El nuevo disco de The XX: cómo pasar de lo oscuro a lo brillante

the XXEl año ha empezado fuerte musicalmente, el grupo británico The XX ha estrenado disco, I see you después de cinco años sin publicar nada oficialmente como banda. Han llegado un poco por sorpresa y han conseguido llamar la atención de todo el mundillo.

Tras el discazo que se marcó Jamie (In Colour, 2015) ya se estaba subiendo un poco el hype, pero fue con el estreno de “Hold On” cuando se disparó completamente. Probablemente el tema más comercial del grupo, y no es para menos.

Jamie, Romy, Crofy y Oliver han vivido muchas experiencias tanto profesionales como personales durante estos años y les ha servido para plasmarlo en un disco que los va a lanzar más aún. Sus letras siguen hablando de temas románticos en su 90%, tienen los ingredientes perfectos para calar en el público, pero sin caer en los ritmos típicos o frases simples que se repiten una y otra vez, han sabido componer algo creativo y envolverlo de tal manera que sea aceptado comercialmente. Un gran trabajo.

Por eso no es de extrañar, y a la vez agradecer, que las emisoras españolas estén apostando por este disco y ya se esté escuchando en los 40. Muchos criticarán este salgo de la banda, pero que un disco venda mucho más que antes y aun así siga manteniendo su esencia, sus ritmos electrónicos y pop e incluso se vislumbre más positivismo y vitalidad no debería tacharse como algo negativo.

Quizás la carrera en solitario de Jamie y el hecho de que él produzca gran parte del disco le haya dado ese punto de luz al álbum, o tal vez las experiencias de sus componentes, como la superación de la muerte de los padres de Romy, que es lo que da forma al tema “Breve for you” o la adicción al alcohol de Oliver.

El grupo necesitaba evolucionar para no acabar repitiéndose en su mismo estilo y esa ha sido la clave, aun así mantienen la estética de siempre y no se vuelven ajenos a lo que han hecho antes, un tema que sirve como ejemplo de lo que son y lo que han sido es “Performance”, quizás la canción que más tiene de su rollo anterior. Sin embargo, “Lips” o “Say Something Loving” son ejemplos donde se puede ver esta evolución. Otro punto a mencionar en relación a esto es la voz de Romy, ha pasado de un susurro a un canto más tangible, mucho más despierto.

Reinventarse es lo que ha hecho que este disco sea uno de los que pueda marcar el año musicalmente y seguro les espera una temporada bastante prometedora en cuando a lo profesional se refiere.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...