23 febrero, 2024
Reaccionar con descaro cuando todo se derrumba puede conducir al nihilismo. Sea.

Hay una extraña sensación reconfortante al escuchar este EP de DeLarge. No, no se trata de que sus canciones sean reconfortantes. De hecho, se recrean en lugares incómodos, al menos líricamente hablando, si bien no necesariamente poco transitados. Se trata de una (Rock ‘n’ Roll) actitud, mil veces vista y, sin embargo, siempre bienvenida – cuando la intensidad es la adecuada. Estos cinco chicos no van a salvar el género, ni son el futuro del mismo (de hecho, parece haber cierta querencia no future), pero son capaces de sacarse de la manga otras cinco canciones compactas y diferenciadas, todas ellas desprendiendo frescura y energía y compitiendo por quedarse retumbando en tu memoria.

Así que la portada puede ser un poco desconcertante. No hay material aquí capaz de hacer colapsar una urbe moderna, sino hacer que el trago sea más llevadero. Nada curativo realmente, si acaso paliativo. Una mueca irónica, al menos, para cuando no quedan energías para la risa. No es poco, dados los tiempos que corren.

Pero pasemos al contenido: «Blanco fácil» abre fuego con un ritmo de batería simple -como toda su propuesta- y un buen trabajo a los coros, alternándose con la voz principal, de Antonio Pérez, que parece una versión reconcentrada de todos los chicos malos de instituto habidos y por haber. Muy efectiva para empezar. «La ley de los sucesos raros» está más matizada, aunque la coordinación falla al término de un solo de guitarra bastante facilón. La mejor canción es «Así amó Zaratustra», que va a por todas desde el primer momento y tiene una cierta madera de himno, con ese estribillo machacón y esos coros que suben para caer en una celebración del ruido por el ruido. «Miss Fahrenheit» resulta de lo más liviano e intrascendente, si bien eso no es necesariamente malo. La última de las celebridades citadas, «Billy Elliot», despide por el momento a este «grupo de rock sevillano» que juega un poco al despiste con su procedencia (¿Buenos Aires? ¿México? ¿Quebec?) de forma ligeramente punk, pero con contundencia y gancho innegables. Echadles un vistazo si podéis, no os arrepentiréis.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.