose de mezclar el disco.

Me he rodeado muy bien de músicos que admiro y que, además, son amigos. Max es el productor de muchas bandas, ahora está trabajando en el nuevo disco de Miss Caffeina, y él ha sido el encargado de mezclar este trabajo, realmente para mí era muy importante su participación por eso de lograr un sonido más internacional y más grande.

Pasaban cuatro años desde la salida de La Pareja Tóxica… ¿En qué momento dices ahora sí, ahora toca sacar algo nuevo?

Cuando he sentido que tenía algo que contar. Para mí los discos son importantes a muchos niveles, no sólo son recopilatorios de canciones, sino que tienen que contar algo. Cuando me di cuenta de que tenía las canciones que quería, cuando supe que me gustaba lo creado y que lo que había era importante para mí, me decidí a dar el paso y sacar este disco.

¿Soy yo o SANTA mantiene un poco la esencia de La Pareja Tóxica?

Sí, sí que viene de ahí, aunque es bastante más vital, porque La Pareja Tóxica sí que tiene ese punto dramático y un poco de melodrama, además de que es muy melancólico, pero SANTA sí que mantiene esa sensación de banda, donde la presencia de mí misma está súper clara. No obstante, el disco anterior, aunque lo saqué con una discográfica, también lo hice dirigiendo todo, no tuve que enfrentarme a opiniones ajenas, fue muy personal, así que lo de ahora sí que conserva esa intención y me alegra que se note.

Hace unos meses decías en una entrevista que en la nueva obra habría ‘drama absoluto y más felicidad’… ¿Cómo consigues la felicidad?

Lo que me gusta es encontrar canciones que apoyen mi estado anímico. Cuando estoy triste, lo que hace que consiga luego estar bien es escuchar canciones melancólicas, que me ayuden a tocar fondo y consigan que me libere y me ponga de buen humor. Entonces, al final, lo que me pone de buen humor es la tristeza. Creo que hay gente que cuando estás mal, intenta animarte contándote cosas divertidas, lo que veo como un error. La música en ese sentido es, más que una tirita, una buena cirugía, llega hasta el fondo, te opera a corazón abierto y, aunque nos deje una pequeña cicatriz, nos ayuda.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.