Sara Baras: las diferentes estancias del alma

Sara Baras presentó el pasado viernes, 17 de diciembre, el estreno mundial de su nuevo espectáculo, Alma. La cita tuvo lugar en en el Teatro de La Maestranza de Sevilla, en el cual se agotaron las entradas en todas las funciones del fin de semana.

Alma es la nueva obra de Sara Baras y su compañía. El espectáculo —dirigido, coreografiado y guionizado por la bailaora— ha sido creado como «un abrazo enorme, donde el flamenco abraza al bolero y el bolero se deja abrazar por el flamenco, para hacerse seguiriya, soleá, caña, garrotín, bulería…». Sara se vio acompañada en el escenario de una banda de músicos excepcionales —con dos guitarras, dos voces, dos percusionistas y un viento (flauta y saxofón)— y de cinco bailaoras y un bailaor. A pesar de la incipiente lejanía que supone actuar en el espectacular teatro de La Maestranza, el equipo consiguió llenar ese vacío, transmitiendo cercanía y emocionando a un público que disfrutó cada instante.

Todos los detalles del espectáculo apostaron por una sencillez que sirvió para resaltar la maestría de sus integrantes. Una cortina en cascada separaba el escenario en dos espacios principales que guiaban al público —entradas agotadas— por los entresijos del alma de Sara Baras, quien buscaba rendir homenaje a su padre con la fusión de estilos. Como si hiciéramos un viaje del mar al cielo —de Cádiz al Paraíso—, los vibrantes colores pasaban del azul y la plata a la calidez del amarillo y del rojo: de las olas al sol, del anochecer al atardecer. También el vestuario —de un diseño soberbio— recordaba a la noche, a las sirenas, transmitiendo el movimiento y reflejando el espectáculo de luces, ya de por sí significativo. La iluminación apostó por focos directos que ayudaban a crear la ilusión de descubrir los distintos pasillos del alma.

Os dejamos por aquí los nombres de los magníficos integrantes del equipo de ‘Alma’, el nuevo espectáculo de Sara Baras. Todos hicieron posible que la magia llenara las tablas de La Maestranza (Sevilla).

En «un guiño constante», las elecciones melódicas giraron en torno a la fusión de estilos y a la presencia de canciones típicas del imaginario español. El silencio tuvo asimismo un peso especial. Apoyándose en los sonidos del propio cuerpo —el arrastrar de pies, el roce de los vestidos, del suelo—, Sara logró sacudir al público. Sobre las tablas, cada elemento —cada decisión— era en sí mismo una metáfora. Significante y significado danzaban entre tonos opuestos: el frío azul, la suavidad, la nostalgia; y el calor, la intensidad, la pasión (el amor que nos salva de la locura de la vida).

«Había nervios y muchísima ilusión», comentó Sara al final, dirigiéndose al público, «pero tengo la suerte de tener el mejor equipo». Tras el espectáculo y estas palabras, la bailaora aprovechó para presentar a sus compañeros a través de una divertida y cercana pachanga. Entre bailes, canciones y risas, fue precisamente el equipo quien adquirió el protagonismo, en un espontáneo homenaje de la artista a la compañía con la que lleva ya 25 años.

Y tenemos la suerte de tener un público como vosotros y eso no está pagao con ná.

Con un estilo elegante, lleno de claridad y de fuerza, Sara Baras sigue sorprendiendo con sus coreografías, sus zapateos y su gracia. Perfectamente apoyada por las escenas corales, Alma es un trabajo magnífico que destaca por la maestría impecable de sus integrantes, con Sara a la cabeza. Un espectáculo con el que la bailaora ha demostrado que la madurez de su arte sigue creciendo y teniendo mucho que decir. Un alma llena de estancias que dialogan entre sí: que nos elevan hasta el cielo.

Te dejamos aquí el enlace con el resto de fechas de la gira de Alma.

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Sara Baras (@sarabaras)

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...