26 mayo, 2024
Este viernes 19 llega el gran día, Joe Crepúsculo aterriza en la madrileña sala Ochoymedio (But) para presentar por todo lo alto su nuevo disco. Abrirán la noche y prepararán el fuego Tremenda Trementina y Travel Agent.

Ya tuvimos la suerte de poder disfrutar en primicia de algunos temas de su flamante “Nuevos Misterios” el pasado mes de Marzo, en el maratón de conciertos de la “Radio Encendida” que organizó Radio 3, donde le acompañaron sobre el escenario, a los coros, palmas y baile, nada más y nada menos que Solea Morente, La Bien Querida y Tomasito.

Y este viernes 19 llega el gran día, Joe Crepúsculo aterriza en la madrileña sala Ochoymedio (But) para presentar por todo lo alto su nuevo disco. Abrirán la noche y prepararán el fuego Tremenda Trementina y Travel Agent.

Para abrir boca, a la espera de esos “Nuevos Misterios” que sacudirán Madrid, recordaremos a continuación aquella noche apocalíptica que bailamos bajo una bola de espejos al son de Joe Crepúsculo, Alacrán y un tal Silverio… Y que nunca deberías haberte perdido… ¡Qué no te vuelva a ocurrir!

Madrid, 09/07/2014

Fotografías por David Pérez Marín

Hay noches que si no estuviste allí, por mucho que te cuenten lo que pasó no te podrás acercar ni de lejos… Y es que el pasado jueves rozamos el apocalipsis festivo en la madrileña sala Moby Dick. Estábamos avisados, en el cartel rezaba: “La noche de los adultos al límite”, y en el se alineaban tres nombres que ya olían a azufre y tequila… Alacrán, Joe Crepúsculo  y Silverio, un triángulo de las Bermudas en el que la madrugada se perdería sin remedio.

Joe Crepúsculo tarda segundos en inundar la sala de tecno pop ochentero y Alacrán, alias de Nacho Vigalondo, como un chamán poseído por el espíritu de la movida, se contonea y llama al jolgorio infinito. Y no hay nadie que no salte o baile como sino hubiera mañana mientras llueven temazos crepusculares como “Déjate llevar”, “Tus cosas buenas”, “Batallas de robots” (coreografía con gafas luminosas incluida), “La canción de tu vida”, “Suena brillante” o la genial “Mi fábrica de baile”. Canciones que poco a poco se van convirtiendo en himnos revestido de bakalao, reggaeton, cumbia o bossa nova, todo vale para que Joe Crepúsculo le de una patada a la luna y cuelgue una bola de espejos en el techo. Este trovador-techno amante del sonido Lo-fi y del surrealismo en general suena más brillante que nunca, y ha encontrado en Vigalondo el escudero perfecto para hacer bailar a molinos o gigantes por igual.

Y sí Crepúsculo y Alacrán han caldeado el ambiente hasta derretir el hielo de las copas, tardaría un parpadeo su Majestad Imperial (así se hace llamar) Silverio

en hacer hervir  hasta el último Gin-tonic. Sale al escenario y se desata la locura.

Cerrad los ojos e imaginaros a un Jim Morrison mexicano que dejó atrás su etapa de narco para cantar a diario en un psiquiátrico de las Vegas vestido a lo Elvis y la actitud de un Marilyn Manson con barriga cervecera poseído por la música electrónica… Sí, Silverio es muy grande.

Un show fresco y provocador desde el minuto cero: “No recordaba que los españoles fueran tan aburridos, así os va…”. A tumba abierta. Bailó, saltó sobre el público, se desnudó, escupió y lanzó bebidas mientras nos golpeaba con cada uno de sus hits: “Yepa, yepa, yepa”, “Perro”, “Gorila” o “Salón de belleza” (videoclip realizado por Vigalondo, única persona en la sala que le plantó cara durante todo el show e incluso sacó de sus casillas a su Majestad Imperial en más de una ocasión…).

Al final Silverio volvió a volar por los aires, perdió la peluca y se retiró habiendo ganado la batalla y la guerra.

Lo dicho, “si no estuviste allí…”. Además, ya lo twitteó “Alacrán”: “Lo que anoche pasó en la Moby Dick se queda en la Moby Dick”. Ya sabéis, para la próxima no volváis a cometer el error de perderos una fiesta como esta…

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.