Neuman en Sala X «En la cresta de la ola»

Fotografía por Elena Gato

No es Paco Román hombre de muchas palabras. Al menos no lo pareció el pasado viernes en la Sala X de Sevilla donde, entre susurros, solo conseguimos oírle que se trataba de un día especial y que estaban contentos de que en la sala hubiera más gente de las seis personas que vinieron a verlos la primera vez. Huelga decir que, de hecho, el lugar estaba hasta los topes. Y es que mucho ha cambiado la historia en este 2014 para Neuman. Sin ir más lejos, esa noche celebraban en la ciudad que pocas horas antes habían sido situados en el número uno de lo mejor del año para “Hoy empieza todo” de Radio 3.

Pese a todo, Neuman sabe que el directo que presentan, sonoro y suave al tiempo, es uno de los responsables de ese estado de gracia en el que parecen flotar y, tan sólo diez minutos antes, ya andaba Paco cuidadosamente probando una a una las guitarras que descansaban en un armario sobre el escenario. Buenos presagios para una noche que empezaba tan solo quince minutos después con las notas leves de “You fill my heart”y su prolongado pasaje instrumental que, englobado en esa dualidad que les caracteriza, se torna guitarrero e intenso en su discurrir. Primer puerto alcanzado, primeros aplausos y confirmación de un sonido lo suficientemente atrayente como para contar ya con una línea de adeptos aferrados a la primera fila.

Siguió la banda y la batería de Alex Dumdaca dando salida al primer single de este nuevo disco, “Turn it”, y provocando la primera de las olas gigantes que recorrieron la sala a bordo de un riff ya más que reconocible, acompañado del ‘Ooooo’ correspondiente por parte del público. Pese a que es Paco quien pone cara a la formación, cuenta con el imprescindible acompañamiento de Fernando Lillo que, en este tema, rasga estruendosa la guitarra en ráfagas casi eléctricas. Toca asentarse un poco con Asey, de su primer disco, Plastic Heaven, y escuchar a la banda en conjunto con “Oh no”. También hubo espacio para rozar el folk más sonoro y a Fernando en el teclado con “Grab Kiss” antes de que a Paco se le deslizase entre los labios la punzante delicadeza de “Too pretty” que bañó a los presentes en furiosas ondas de voz lo fi y eléctrica a todo volumen.

Afronta ensimismado Román los solos de guitarra, a los que se entrega en pasajes sinceros y galvánicos convirtiéndolos a veces una segunda voz para el grupo. También se maneja en las aguas más limpia de las acústicas “If” e “Ingrid”, esta última fija en el repertorio de la banda tal y como ellos mismos apuntaron. Con “Hell” y “Bye Fear/Hi love” seguimos viendo al constante bajo de David Manzullo acompañar un rock más melódico, que se torna atronador hacia el final de la segunda de ellas.

Primera y última parada de la noche. El grupo hace alarde de una acompasada instrumentación y da presencia a la voz de Paco con “Tell you”, canción ciertamente pegadiza del último disco. El sonido ha ido encajando con el transcurso de la noche y Neuman funciona impecable cuando llega “Sil fono”. Ambientación slowcore que muta a ráfagas en ruido salvaje y tormenta de guitarras. El final llega como un viento del norte con un regalo que se llama “Battle Starship” y que hace brotar definitivamente todo el sonido del que es capaz una banda que está en racha. En un baño de aplausos se retiran los murcianos del escenario mientras nos dejan la sensación de que el concierto no ha durado las casi dos horas que dice el reloj. Un directo muy recomendable para cerrar un año más que fructífero en el panorama alternativo nacional.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...