21 abril, 2024
Aquel primer concierto en La Estación impulsó a la banda a seguir, a no parar, y el Hoy es el único resultado posible. Así que Hoy podemos decir que tienen nuevas que contar. Hablamos con una banda a la que dan vida Fran, Alex y J.A. Hablamos con Bittersweet.

Fotografías por Nerea Coll

La energía que desprenden se respira desde bien lejos. Nosotros ya la conocíamos. Sin embargo, una trayectoria no muy larga -aunque suficiente- les separa de sus comienzos. Aquel primer concierto en La Estación impulsó a la banda a seguir, a no parar, y el Hoy es el único resultado posible. Así que Hoy podemos decir que tienen nuevas que contar. Hablamos con una banda a la que dan vida Fran (co-vocalista y guitarra), Alex (co-vocalista y guitarra), y J.A. (Batería). Hablamos con Bittersweet.

El trabajo duro y las experiencias han conectado dando vida a momentos únicos e irreversibles. Y de qué manera. Su gira Extranjeros -presentando su primer trabajo- les ha hecho viajar por diversos escenarios de nuestro país. Ahora, octubre de 2015, después de subirse el pasado 18 de septiembre al escenario de Granada Sound, sienten que es buen momento para seguir trabajando en lo que les apasiona. El reloj vuelve a sonar. Comprometidos con el nuevo material, se encuentran en un proceso de creación que estamos deseando catar. Nos reuníamos con la pareja ‘agridulce’ para charlar sobre las sensaciones que un festival como el Granada había provocado en la banda. Fran Montaño y Alex Fernández llegaban puntuales a Café Piola. Volvíamos a reunirnos de noche y en Sevilla. Lo bueno, nunca cambia.

8pistas: «Descubrimiento o manifestación de algo secreto, oculto o desconocido», así os definía el  pasado 7 de septiembre el Diario de Sevilla bajo el titular: Bittersweet, la banda revelación…

Fran: La entrevista, con respecto al Granada Sound, fue bastante completa.. Estuvo muy guay, nos tuvieron más de una hora al teléfono. Además, por separado.

Alex: Recuerdo que salía de un examen y vi en el móvil la foto de la entrevista, y encima con ese titular. Corrí en busca de un periódico. Y ahí estábamos, a página completa. Banda sevillana en un festival a nivel nacional, pensé. Festival que fue festival revelación en sus comienzos, aunque ahora esté bien posicionado.  Es curioso que haya vuelto a ser una banda sevillana -entre todas las que se presentan cada año- la ganadora del concurso. Al final, con ‘banda revelación’, suponemos que quieren decir que somos un grupo que trabaja y que las cosas nos están yendo más o menos bien. Al menos así lo entendemos nosotros. El hecho de que los medios se hagan eco de que existimos, es de agradecer.

Fernández, la parte más ‘Bitter’ y Montaño, la parte más ‘Sweet’… ¿Sí?

Con el tiempo no sabemos qué decirte, pero creemos que  el juego de palabras sigue un poco por ese camino.

¿Creéis que esa relación ‘agridulce’ está también encima de los escenarios?
Alex:
Es una cosa que hemos hablado muchas veces. En las temáticas de las canciones, pese a que hablaban de lo mismo, yo las escribía desde un punto de vista y él desde otro totalmente diferente. De ahí nacía lo agrio y lo dulce. Pero a la hora de los directos, yo incluso soy más dulce que Fran. Nos gusta que pase esto, deja mucha vía libre a la interpretación.

En los días previos al Granada Sound todo era una cuenta atrás, un querer ver los días volar… ¿Cómo transcurrió después ese tiempo sobre el escenario?

Fran: Si  te digo la verdad, no me acuerdo, pero de lo rápido que pasó todo. Es decir, recuerdo que estuvimos allí, pero nada en la vida se me había pasado tan rápido.

Alex: Hasta las siete de la tarde no fuimos conscientes de todo lo que había ocurrido. Aunque súper implicados y metidos en la experiencia, todo encima de ese escenario sucedió vertiginosamente.

¿’Fue rapidísimo’ es sinónimo de ‘Lo pasamos genial’?

Fran: Sí y no. Fue rapidísimo porque todo aconteció aceleradamente, pero los nervios también fueron determinantes. Estábamos nerviosos para bien, entiéndenos. Cuando te querías dar cuenta, sumidos en esa concentración en la que estábamos, todo había  terminado.

Alex: En algunos momentos no era consciente de casi nada, por intentar controlarlo todo, pero sí que es cierto que en ese escenario, de aquellas dimensiones, donde mirabas hacia delante y flipabas, todo se veía de forma diferente. Veías a Rafa a lo lejos, a su rollo, disfrutando, y entonces sentías felicidad pura.

El festival se presentaba como la oportunidad para que os conociera mucha gente… ¿Ha sido una verdadera oportunidad?

