18 abril, 2024
El Viernes pasado el ciclo cardioide llevó a la Sala la Calle una propuesta ecléctica, tres bandas muy distintas entre sí pero con una cosa en común, una capitana al mando.

Fotografías por Aurora Revolver

No tengo mucha idea de física, pero la noche del viernes asistí a una masterclass donde aprendí las nociones básicas.

La cardioide es una curva semejante al dibujo de un corazón

Iseo viene de Pamplona pero suenan a toda la geografía mundial. Su voz puede recorrer el energético «ByeBye Billy«, llevándonos al desértico oasis pop que necesitábamos para secarnos los zapatos en esta noche de lluvia o devolverte a una selva de sonidos húmedos con la tribal «The Truce» que vuelve a mojarnos los  huesos. La sinergia entre la línea rítmica y la voz es tal que a veces se confunden sus funciones, no se sabe de dónde proviene cada ruido y ese desorden leve, sutil y elegante te lleva de canción a canción sin que te des cuenta y hay quien no puede evitar dejarse llevar con los ojos cerrados. Suenan a los Belle and Sebastian más oniricos, a The Cramberries con un tequila sunrise encima y sin dramas, e incluso a veces a Amy Winehouse si en Inglaterra alguna vez se viese el sol.

Con el puño en alto y dedicado a todas las mujeres que luchan por la igualdad en la música se erigió sensual y guerrera,«The Wolf» una joya oscura y constante, una perla ensangrentada que se saca brillo a sí misma. Con la versión cargada de cromatismo blues de «You Make me feel» de Michael Jackson saco de la sombra al público y los puso a bailar, para meterlos de  lleno en una explosión tropical con adictivos toques de bossa nova, con una oda al amor resplandeciente en francés y  con toques de cumbia elegante y ácida,incluida. Para acabar r&b puro para el alma, fino, quebrador «Last night» deja el sueño del ritmo en la garganta de quien están escuchando.

La cardioide envuelve los rayos de luz.

Lo convierte todo en oscuridad pero los rayos que escapan de su clemencia son los que verdaderamente socavan el pecho.

Núria Graham, es una de esas artistas que van diez pasos de gigante por delante de los demás, estratosférica, de otra galaxia pero treméndamente humana cuando explota sus vísceras y deja al público perdido de sangre. Solo ella , su guitarra, un teclista y un batería fueron suficientes para el viaje cósmico. Compararla con PJ Harvey sería un halago superficial y forzado, tiene una entidad sonora que vale por si misma.

El stoner delicado de «Birdy Eyes», los sutiles pero ásperos arpegios guitarreros de «Collage» y la batallera e inesperada versión de «Toxic» de Britney Spears desenmascaraban todos los lados de este poliedro musical que tanto vértigo da. Canciones como «Miánigues» te perturban los huesos, es un robot descubriendo a Dios y a la vez la muerte de toda divinidad. La catalana conquistó al público en su primera actuación en Sevilla no con los pies, no hubo saltos pero si turbulencias internas que haciendo caer aviones y naves espaciales, haciendo sentir a los presentes fetos derretidos que quieren volver a la vida. Para catalizar todo lo vivido una nana oscura pero catártica,«You Fall Asleep So Easily», diez minutos de trance esta vez suave y exquisito. Como punto final, para aligerar peso, la contundente y casi punk «I’ll be there» para devolver la energía y las ganas de saltar a la trastornada audiencia.

La cardioide es una curva ruleta… 

Que no para de girar.

Borneo devoró al público de la sala con su pop vitamínico sin pretensiones. Estaban en casa y se notaba por la soltura con la que Chío Abbad y los suyos encandilaban a la audiencia canción tras canción, animándola y revolucionándola cada vez más. Desde el temazo constante y bélico «Sincronía», que suena a persecución y la mutante «Vacaciones analógicas». «Hagan sus apuestas» junto a la vitoreada cantautora Adriana Moragues fue uno de los momentos más emocionantes para los oyentes  que disfrutaron con la piel esta melódica pero atronadora canción. Con «Himnos de Verano» se cerró la noche entre pistones y bailes con confeti incluido que animaban a dejarse llevar por la vitalidad de la noche hasta el comienzo del día.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.