Mayte Martín en el Lope de Vega “impregnando el ambiente de un amor sincero y puro”

Mayte Martin 1

Fotografías por Esperanza Mar

Teatro Lope de Vega 14/02/2017

Acelerar y desacelerar el tiempo. Mirar dos décadas desde la perspectiva del trabajo con otros artistas y la soledad del ensayo eterno en busca de la perfección técnica y emocional. El tiempo, ese extraño ser que nos induce a locuras y parálisis de amor por igual.

Sin mediar palabra la poderosa voz de la catalana irrumpe en el silencio del teatro como un cuchillo afilado de hiriente sabor metálico. En estos primeros compases son las cuerdas  de los violines las que mecen nuestros pensamientos. “Soneto de amor” de Rafael de león con música de Mayte Martín.

Al hablar, por primera vez, nos confiesa que ella misma eligió esta fecha, 14 de Febrero, para la presentación de Tempo Rubato, porque en esta fecha tan señalada quería cantarle al amor y al desamor “en el fondo, un gran drama”.

Mayte Martin 7

Tempo Rubato es un proyecto que finaliza ahora, nos explica Mayte, pero que lleva gestándose 20 años como una especie de diario amoroso. Cosas que le han ido pasando en este tiempo que en vez de plasmarlas en un papel las ha dejado impresas en forma de canción. Aunque claro, nos asegura que “no debéis preocuparos ya que todo esto que yo canto, de seguro no os va a pasar”.

Acariciame por dentro” que aparece en el disco De Fuego y Agua, pero en esta ocasión arreglado para cuerda  y no para piano como ocurría en aquel trabajo junto a las hermanas Katia & Marielle Labeque

Mayte Martin 2El concierto comienza con protagonismo aplastante de los violines pero todo cambia de repente con “La mujer del pirata”, poema que “alguien importante” le dedicó para que ella musicara. Un cuento cuya protagonista era aquella niña que un día fue, que corría y no pensaba. Que jugaba con las estrellas en el jardín de su cama.

Una nana que nos hace acurrucarnos en nuestros asientos, acercar el cuello tiernamente a esa persona especial que invade nuestro espacio vital por momentos, haciendo nuestro mundo más interesante, nuestra existencia más plena.

Mayte en pleno esplendor vocal arranca desde la pena y el lamento un grito ahogado de pasión y amor por la vida. Suena irónico, ¿verdad?, pues eso es porque no la habéis oído cantar “Sus ojos se cerraron”, de Carlos Gardel. Pero, plena conocedora de su obra y la repercusión en los sufridos corazoncitos de los presentes nos vuelve a dar un poco de respiro con “Si te he visto no me acuerdo”.

Un tema que resumiría perfectamente con una de las frases que componen el texto: “Se desdibujo en el tiempo los momentos del amor y me doy cuenta que lo que un día lo fue todo le quita el tiempo valor”. Un canto al amor que se fue y a la esperanza del que le seguirá.

Mayte Martin 6

A estas alturas ya nos tiene completamente rendidos ante la sutil poesía de un corazón que habla a gritos desde el susurro más doloroso. Pero todo se puede ahondar aún más con la inestimable ayuda de Federico García Lorca. “Gacela del amor imprevisto” fue uno de los primeros temas que musicó y que ahora se presenta con quinteto de cuerda.

Y con la bulería “Música de mi locura” termina con la concatenación de temas “alegres”: Pero la frase “a ver si creéis que aquí hemos venido a divertirnos”, nos hace presagiar que eso va a cambiar pronto.

Me siento sin piel” y, sobre todo, “No me maltrates la vida” hacen que si cierras los ojos sea inevitable que no se te salte una lágrima o más de una, para ser sinceros. Los aplausos y los gritos de bravo y “vaya tela la Maytita” enmascaran un corazón apretado en un puño y un pecho oprimido que desea ser liberado.

Es tan profundo el sentimiento que recibimos que no podemos mas que reflejar una parte y devolverla al escenario impregnando el ambiente de un amor sincero y puro.

Mayte Martin 5

Imaginaos la escena: Mayte emocionada agradece un aplauso “que recordará para toda la vida”. Sin poderlo evitar se pone las manos en el pecho y se echa a llorar. La gente se levanta de sus asientos. El ruido de los aplausos ensordecen las palabras de la artista que entre cortes extiende a todos sus seres queridos, que la acompañan aquí esta noche, todo lo que está viviendo. Quizás hayan sido los 5 minutos más sentidos que he vivido en un concierto desde hace muchos años. Aun lo recuerdo y se me eriza la piel.

Acto seguido, momento para relajar el ambiente presentando a la banda: Dani Cubero, violín; María Sanz, violín; Bernat Bofarull, viola; Amat Santacana, violoncelo; Ximo Clemente, contrabajo; Pau Figueres, guitarra; Arnau Figueres, percusión y Joan Albert Amargós, arreglos.

 Para que no nos vayamos lloriqueando nos regala “Canción de amor” y “Antes de ti“.

Mayte Martin 8

Cuando un artista al despedirse besa y abraza a cada uno de sus acompañantes, predica con el ejemplo. Desprende cariño y eso se contagia. Tras más de 2 minutos de aplausos desenfadados y una tímida recogida entre bambalinas vuelve a salir para cantarnos un tema que compuso con sólo 25 añitos. Uno de sus primeros temas con el que nos desea que encontremos, si no lo hemos hecho ya, a esa persona especial con la que compartir la vida. “S.O.S.” Del disco Muy frágil.

Es inevitable llegar a casa y poner la música de esta mujer hasta bien entrada la madrugada. Dormirse acurrucado en su voz, soñar velado por una guitarra española, llorar por el amor que se fue sin que te vea nadie y sentir todo el calor del futuro que ha de venir en forma de besos y ventanas abiertas de par en par.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...