23 mayo, 2024
Las gitanas de El Vacie vuelven a la carga con su segunda obra con la que están arrasando en todos los teatros que pisan.

Ricardo Iniesta director y alma máter de TNT Atalaya explicaba antes de ver “Fuenteovejuna”, que éste es el teatro transformador, necesario y que da sentido a TNT, “nadie quita que es una satisfacción ser reconocidos en toda España o salir a otros países como Rusia con obras que obtienen éxito y premios”, pero el teatro siempre tuvo capacidad de transformación social, hoy eso puede ser un largo debate, pero “Fuenteovejuna” nos demuestra que el teatro puede ser una vía de integración, un elemento unificador en una lucha social y no son palabras grandilocuentes son hechos los que demuestran la “utilidad” de este teatro, y en fechas cercanas gracias a las luchas de sus gentes y la ayuda de la TNT, El Vacie, como asentamiento gitano va a desaparecer, y van a ser realojados en unos pisos dignos y se acabaron los días sin electricidad, sin agua, sin paredes, sin alcantarillas, “los días de frío, los lodazales de días de lluvia y las condiciones infrahumanas”.

El pasado martes, “Fuenteovejuna” fue representada en la TNT y así las familias y amigas de las actrices pudieron ver su trabajo, algo verdaderamente emocionante y que daba pie a la confluencia en un espacio de diferentes “modos de ver la vida”, como ejemplo divertido, nosotros burgueses de hecho o espíritu llegábamos con nuestras entradas numeradas, todos en fila organizaditos, y los habitantes de El Vacie, se saltaban a la torera esos númenos “hija yo estoy embarazá y si allí hay otro asiento que mas dá, usted siéntese allí ¿no?”, anécdotas divertidas antes del empezar de la obra del choque de costumbres.

La obra empieza, las mujeres tienen aprendido su papel, han trabajado mucho, mujeres que no saben leer y escribir, pero se nota el inmenso trabajo que han realizado para que texto y movimiento vayan conjugados al pie de la letra, el verdadero reto está en dar frescura y verosimilitud a los personajes. Me parece todo un acierto que elásticamente las actrices se conviertan por momentos en coro y vuelvan a su personaje, ello da seguridad y calor a una actrices no-profesionales que luchan como jabatas por darle fuerza a cada una de sus palabras.

Las mujeres mayores, tienen una presencia escénica impresionante, simplemente se ponen en frente del público, como fuerzas de la naturaleza, se les nota la energía arrolladora, nos llenas de toda sus vidas, se masca vida, experiencia, sabiduría de calle, sufrimiento, alegría, nos atraviesan mil vidas en cada arruga de las actrices, no es solo estar, es cómo estar y Pepa Gamboa consigue que sus actrices nos atrapen desde el primer momento.

Es una adaptación peculiar y contemporánea de Fuenteovejuna, hecha con delicadeza y alegría, desde unos personajes muy especiales como son las gitanas de El Vacie, con una escenografía viva de ropa vieja, que sirve de escondite, de inspiración, de objetos que ayudan al baile, una lección de como la escenografía es parte viva y en contacto directo con la acción de los personajes, y por supuesto hablar de los dos actores payos que hay en la obra, cuyos papeles son representados por David Montero y , grandes actores que hilan y entrelazan la obra con maestría, dando palabra, mirada y movimiento a “Fuenteovejuna”.

Fuenteovejuna es emocionante, es emotiva, es alegría de vivir, es dolor, es un recorrido de vida, un modo de estar en el mundo, todos lo sentimos y por eso nos ponemos en pie ante este teatro necesario ante éstas mujeres inmensas que son esperanza, lucha y reto de la comunidad gitana, y a pesar del teatro en pie apladiendo a raudales, estás mujeres después se irán a dormir a su chabola, entre chapas, a la intemperie.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.