17 abril, 2024
Este disco es la última obra de Elpdíaz y Chico Amaro. Un disco real como la vida misma, currado y pensado a la vez que sincero y sentimental. Os aconsejo echarle varias escuchas

94 Brous

Roca Volcánica – autoproducido

Ha unos meses descubría casi por casualidad a este grupo de Lanzarote compuesto nada menos que por Elpdíaz y Chico Amaro. Y eso que el disco que tenía entre manos era su tercera obra “Roca Volcánica”.

Pero eso sí, desde el primer momento me cautivaron. Por varios motivos bastante evidentes si lo escucháis. Lo primero, sabeis mi debilidad por los raperos que no derrochan ego atacando al prójimo, la sutilidad en las letras es casi igual de importante que una buena base impactante. Normalmente los que escupen malas lisonjas sobre los demás carecen en gran medida de algo que mínimamente me sea atractivo. Pues las letras de 94 Brous derrochan cotidianidad, pero a la vez minimalismo sentimental y fuerza en el carácter.

Eso por un lado, por otro son los beats cuidados y desarrollados bajo la premisa de no alardear de material inédito y exclusivo, sino que por el contrario las instrumentales que firman  Jehf SlapsChucho Prod.R.SosaDowntown, ItsGoodBeatsRight Beat RadioMees Bickle y The Cratez son orgánicas, fluidas y en mayor medida downtempo.

Si a eso le sumamos las variopintas colaboraciones en nombres como Hymar, Jm, Rudo, Kmel, Tuto, Flecha Maldita, Shi, Souder y Calidah, nos encontraremos frente a un disco ecléctico, lleno de ritmos difusos y melodías adaptadas a cada personal. Es decir, un rap maduro, visto desde la distancia, pensado y carismático. No esperéis encontrar aquí locura y desenfreno, para eso ya está el dancehall, aquí vemos otra historia, más de tarde en la plaza, más de noches en vela, más de frases apuntadas en la libreta con prisa y con poca tinta.

Pero si analizamos un poco más cada tema la cosa ofrece mucho más del pequeño cuadro que os he pintado. Empezando por una intro a piano en la que se cuela casi sin avisar los tremendos scratches de Dj Skinny, y continuando con “Invierno”, el primer tema que escuché de estos tipos.

Lo que más me gusta de este tema es la base, a cargo de Chucho Prod. La trompeta queda genial marcando el tempo. Pero casi al mismo nivel esta la lírica, completa, compacta, real, sincera y triste, como la vida misma. Me quedaría con varias de sus frases pero no podría decidirme por ninguna, lo que demuestra el alto nivel exigido a unas letras bien tratadas y mimadas.

ItsGoodBeats mete un poquito de base soul a “Otra Liga” y este tema es justo lo que pretendía deciros al principio. No hace falta perder el respeto, ni vanagloriarse por metas conseguidas, por muy precarias que estas puedan parecer. Si se hace con estilo, con conocimiento de causa y con la elegancia que da tender una mano hacia los que acaban de empezar la credibilidad como grupo de alto nivel crece muchos puntos entre los oyentes. Pero curiosamente eso no se prodiga mucho en este país.

Para hacer material con cuerpo es indispensable volver la mirada hacia lo que se hacía antaño. “Vente a volar” es un revival sin llegar a ser un clásico, es un rápido vistazo atrás para pillar lo que más te guste y después mirar hacia delante para expresarte como te de la gana.

Tenemos el beat reggae de “Ponlo alto”, la crítica incisiva hacia la industria actual del hip hop en “Bajos ejecutivos” o la filosofía sencilla y algo simplista de “El tiempo que nos queda”. No todo iba a ser bueno, por supuesto.

Pero para la recta final del disco la cosa empieza a coger sustancia de nuevo, “Hablan de mi” representa la mierda que se mueve dentro de este estilo musical. No tengo muy claro si representa los estereotipos o sencillamente el mundillo nocturno que rodea la lírica incontrolada de un grupo de colegas ciegos por el rap.

Pero es con “Resurgimos” donde mi fe vuelve hacia estos tipos. Smooth beat con los parafraseos de Hymar que se deja llevar al tiempo que nos entrelaza en su shit con una facilidad monstruosa. Uno de esos temas perfectos para aprendérselos de principio a fin y recitarlos tal cual en uno de sus directos. De los de cerrar los ojos y disfrutar de todo esto, que para eso nos apasiona.

En definitiva, un disco real como la vida misma, currado y pensado a la vez que sincero y sentimental, como en su último tema “La luz”. Con la mirada oteando el horizonte pero con el rabillo del ojo puesto en lo clásico. Si bien hay temas que despuntan, sobre todo los de beats más orgánicos, el disco ofrece una gran variedad de momentos, perfecto para combinarlos como te de la gana.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.