Fran: Lo cierto es que en cuanto a seguidores no existe demasiada diferencia. Centrándonos en el festival, la crecida no ha sido muy notable.

Alex: Desde que las publicaciones hablando de Granada comenzaran a funcionar de forma habitual, la típica cuenta atrás y esas cosas, debo decir que en las reproducciones se ha notado mucho. Pero, claro, el boca a boca tampoco lo controlamos. Luego allí había mucha gente que venía, se acercaba al escenario y te escuchaba, te conocía, aunque luego rotase. Al final, todo suma.

Ahí estaban Rafa Pachón y Mike de Genérica haciendo compañía…

Fran: La verdad es que lo de irte a tocar por ahí con dos amigos tuyos… Es increíble.

Alex: Ha sido nuestra primera vez en un escenario juntos, quitando los finales de conciertos que hemos protagonizado ambas bandas, en los que siempre hemos terminado todos encima del escenario y a lo loco… La verdad es que la relación  nacía extrictamente profesional, la realidad es que nos hemos hecho bandas hermanas. Y quizá Rafa ha pasado mucho tiempo con nosotros, tiempo más que suficiente para sentir su apoyo como persona y como músico increíble que es… Ha sido un placer que hayan tocado con nosotros.

¿Os sentisteis Extranjeros entre ese ‘cartelón’?

Fran: Hombre, cuando apareces allí, te ves ‘chico’. Luego los artistas sí que te tratan como si fueras uno más y todo adquiere un tono más normal.

Alex: No somos los primeros ni los últimos que van de nuevas a tocar a un festival. Ha sido una pasada. Desde el primer momento, te trataban como uno más. Como uno más tanto por parte de la organización como de los grupos.

¿Ha visto Bittersweet nacer algo en Granada? ¿Y morir, ha muerto algo?

 Alex: En Granada se cerró el ciclo de Extranjeros. Un ciclo que comenzaba en La Estación (Sevilla), tocando para nuestros amigos y familiares, sin tener si quiera idea de qué iba a pasar más allá de ese directo. Granada ha sido el punto y aparte. Ahora pasará mucho tiempo hasta que rodemos por salas. Más que nacer algo, al cerrar un ciclo y al vivir lo que hemos vivido, ha sido como que nos hemos dado cuenta de que este proyecto puede ir en serio y de que queremos que así sea.

Vamos a lo importante… Granada y sus modelitos, ¿Mucho tiempo delante del armario? (¿os vi tan guapos!)

Fran: Alex, la semana antes, estaba insoportable porque no sabía qué se iba a poner. Yo le decía: «¡Alejandro, una camiseta y unos pantalones!»…  Compré una camisa días antes por si acaso, cuando aún ni sabíamos si habíamos ganado. Si no, pues la usaba para salir, me dije… (risas).

Alex: La noche antes elegí la chaqueta con la que subiría a ese escenario (de mi hermana, por cierto). Aunque llevé como 12 camisas en la maleta. No tenía claro el modelito. Cuando volvimos me compré la misma chaqueta (risas).

Me citaba con vosotros hace unos meses en La Traviesa (Sevilla). Al terminar la entrevista, caminaba con la sensación de conoceros un poco mejor… Echando la vista atrás, ¿Conoce Bittersweet un poco mejor el mundo de la música?

Fran: Vuelvo a Granada, me es inevitable (risas). El hecho de tocar en Granada -un poco- el cielo no nos ha separado del suelo. Vamos hacia arriba, pero seguimos abajo. Seguimos con los pies en la Tierra. Sabemos que hasta que venga otra experiencia como la de Granada, va a pasar tiempo.

Alex: Con Granada hemos vivido un fin de semana en el Olimpo, pero esa no es nuestra vida, todavía tenemos que currar muchísimo. Sabíamos perfectamente que esa realidad no era la nuestra, pero nos ha venido muy bien. Lo aprendido siempre se recibe de la mejor forma posible.

Una juventud musical de cara a la galería… ¿Queréis sentiros jóvenes durante mucho tiempo?

Fran: Somos jóvenes, tenemos tiempo para seguir trabajando, pero no nos podemos dormir. Lo inexperto tiene que evolucionar si tienes una meta.

Alex: Lo bonito de vernos jóvenes inexpertos es bajarte del escenario y ver qué has hecho bien y qué mal, y hacia dónde quieres seguir. Todavía tenemos la sensación continúa de seguir aprendiendo, queremos perfeccionar todo lo que ofrecemos. Es verdad que el tiempo no nos aprieta, tampoco nos ahoga, pero es cierto que no queremos que la juventud se alargue durante muchos años. Hay que crecer, ser realistas.

¿Nuevas composiciones? Hace pocos días dabais la noticia en las redes…

Fran: Pues sí, comenzamos a grabar el 2 de noviembre. Lo haremos en Madrid, con los mismos productores que antes. Son 6 canciones, que todavía están en proceso de selección. Estamos metidos de lleno en ello.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.