17 junio, 2024
La Sala Malandar programó una velada con dos bandas que compitieron en calidad

Fotografías por Elena Gato

Sala Malandar

Noche doble de rock desenfrenado. Primero el rock polvoriento del oeste, de pistolas, rifles, indios, vaqueros, chamanes, espuelas y sogas al cuello, el sonido Far West de El Puerto de Santa María conquista cada vez que pasa por Sevilla, y no por menos les tenemos cada poco por aquí; Nur Wong y Goli Supersummer, es decir, Furia Trininad, el dúo anteriormente llamado sólo Furia. Su álbum de debut, cualquiera diría que son debutantes, se llama Phenomenal Western Rock Combo. Y lo de phenomenal es aplicable a la composición, al ritmo y a la energía que se desprende del álbum, que se convierte en torbellino en directo.

Conforme se van sucediendo las canciones, la contundencia de los dos guitarristas se se va desenredando inadvertidamente para algunos, hasta llegar a explosivos trallazos y riffs embaucadores. Lástima que la parafernalia de Sex Museum estuviera de por medio; el espectáculo de Furia Trinidad también tiene un componente visual importante, como una batalla contra unos instrumentos que doman a la perfección escribiendo una banda sonora de canciones que se están volviendo clásicos, como “Money”, “Machete” o “Shake It”.

Goli baja del escenario para explayarse con la guitarra, se echa una botella de agua entera por encima, Nur parece intentar echar abajo el escenario a base riffs, saltos y taconazos… Monkey Week, Nosinmusica, una gira por las Islas Reunión, la actuación en Los Conciertos de Radio3 de RNE… ¿por dónde derivará toda esta todo esto en marzo de 2016, cuando entren en el porteño estudio de Paco Loco? Sea lo que sea, nos gustará y nos sorprenderá, y nos hará volver a las salas. Furia Trinidad están para dejar una huella, pero por lo pronto dejaban el escenario, y tras de ellos un falso silencio que sonaba a un motor de rugiendo en una carretera polvorienta de un Chevrolet Caprice convertible, claro.

Y hablando de Supersummer, el calorazo de Malandar se fue resolviendo conforme Sex Museum fueron arrojando su repertorio de que abarca tres décadas. Salidos de la Nueva Ola, de la Psicodelia, del Rock Duro y del Garage, los madrileños Sex Museum salieron a dejarnos sin aliento en la sala. Los años (las décadas) han robustecido su sonido. Prueba de ello es su último álbum, Big city lies, del que presentaron un buen número de temas alternados con las ocurrencias de Fernando Pardo (también de Los Coronas y Los Corizonas, por ejemplo).

En definitiva, otra intensa velada en Malandar, y con reveladores manifestaciones de los presentes; entre el público se escuchaba un comentario repetido que en resumen explica por qué aquellos que vinieron a ver a uno solo de los dos grupos, también quedaron encantados con el otro. Es lo que tiene la buena música, ya sea nuevos valores, o nuevos valores de hace tres décadas.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.