23 febrero, 2024
Escoltados por Gonzalo de Cos y los Herederos, los sevillanos son una realidad más que tangible en el escenario.

Fotografías por Manuel Bermejo

La noche del 16 de abril nos dejó más que encantados. La Sala X fue testigo de dos estupendas actuaciones. Primero Gonzalo de Cos y Los Herederos demostraron con su sonido de cantautor y banda que no hace falta hacer una actuación con la sensación de que estamos escuchando la misma canción una y otra vez. Canciones inspiradas, aderezadas con un guitarrista que viene de otros horizontes musicales, destacando y llamando la atención, y además, un saxofonista. Gonzalo y compañía tienen un EP de cuatro temas. Con poco que nos han ofrecido hasta el momento vemos promesa en ellos. Les seguiremos de cerca, y sabremos más de ellos, pero aquella era la noche de Turmalina.

Presentaban su primer álbum, Hasta que los Pulsos Paren, y era su primer concierto. Necesitábamos saber más, por lo que nos pusimos en contacto con Ángeles Jiménez, cantante (¡teclista y guitarrista también!) de la banda.

 photo 15_04_16_TURMALINAGDCYLH_8pistas_08_zpsyjmftoo7.jpg

¿De dónde viene el nombre del grupo?

Buscábamos algo que fuese original y a la vez que tuviese un significado positivo. Pensamos que para un proyecto que se iba a llevar muchas horas de trabajo, un nombre así sería lo mejor; algo fresco y que se asemejara a la música que hacemos.

¿Cómo surge Turmalina?

Surge en Sevilla. Todos veníamos de otros grupos y contactamos, probamos y nos gustó el resultado. No hay mucho misterio, solo ganas de hacer música y tocar.

¿Qué ofrecéis que no ofrecen otros grupos?

Lo que ofrecemos son canciones frescas, con fuerza, energía en el escenario, canciones de sensaciones, de crítica y de sentimientos. Ofrecemos al final lo que somos en forma de temas dejando a un lado muchas cosas que nada tienen que ver con hacer música. Nos gusta más disfrutar y hacer disfrutar que salir guapos en las fotos (aunque salimos guapos porque lo somos, no nos esforzamos).

¿Cómo definiríais Hasta que los Pulsos Paren?

Un disco con toda la ilusión de un primer disco, donde mostramos lo que hacemos y lo que nos gusta, lo que podemos ofrecer en un concierto. Las canciones que el disco recoge muestran muy bien la importancia que le damos a los matices de los temas, el papel que cada instrumento juega en la banda, la idea de banda que tenemos. Hay canciones para bailar, pensar, cerrar los ojos y disfrutar, para lamentarte por alguna mala experiencia (siempre con optimismo)… canciones para todos los gustos y de estilos distintos.

15_04_16_TURMALINAGDCYLH_8pistas_05_zps763k5ghd

De todos los temas, ¿cuál puede ser vuestro preferido?

No tenemos temas preferidos, tenemos temas para cada momento. Con algunos bailamos mientras los tocamos y con otros aparentamos que nos ponemos serios y nos metemos en el papel dramático que nos toca. Todos nos gustan, al final todos son hijos nuestros.

¿Quién se encarga de la composición?

Las letras del disco están compuestas por Pablo y por mí, pero la banda al completo se encarga de construir el tema. Sin una buena música la letra no tiene mucho que hacer. Al final la composición final es fruto de todos.

A la hora de estar en el estudio, ¿cómo os organizáis?

Siempre llevamos las cosas muy estudiadas, aunque se nos van ocurriendo muchos arreglos sobre la marcha. Es cuestión de organización, concentración, buen ambiente y de que cada uno sepa lo que tiene que hacer. Es el momento en el que ponemos toda la carne en el asador y eso nos encanta y a la vez nos hace sentirnos muy responsables con el trabajo que hacemos.

 photo 15_04_16_TURMALINAGDCYLH_8pistas_10_zpsv5rlsjar.jpg

Este “sobre la marcha” del que habla Ángeles es representativo de la lo peculiar de Turmalina. Esto provoca que lo que suena a brisa en el álbum se convierta en un huracán en el escenario. Eso fue lo que vimos y vivimos en la Sala X. El sonido domesticado del disco aparece desatado y natural en temas como, destaquemos, “Muro de Berlín” o “La Pareja del Año”. Con Jorge Mesa a la batería, Pablo Donato a la guitarra, Fran Rosado a los teclados y Alberto Santana al bajo, la voz de Ángeles suena alto y claro, con fuerza y sin desfallecer. La apuesta de Turmalina es original y no cansa. Difícilmente pueden parar los pulsos con la energía de la banda. Y este sólo es el comienzo…

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.