Oriente y Occidente Inundan la Sala X

Fotografías por Ana Zanoletty

Por mucho que se programe uno el día, siempre hay algo que nos es inesperado. La noche se presentaba muy africana en manos de MdouMoctar, pero un ‘fallo’ (o algo así) de cierto representante, nos contaron de muy buena fuente, hizo que se presentaran sobre el escenario de la Sala X un nuevo grupo abriendo la noche. Su nombre, Gloria, y llegaron desde Francia con las mejores intenciones del Pop y algo de Rock de la Costa Oeste de Estados Unidos. Un análisis rápido nos llevó a pensar que eran una especie de The Mamas and the Papas, tal era la presencia vocal (sin pregrabaciones)  de las notas que salían de las tres cantantes. Las harmonías vocales, impecables, la guitarra, variadísima y brillante; con todo esto, tocaron alguna primicia entre los temas de su primer y segundo álbum. Pese a su edad, tal y como decíamos de Mooon hace poco, la profesionalidad y el buen hacer de estos franceses brilló con su psicodeliapop, que junto las inmaculadas voces del trío de chicas y las luces provocaron grandes momentos añadidos a la gran sorpresa de tenerlos allí sin noticia previa alguna. Poco sabemos aún de Gloria, sólo que ahora están en Brasil tocando, y que los queremos ver de nuevo.

Lo de MdouMoctar era otra cosa y bien distinta. Se veía que la gente venía preparada para el éxtasis de Rock de ritmos africanos. Cierto músico de renombre y cabellos blancos, estandarte de la fusión del Rock y la música andaluza no estaba allí por casualidad. Moctar se metió al público en el bolsillo de primera, para empezar, su presencia y la de sus músicos (¡véanse si no las imágenes de este artículo!), y primordialmente, por una música que a la vez sonaba exótica y familiar. La actual estrella del Rock Tuareg está viviendo una merecida época de fama, y no es para menos, porque podría tumbar a más de uno de tus guitarristas preferidos rápidamente. Su técnica vistuosísima a la guitarra, y sus canciones, mágicas, lejanas y cercanas hacen un todo que en directo, tal y como vimos aquella noche en la Sala X,provoca momentos de misticismo rock, sobre todo en sus momentos más rítmicos y potentes. Alejado de la doma del estudio de grabación, Moctar y sus músicos son una tormenta musical imparable, intensa y salvaje. Puedes acercarte a su música teniendo esto en cuenta, y sin olvidar que una faceta no desmerece la otra.

Otro triunfo (¡de lunes!) de la Sala X, una apuesta segura.

MdouMoctar y Gloria

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...