17 junio, 2024
Te hablamos de una banda sevillana de trayectoria más corta que larga. Eso sí, se encuentran en el mejor momento de la ola

El otro día ni paraba de casualidad ni se trataba de una cita personal. De nuevo una entrevista hacía que todo cobrara sentido. Los chicos de The Psycodelicats, después de recibir mi petición, me la concedieron. La verdad es que ambos fuimos rápidos, se notaba que queríamos conocernos. Y, sin ambiguedades, acordamos el sitio de encuentro.

La Estraza de Sevilla ya es en mi sitio preferido. Al principio sólo paraba cuando pasaba por allí de casualidad. Aprovechaba y me tomaba un café mientras admiraba esa fuerte personalidad que caracteriza al local. Pero luego, a medida que iba conociendo música y músicos, se convirtió en el lugar idóneo para llevar a cabo una buena -o una mala- entrevista. Su planta de arriba, repleta de fotografías y retratos que a muchos transportan a otra época y a otros sólo les parecen auténticos, también la adornan diversos objetos de otras vidas. Se ha convertido en el salón de mi casa, en mi cocina, en las escaleras más divertidas de toda la ciudad. Siempre que me acompañan músicos, no dudo en pedir permiso. Pero sus dueños, o sus camareros -que sé yo- ya saben a lo que voy. Preguntas, respuestas, conversaciones paralelas, cervezas, cafés, y música. Mucha música de por medio.

Ellos son Isabel García, Alejandro Moreno, Antonio López, José Manuel Elena, Francisco.J. Fernández, y Adrián Rey.

Te hablamos de una banda sevillana de trayectoria más corta que larga. Eso sí, se encuentran en el mejor momento de la ola. Hacen rock&roll y garage rock que les llega de diversos talentos y vivencias y cuyo resultado se asienta en un material que evoca los viejos sonidos de los 60’s y los 70’s. Una vez descubierto el qué ofrecer, lo están llevado a cabo por medio de una agenda que les ha tenido bastante entretenidos durante todo el verano. Las llamadas no han cesado y ellos no han parado de descolgar.  Su música ha llegado a Capitán Demo de Radio 3 cerrando el programa del pasado 14 de setiembre. Podéis echarle un oído aquí.

La cuestión es que hacen algo diferente, un espectáculo lleno de matices. Tan diferente que necesitan de un escenario más o menos especial para que su producto salga como es debido. Muchas horas de curro. Dos y tres días a la semana  dándole vueltas con tal de perfeccionar su trabajo, y eso sin contar las horas y horas conversando. En los bares, cuando ya parece que van a desconectar, ‘el grupo’ sigue siendo tema principal.

Parte de este párrafo me lo han narrado ellos, otra parte la he descubierto con tan sólo tenerles delante. Lector, te presento a The Psicodelycats.

8pistas: ¿En qué andáis metidos?

The Psycodelicats: (risas) Con bastantes conciertos, la verdad, y metidos de lleno en la creación del Volumen II con intención de que vea la luz dentro de unos meses. Y muy contentos, hemos ganado recientemente dos concursos de música… Nos encontramos en un tiempo de renovación, tenemos integrantes nuevos con nuevos enfoques, y estamos en el intento de dar un nuevo giro de tuerca a lo que hacemos, fortaleciendo ideas y puliendo todo lo que tenemos, trabajando duro para darle otro rollito.

¿Cómo os está recibiendo el público?

Cada vez mejor, recibimos muchas felicitaciones y buenas críticas. El espectáculo que ofrecemos -vestuario y baile incluídos-  está llegando muy bien a la gente que nos visita. Toda una satisfacción para nosotros.

Mucha gente nos dice que nos parecemos a los Blue Brother. Básicamente, interactuamos con el público mientras interpretamos nuestros temas. Intentamos que todo sea una fiesta, conseguir que la gente baile. Transmitir el rollo clásico pero con un toque moderno.

El pasado 5 de setiembre estuvísteis en Los Palacios (Sevilla)

Como concierto genial (muchas risas), hubo bastante gente, algo esencial para nosotros. Pero si el local no dispone de los medios y no cumple con las condiciones adecuadas, al final, el espectáculo no sale como teníamos pensado, y nos arriesgamos a que la gente disfrute menos. Si no estamos cómodos en el escenario, inevitablemente, ofrecemos un espectáculo de menor calidad. Lo que enseñamos no es lo típico y al no serlo, salen algunos problemillas que nos condicionan. Hemos llegado a un momento en que no damos todos los directos que nos salen, porque no todos los locales cumplen con unos mínimos en cuanto a medios. Un escenario pequeño, por ejemplo, a nosotros, que somos tantos y que nos movemos bastante, no cumple con nuestros requisitos. Pero la acogida muy buena, recibimos muy buenos mensajes y salimos de allí con una sonrisa enorme. Nos reencontramos, además, con público de Los Palacios que ya nos conocía.

