23 abril, 2024
Su Yo más sincero conociendo al tuyo. Esa es la Música. El confensionario que todos hemos visitado y al que algunos nos hemos enganchado. El diario de otro sonando para ti. De esto va la cosa con Quintín Vargas, cantante y guitarrista de Los News, el que nos habla de Quentin Gas & Los Zíngaros, un proyecto donde el rock es flamenco y viceversa. La prueba: Big Sur, esas rarezas a las que te vuelves adicto.

Fotografía por Ana Mellado

Debes ser insuperable. Único en tu especie. Tú. Es la lección que aprendes con solo mirarle de lejos. Aunque de cerca asimilas mucho más. Las distancias cortas delatan y descubren, te cuentan lo que desconoces y siembran las dudas que no traes preparadas. Es viernes y estáis en Sevilla. Ciudad de ambos y de muchos más. Red House es el sitio elegido (por él) y quedan pocos minutos para las cinco. Mientras le esperas, alrededor, todos hablan creando un bullicio incomprensible que no termina nunca. Se nota que tienen tiempo de sobra. Ese mismo que transcurre cuando hablar con Quintín es lo único que quieres hacer.

Sí, él, Quintín, ese Vargas que quiso ser rockero mucho antes de saber cómo, te habla del ayer como si lo viviera hoy. <<Tengo mi propia teoría. Cuando yo tenía tres o cuatro años mi madre viajaba muchísimo. Pasaba largas temporadas fuera de casa. No nos veíamos prácticamente. Siendo franco, recuerdo mi niñez llorando. Lloraba bastante, supongo que porque estaba muy mimado y no quería separame de mi madre. Incluso le hacía chantaje para que no se fuera, pero nada, tenía que viajar, el trabajo se lo exigía. Mi padre por aquella época también trabajaba -recuerda-. Vivíamos en Lebrija. En sus ausencias me dejaban en casa de una amiga de la familia que tenía hijos mayores que yo y muy rockeros. Esta mujer podría haber tenido hijos amantes del flamenco, pero no. Escuchaban Europe, Aerosmith, Bon Jovi… Me los ponían y me encantaban. Me decían: ‘quillo , escucha esto, que es lo bueno, no el flamenco…’

Recuerdo que cuando estaba con mi madre hacía lo imposible para llamar su atención. Sabía que con el flamenco no lo conseguiría porque ni sabía (ni sé) bailar. De hecho, no me marco ni la típica pataita de las fiestas. Me bloqueo, no es que no sepa. Cuando llegaba mi madre, le decía: ‘mira lo que he aprendido’. Cogía la escoba a modo de guitarra y me marcaba el ‘Ni no ni no… Ni no ni no ni… Ni no ni no… Ni no ni no ni no ni…  Siempre que llegaba visita a casa, mi madre me pedía que hiciera lo de la escoba. Yo encantado, me gustaba hacer cosas y que me mirasen (reís)>>.

El cantante y guitarrista de Los News, grupo con el que en 2015 ha lanzado un segundo trabajo cargado de mucho desenfreno ( If We Don’t, Who Will?), hoy es reconocido también por Quentin Gas & Los Zíngaros. Nuevos sonidos con los que ha decidido aventurarse en un proyecto tan personal que, sin previo aviso, te enamora. No es para menos, acabas de escuchar una señora bulería en inglés. Para que te vayas haciendo una idea. Algo tremendo. <<Gracias. Me están haciendo entrevistas y yo siempre respondo lo mismo. Big Sur es experimental, por supuesto, pero yo no lo catalogaría como un disco experimental. Lo único que he hecho es coger canciones que compuse hace mucho y  que no tenían cabida en Los News.  De hecho, hay una que tiene quince años.  Lo que ha pasado con este disco es muy curioso. Yo quería hacer un disco recopilatorio mío. Grabé primero un ep y me di cuenta de que ya estaba grabando algo que me estaba diferenciando de la gente. Cosa que siempre he buscado. Creo que el artista tiene que encontrar su camino. Tarea complicada donde las haya.. Es casi imposible. Cuando estuve grabando el disco me di cuenta de lo que quería, encontré mi camino, por eso es así de raro. Hay una canción folk, luego flamenco, otra con rock. Por eso ahora, en marzo del año que viene, voy a grabar un segundo disco donde pretendo que se vea  el sonido puro de Quentin Gas & Los Zíngaros>>.

