Sabor a New Orleans, de la mano de Nola Brass Band

No seas tímido, permite un torrente de energía recorra tu cuerpo y te haga sentir la necesidad imperiosa de moverse al ritmo que marcan estos ocho músicos de indudable talento y proyección.

Nola Brass Band forma parte de una nueva generación de músicos que mantienen vivo el estilo antiguo del género, dando un salto hacia adelante  a través de una mezcla con elementos de funk, R&B y jazz, creando una fusión que sirve de puente generacional.

Con su primer disco Back from New Orleans,  grabado íntegramente en directo, pese a no romper convencionalismos, logran imprimir un aire vigorizante a unas ya de por sí magistrales composiciones.
Su objetivo queda patente  en cada una de las 8 pistas que conforman su estreno discográfico, disfrutar y hacer disfrutar de un género en constante evolución que ha sufrido un resurgir en las últimas décadas.

Han conseguido un sonido fresco y dinámico que refleja con precisión la corriente actual de la escena de la música brass-band, en un modelo de trabajo acorde al ethos musical de Nueva Orleans: cada uno de los componentes sabe y es consciente de lo que están haciendo, con lo que hay cabida para dar rienda suelta a su imaginación y habilidad individual.

Mientras las trompetas y el trombón tejen un tapiz melódico que baila sobre unos poderosos riffs, se crea un consistente y enérgico híbrido que incita a todo salvo a quedarse quieto.

A su buen hacer en cuanto a términos musicales se refiere, hay que añadir el acierto en la selección de los temas elegidos para su estreno discográfico. Así, nos hacen disfrutar con temas como “Jesus On The Mainline” o “I’ll Fly Away” o “Just a Closer Walk with Thee“.

En cada una de sus interpretaciones, el contrapunto entre el saxo tenor y  el barítono es soberbio. Acompañados por el sonido burbujeante de la tuba y la batería sincopada hacen que las líneas melódicas se vean gratamente mejoradas con un acertado y exquisito uso de la improvisación.
Como prueba, la brillante interpretación del mítico “Iko Iko“, hit internacional en 1965 de la mano de The Dixie Cups, en donde se mueven con solvencia a través de una mezcla jazz con estallidos funk.

En definitiva, nos encontramos ante un disco serio y compacto que respira musicalidad pura.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...