14 julio, 2024
Perdido Godot, la nueva banda sevillana de pop rock, lanza su primer EP, Marina. Empezar cuesta, pero si se pone empeño al final las cosas salen. Y esto es lo que ocurre con su primer trabajo.

Los comienzos, por el simple hecho que implica empezar algo, ya son difíciles. El vértigo, el miedo a lo desconocido, la impaciencia por vislumbrar los resultados…Todo esto forma parte de cualquier proceso de creación, y cómo no, en la música no podía ser de otra manera.
En Perdido Godot, la nueva banda sevillana de pop rock, saben lo que se siente al enfrentarse a este proceso de creación; latente queda en su primer EP, Marina. Empezar cuesta, pero si se pone empeño al final las cosas salen. Y esto es lo que ocurre con su primer trabajo.
Pablo Vidal del Pozo (voz) Pablo García de Santa Ana (guitarra) Juan de la Oliva Aguilar (guitarra) Javier Picón Pérez (batería) Javier Camuña Correa (teclado) y Luis Sousa Payán (bajo), son los seis miembros integrantes de este nuevo grupo que lleva desde enero haciendo circular su música. Producido y masterizado por Rafael Pachón del Pozo, Marina es un trabajo bien rematado que nos adentra en universo, a veces, oscuro y tenebroso.
Empezamos y con las guitarras potentes y ritmicas del primer tema, “Reina del mar” nos dejamos envolver en el dolor que supone cualquier batalla. El rencor se hace latente en sus letras. El bajo y suena y comienza “Desaparece”, un tema con fuerza en el que se alterna el protagonismo de la voz con las partes instrumentales, formando un buen conjunto también cuando suenan juntos.En él se invita a huir de los fantasmas del pasado para afrontar todo lo nuevo que queda por llegar. Quizás sea porque es la más larga del disco, o quizás porque sea el canto más liberador de todos, el caso es que supone un punto de inflexión en el recorrido de los 5 temas.
A veces es necesario parar en mitad de algo, tomar aire y respirar profundamente para regresar con más energía. Esto es lo que ocurre en “Corazón en las tiniebla”.Es el tema más popero y deja de un poco de lado la parte rockera. “Una voz era poco más que una voz” y a veces el simple sonido de ella ya es mucho más que cualquier cosa.
Con los dos últimos temas, “Cuando rompe la ola” y “Naufragio” llegamos al final de este corto pero intenso viaje, cuyas guitarras eléctricas y sonidos candentes ponen el punto y seguido de lo que, seguro va a ser, una travesía larga y fructífera en la trayectoria de este grupo que apenas comienza.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.