Fotografía por Ruven Afanador

Y en esas sigues. Atendiendo. Su expresión te deja claro que no quiere límites porque ama lo que hace. Y cuando amas lo que haces, lo haces desde dentro, muy de verdad y arriesgando. Es más, los saltos que protagoniza sobre los escenarios es una de sus mayores marcas. El salto de la victoria. «No hay límites, con el cielo no te chocas», le dices. Fun club es bajito. De hecho, con Los News, alguna que otra vez me he dado con la cabeza en el techo. Y sí, claro, tú tienes que intentarlo todo y hasta el final. Luego la vida, la sociedad, es la que se encarga de ponerte limites. Tú mismo no debes ponértelos.

Las circunstacias han propiciado que Quentin Gas & Los Zíngaros debute con Big Sur, material sublime que has tenido ocasión de conocer en directo el pasado 12 de diciembre en la inconfundible y sevillana Fun Club. Pero tú quieres saber más acerca de cómo el artista vivió el encuentro. Quieres seguir escuchándole. <<Maravilloso. Estaba un poco nervioso porque yo, ante todo, quería que saliese todo bien. Pero es un directo muy especial y muy difícil de poner sobre el escenario. En cualquier caso y pese a la complejidad, a medida que iba avanzando el show, pensaba que estaba saliendo todo estupendo. Muy contento, la verdad.  A la gente le ha gustado mucho. Las críticas creo que son buenas>>.

Pero antes de la Hispalense, Quintín Gas aterrizaba en Madrid para asistir al programa de Hoy empieza todo de Radio 3 y terminar sobre el escenario de FOTOMATON BAR. La visita a una ciudad que le acogía de escándalo. <<La entrevista con los chicos de Radio 3 genial. Se curraron una entrevista espectacular. Hicieron un popurrí de mis canciones bastante guapo. Toqué un tema, todo estupendo. Luego por la noche también muy bien en FOTOMATON, no mucha gente, pero genial>>.

El día de los enamorados andará por Roma presentando Big Sur, primera cita con un país que no ha visitado nunca. Aunque las expectativas no apunten por todo lo alto, será un viaje de provecho. <<La expectativas a nivel profesional no son muchas. No he ido nunca a Roma. Ni a Italia. Así que me encanta la idea de viajar para acercar y presentar Big Sur en un país que no conozco. La primera vez que voy y voy tocando. Suena genial. Cuando un grupo sale de su país por primera vez, siempre va a ver cómo la gente recibe su música. Vas a la conquista. Voy a intentar gustar>>. 

Para hacer todo lo que hace y de la forma en que lo hace, el tiempo libre juega las mejores cartas. O, al menos, eso crees cuando respiras la pasión en sus palabras. Ese chico que te mira mientras habla sigue recordándote (sin querer) que no hay muchos como él, lo que te hace disfrutar de la velada de forma especial. <<Lo dices porque sabes que estoy parado ahora, ¿no? (reís) ¿Quién te lo ha dicho? (reís otra vez). Es verdad, esa pregunta es buena, lo creo firmemente. Hay una frase que dice que: ‘Los trabajadores no pueden pensar y los pensadores no pueden trabajar’. De hecho, Big Sur ha nacido porque me quedé parado. Básicamente, estaba en Lebrija, sin trabajar y con mucho tiempo libre. Disponer de tiempo libre es importante para hacer arte. En la vida se puede hacer todo, pero yo no me creo que alguien que curre de ocho a tres haga lo mismo que yo. No. Gente que comenzó conmigo a hacer esto de la música  se ha quedado atrás porque en su día decidió tener una jornada laboral. Que es comprensible. Pero yo no quiero eso en mi vida. Sacrifico mi vida por lo que quiero. Ellos no pueden escribir canciones como yo las escribo, ¿entiendes?. Lo mío no es un hobby.

Lo malo del tiempo es que se agota. Siempre cuando más y mejor disfrutas de alguien. El silencio os separa de nuevo hasta mejor ver, que esperas que llegue pronto. No podías salir de allí sin averiguar qué podría pedir un chico como Quintín a los Reyes Magos de Oriente. <<Una novia (ríes). No… (rié)… Pediré trabajo, tanto con Los News como con Los Zíngaros>>.  Y tú que creías que lo de la novia iba en serio.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.