La Canalla en Las Noches de la Buhaira

7 de Agosto. Sevilla

Fotografías: Esperanza Mar

Desde que en Marzo vimos a La Canalla junto a Zenet en el Fibes nos declaramos seguidores incondicionales de este grupo gaditano. Así pues, en cuanto nos enteramos que venían a Sevilla a un entorno tan idílico como Las Noches de la Buhaira y encima al aire libre no lo dudamos ni un segundo y lo marcamos en rojo fuerte en nuestra agenda.

El día del concierto podíamos leer que habían roto moldes en su concierto en Cádiz, donde además de compartir escenario con Silvia Pérez Cruz y Raúl Fernández Miróse hicieron acompañar de grandes amigas como Chirigóticas, Diana Navarro, Rozalén, Silvia Pérez Cruz y Vicky Luna, las  “Woman Canalla”.

Así que llegaban con el corazón bien henchido y nosotros aun con más ganas de verlos.

La noche se presentó calurosa como pocas, hecho que, por supuesto, no pasó desapercibido para el Chipi, dejando una de las frases de la noche al poco de comenzar “Si es que abrir la ventana y que entre más calor del que hace dentro es mu desagradable”

Una de las cosas buenas que tiene ver a un grupo más de una vez es en el montón de detalles en los que te puedes fijar y que en la primera impresión pasan desapercibidos. Además, podrás escuchar muchos temas que no entraron en anteriores repertorios. No es el caso de “Perico Papelas” con el que también abrieron en esta ocasión.

El grupo está al completo,  Antonio Romera “Chipirón”, voz; Javier Galiana, piano; José López, contrabajo; Julián Sánchez, trompeta; José Benítez, batería y Vicky Luna a los coros.

Una vez colocada la sordina en la trompeta “Dame tinto y dime tonto” deja escuchar por primera vez esta noche la estremecedora voz de Vicky Luna. La luz de la luna, un parque en completo silencio y un escalofrío en la piel es lo que nos inunda escuchando este tema. Y es que precisamente esto es lo que tendréis cuando asistáis a un concierto de La Canalla. Momentos muy íntimos, donde la maravillosa instrumentación es el vehículo perfecto para los sentimientos, con otros delirantes como los recurrentes entrantes de los temas por parte del Chipi, a los que ni siquiera la propia banda es capaz de resistirse.

El Xilofono da la bienvenida al tema con raíces africanas “Princesa de Bamako” para dar paso a un tema que escuchamos por primera vez en directo, el blues “Canasto y algodón”. Además, al contrario que En el bar nuestro de cada día es cantado íntegramente por Vicky.

Pausado, triste y muy emotivo. Sorprende que un tema completamente asociado a la personal voz de Chipi en el disco suene tan bien con Vicky.

Si no fuera por los comentarios del Chipi presentando los temas ahora nos encontraríamos en un lapso de tiempo profundo, sosegado y algo oscuro ya que encadenan el blues con el tango y el bandoneón de “Tango del tirao”. Pero claro, si a este tema lo precede una historia como aquella en la que te apremian siempre a tener una palabra en mente cuando hables de amor: “zeparación”, o como dirían los madrileños “separtación” pues la cosa cambia.

Javier Galiana es uno de los máximos exponentes de La Canalla, y es que si no fuera por su piano la cosa cambiaría mucho. No hay más que escuchar “Infinito universo de las cosas” en directo. Es simplemente delicioso. Sin desmerecer el tremendo trabajo de Julián Sánchez , por supuesto. Y si continuamos con “Morriña” ya ni te cuento, con ese eco a lo Morente que se saca Chipi de la chistera.

Parece que este concierto se ha planteado desde una perspectiva preciosista, por lo que han querido acuñar los temas más tranquilos, instrumentales y susurrantes de su repertorio. Me encanta cuando un grupo tiene tantas caras. Lo mismo vas a reírte sin parar que a disfrutar de una bellísima música llena de matices y escalofríos.

Enganchaita de mi vida” da paso al invitado de la noche Juan Murube que se marcó un par de temas que dejaron a los presentes sin habla. Tocó uno a piano que personalmente me encantó aunque no se cómo se llama, si alguien lo sabe….

Tras el invitado y sus consabidas despedidas, besos y abrazos vuelve el grupo al completo para deleitarnos con “Mia ragatzza” y sus cuatro bocinas tocadas al unísono por Julián, impresionante a la vez que divertidísimo. Y si esto aun nos parecía poco, el conejo bajo la chistera, “La niña del fuego” a capela en medio de nosotros sin micro ni ná, contrabajo y acordeón lo acompañan mientras la magia toma el lugar para nuestro disfrute. Y las risas se hacen presentes cuando Javier aparece como poseído recorriendo la periferia de las sillas cantando a voz en grito el estribillo. Señores, ante esto no tengo más que quitarme el sombrero.

El tema compuesto por JavierMalandro limón” da por terminado el concierto, aunque claro, no podía faltar “Tes quiero may lof” que utilizan como bis. Tema que como bien dicen te ayudará a ligar “solo” si se dan dos condiciones…que sea inglesa y… que sea sorda.

El público en pie aplaude, grita e incluso llama guapo al Chipi dejando claro una cosa, la maravillosa noche que nos han hecho pasar. Un deleite para todos los sentidos. Lo mismo te hace estremecer que reír.

En definitiva, si te los perdiste en esta ocasión ¡que sea la última! Y si los vistes estarás de acuerdo conmigo que en cuanto tengamos otra oportunidad iremos a verlos seguro.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...