23 abril, 2024
A veces te encuentras con profesionales de la música que te dan tanta confianza sólo con sus canciones, que desearías conocerlos personalmente de inmediato. El Niño de la Hipoteca es el nombre artístico de Guiu Cortés y es uno de esos profesionales que te digo.

A veces te encuentras con profesionales de la música que te dan tanta confianza sólo con sus canciones, que desearías conocerlos personalmente de inmediato. El Niño de la Hipoteca es el nombre artístico de Guiu Cortés y es uno de esos profesionales que te digo. Desde mucho antes de que su carrera adquiriese un sentido especial, su filosofía en el mundillo no ha cambiado ni un poquito. A pocos días de su paso por ‘El Verano de Malandar’, charlábamos así y de todo esto:

8pistas: Si al Guiu Cortés del futuro le preguntaran por el Guiu Cortés del presente, ¿qué diría?

El Niño de la Hipoteca: ¡Uy!… El Guiu del presente sí que tiene muchas cosas que decirle al Guiu del pasado, pero ya estoy viejo… creo que poco me queda por cambiar, ¡ya estoy chalao pa toda la vida!

¿Qué tiene más tirón: El Niño o El Nen?

Tirón no lo sé, pero lo de «niño» es un poco putada, ya que la eñe es una letra que  internet, en general, no le tiene mucha estima…

Sabemos que pronto te tendremos por ‘El Verano de Malandar’ -que menudo cartelón se está marcando-,  ¿qué te parece Sevilla como escenario?

Sevilla como escenario me parece genial, aunque tiene fama entre todos los músicos de lo poco que se mueve su público. A mi personalmente me ha costado mucho labrarme el mío, por fin le empiezo a interesar a los sevillanos. Eso sí, es un público agradecido como pocos.

¿Habías compartido escenario antes con El Manin?

Millones de veces cuando va con El Kanka. Con su proyecto es la segunda vez.

Como todavía faltan unos días para verte por la Hispalense, ¿cómo fue el directo en Teruel el pasado 2 de julio? ¿Te quieren mucho por allí?

Pues fue la primera vez que pisaba Teruel y el trato fue increíble. Vino mucha gente a verme y creo que me lo pasé muy bien. Digo «creo» porque luego me llevaron de bares y la mañana siguiente se me quedó todo un poco nublado…

Rock/Folk/Punkero… (acústico de autor), te defines como el primer «cantautuber» -ahora ya no sé si único- que canta en castellano… ¿Nos cuentas qué sentiste durante ese cambio de marchas qué te ha hecho tener más de 28 000 seguidores en la redes – si miramos Facebook- y más de 20 000 en Twitter?

Y te olvidas de la más importante (ahora sale el ego a la luz, jeje) que es Youtube donde ya estoy llegando a las 50.000.

Siempre digo lo mismo, creo que Youtube, Facebook, Twitter o Spotify, es lo que antes eran los Cds, los cassettes o la radio comercial. Lo que han cambiado son los soportes y el hecho de haber sido uno de los que lo ha usado primero, me ha dado mucha más visibilidad, no tiene mucho misterio.

Al hilo de todo esto, ¿cómo recuerdas eso de «cantar canciones por el mundo y que nadie te hiciera ni caso»

La verdad es que sí que había mucha gente que me hacía caso, pero la suficiente para sobrevivir de la música. Fueron años duros de mucha carretera y mucho esfuerzo para recoger poco, pero es algo necesario que los músicos debemos pasar. El que pega un petardazo y se salta ese paso acaba viviendo en una «realidad» muy distinta a la del resto.

Desde que en 2007 grabaras una maqueta en los estudios La Catacumba de Barcelona, y la mandaras al Certamen de Burgos y al de Elche, llegando a la final en ambos casos y consiguiendo el primer premio en el alicantino…. ¿Hay algo que aun te siga sorprendiendo del mundillo?

Del mundillo, si te refieres a la indústria musical, desde hace mucho tiempo me dejó de sorprender. Está lleno de trampas y triquiñuelas, y cuanto más al margen vivo más feliz soy. El mundillo del «artisteo» ya es otra cosa, no se cómo serían las otras generaciones, pero la que me ha tocado vivir a mi es maravillosa. Pocos egos, mucho cariño y mucho respeto, entre músicos nos ayudamos mucho y remamos hacia la misma dirección, siempre hay algún pájaro que se va por otro lado, pero en la mayoría de los casos estamos juntos en esto. Los 40 principales y Operación Triunfo quiso engañar al mundo haciendo creer que la música era una competición, pero nosotros hemos demostrado que no es así, el público es para todos y se comparte, y así lo vemos nosotros.

¿Qué te ha dado el mundo de la música?

Una profesión y la oportunidad de entretener, alegrar y emocionar a muchas personas.

¿Te ha quitado algo?

Intimidad. Pero bueno, es un mal menor.

¿Por qué crees que gusta tanto lo que haces?

Eso no te lo debería responder el público. Por mi parte sólo puedo señalar que me dejo la vida en cada canción.

¿Las letras del Niño de la Hipoteca salen de la experiencia vital de Guiu Cortés?

La gran mayoría sí. Soy de los que cree que la escuela está en la calle y en las escuelas también, valga la redundancia. Si quieres comunicar emociones necesitas encontrar el vehículo, y eso está en los libros y en las escuelas, luego necesitas encontrar algo que comunicar y para eso tienes que salir a la calle.

Un último concierto que te haya dejado sin palabras…

Intento que sea cada uno de ellos (esta respuesta ha sido muy del postureo, eh)

«Memorizándote los poros desde el pelo a los pies… Y maldigo no tener el valor…» ¿Has conocido a muchas Julietas?

Supongo que sí, pero en mi vida solo ha habido una Julieta.

¿Guardas muchas cosas nunca dichas en forma de canciones?

No, soy muy de contarle mi vida a todo el mundo, es mi forma de ahorrar en psicólogos.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.