16 julio, 2024
La gran explanada de La Fica, en la que tiene lugar el SOS 4.8, se muestra ahora como el campo de batalla tras una apocalipsis zombie.

S.O.S. Festival, 1/05/2015

Fotografías por Elena Gato

La gran explanada de La Fica, en la que tiene lugar el SOS 4.8, se muestra ahora como el campo de batalla tras una apocalipsis zombie. Con el final de Satellite Stories (que arrancaron a las 3 de la mañana, ay) la muchedumbre comienza a desplazarse entre un mar de residuos de lo que un día fueron vasos de cerveza y envases de comida. No obstante, aún queda una gran cantidad de público con cuerda para rato y oferta de sobra para saciarla que, a estas horas, puede que aún continúen entregados a la causa.

Nuestro día comenzó, como no podía ser de otra manera, con el esperadísimo Xoel López. Al gallego le pegaba el sol de cara y la piel le subía tonos conforme avanzaba la tarde. Pero no hay ocaso que pueda hacerle sombra a este “hombre de ninguna parte”. Además de Atlántico, Xoel dejó asomar alguno de los nuevos temas de Paramales, como “Yo sólo quería que me llevaras a bailar“, para el que no tenemos más que halagos. Le daba empaque y a nosotros sensación de estar en casa, la presencia de Miguel Rivera. Cómplice y haciendo maravillas con la guitarra, el sevillano y el coruñés hacen un tándem perfecto.

La ruta incluía no perderse Bigott, que justo seguía en el Escenario Radio 3. Concierto cómodo y de público selecto, ya que en aquel momento la gran mayoría se desgañitaba con Supersubmarina en el escenario principal. Rock melódico y de calidad con algunos destellos eléctricos.

Se acercaba el momento estelar de la jornada. Comenzaban a tomar posiciones los incondicionales de Morrissey casi dos horas antes del show y optamos por acercarnos al Escenario Jaggermaister, en el que los murcianos Crudo Pimiento daban buena cuenta de una propuesta singular y ruidosa.

Pero el deber reclama y el señor Morrissey asomaba ya la patita por debajo de la puerta. Tremendo concierto y tremenda la actitud de los cientos de seguidores que coreaban al pie de la letra cada uno de sus temas (especialmente los más antiguos). Con la explanada repleta de cabezas hasta donde daba la vista, sonaron “Meat is murder”, “Everyday is like Sunday”, “First of the gang to die” o “Certain people I know”. A todas luces, un Mozz en plena forma.

Y ya más que cruzada la media noche le tocó el turno a Palma Violets, de nuevo en Radio 3, antes de que Metronomy pusiera patas arriba el escenario Estrella Levante. Sobredosis de baile que enganchó con The Vaccines y dio en la puntilla a través de unos divertidos Satellite Stories.

Agotados acabamos retirándonos y es que mañana aún queda mucha madera por quemar. Empezamos a las 14.00 horas con los Fresones Rebeldes en la Plaza de la Universidad. Permanezcan atentos, seguiremos informando.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.