¿Cómo decidís montar un grupo de estas dimensiones?

Todo comienza con nuestra vocalista, Isa… (Habla Isa) Algunos estábamos tocando antes en otro grupo. Estuvimos tocando en Fnac y en las cervezas de después comenzamos a plantear el tema de montar un grupo propio, nuestro, y bueno, con quién mejor que contar que con parte del grupo con el que ya estaba funcionando… De esto hace un año aproximadamente. A raíz de la proposición de montar algo nuevo, con otro estilo, reunimos la banda y comenzamos a componer. En junio sacamos nuestro primer EP, al que dan vida 4 temas y que presentamos a un certamen en Albacete. Quedamos primeros, lo ganamos (risas de complicidad)…  Luego también ganamos el que se organizó en Ciudad Real. Fue de maravilla.

Todo esto, los premios, la acogida, nos concede ganas inmensas de seguir trabajando.

¿Para cuándo el disco?

No tenemos idea de grabar disco, nos vamos a mover siempre con EP en la medida de lo posible. Consideramos que ofrecer 4/5 temas es mucho más consumible. Más cercano. Aunque lo que hacemos, exactamente, no son maquetas, grabamos en estudio con calidad de disco, pero el número de canciones es menor, lo que nos lleva a poder sacar nuevo material cada seis meses… Es una forma de servir la música que hacemos de forma fresca.

¿Por qué The Psycodelicats?

¿Contamos la historia real? (risas) Pues antes teníamos otro nombre, uno que estaba muy bien y tal, nos convencía, pero indagando nos dimos cuenta de que se trataba de un nombre que guardaba bastantes semejanzas con los nombres de otros grupos. Y ya que íbamos a sacar nuestro primer trabajo, decidimos crear uno nuevo. ‘Gatos psicodélicos’. Tiene su sentido, el tema del gato está muy asociado a la música rockabilly y a la psicodelia de los años 60. Es tan nuestro que gramaticalmente no es correcto, lo hemos inventado de principio a fin.

El logo es la caña…

Dándole muchas vueltas, queríamos mantener la imagen del gato (me lo enseñan al mismo tiempo que me regalan una chapa con el logo grabado, son geniales). El gato es nuestra mascota y parte del nombre que nos da vida. Somos seis gatos, como puedes comprobar (risas). A simple vista no parece un gato lo que se ve, pero todo el que esté vinculado con la banda sabe que la silueta está ahí.

¿Os atrae el universo festivalero?

Por supuesto, necesitamos festivales, somos una banda grande que necesita escenarios grandes. Están saliendo directos ya para el año que viene en algún que otro festival. Noticias, buenas noticias.

En tan solo un año habéis sacado EP y os habéis movido una barbaridad, ¿cómo?

Coordinación, ensayos, disciplina y conversaciones. Mucha toma de contacto, todos los integrantes ponen su montaña de arena, todos dan lo imposible porque el trabajo llegue a buen fin. En tan sólo un año no hemos parado de recibir mensajes positivos. Gente que nos dice que lo hacemos les parece una genialidad.

Próximos conciertos…

El 25 de setiembre estaremos en una sala nueva, Enclave, sala de conciertos y locales de ensayo, en Montequinto (Sevilla). Y en Halloween también en el mismo sitio. Estamos pendiente además de varios resultados de concursos a los que nos hemos presentado. De todas formas, queremos tiempo para pulir el trabajo que tenemos preparado… El show que ofrecemos necesita de horas de ensayo, créenos (risas), con lo cual, por el momento, el volumen de fechas cerradas está bien.  Más adelante será otra historia…

A los chicos se os ve muy bien peinados en los conciertos…

‘Suavesito’ es el responsable, una especie de pomada venida directamente desde tejas que utilizamos como gomina cuando nos caracterizamos en la previa. Creemos que hemos ganado los concursos gracias a ‘Suavesito’ (risas)…

Después de una hora de conversación, risas y jaleo nos tomábamos la última a pie de acera. Esa tarde tenía algo especial en el ambiente, había conocido a un grupo más. Nos despedíamos de los camareros levantando las manos -como debe ser- y cada uno tomábamos nuestro camino, ellos al local de ensayo y yo a ver si me encontraba a alguien por la Alameda.

PD:  Aquí podéis escucharlas todas. Yo, mientras transcribía, he puesto “Bloody Board” cuatro veces seguidas, y voy a por la quinta, que los números pares no me agradan.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.