16 julio, 2024
La música clásica ha sido ampliamente usada en multitud de películas desde la invención del cine, y la Orquesta de Mujeres Almaclara-Inés Rosales nos hizo una visita guiada por algunas de ellas.

Sala Chicarreros. 9 de junio de 2016

Fotografías de Remedios Malvárez

La música clásica ha sido ampliamente usada en multitud de películas desde la invención del cine, y la Orquesta de Mujeres Almaclara-Inés Rosales nos hizo una visita guiada por algunas de ellas.

A veces por motivos de narración, o por simple capricho del director, se prescinde de la banda sonora original a favor del uso de música preexistente. Stanley Kubrick por ejemplo, usó a los clásicos reiteradamente en muchas de sus icónicas películas, que ya forman parte de la historia del cine. La Orquesta Almaclara-Inés Rosales quiso homenajear este concepto interpretando diversas obras de grandes compositores que hemos tenido la oportunidad de escuchar en la gran pantalla.

Son una orquesta atípica, integrada exclusivamente por mujeres, y todas ellas tocan instrumentos de cuerda: violín, viola, cello y contrabajo. Su directora, la cellista Beatriz González Calderón, es la creadora y artífice de esta formación femenina de músicos profesionales con una elevada formación y experiencia a sus espaldas.

A pesar de ser una calurosa tarde de miércoles, la Sala Chicarreros de la Fundación Cajasol se llenó de un público ávido por dejarse llevar por la música de esta singular iniciativa.

Comenzaron a modo de obertura con el conocido “Lago de los Cisnes” de Tchaikovsky, que sonaba en “Billy Elliot”. Una pieza que reúne un amplio abanico de registros, y que fue perfecta para apreciar el calibraje del sonido de la orquesta, que sonó desde el principio con mucha intensidad. El “II movimiento de la Sinfonía nº9” de Dvorak que ejecutaron a continuación, despejó las dudas sobre si íbamos a echar de menos algunos instrumentos de la orquesta de estas famosas páginas. Y es que la reducción que ha sido necesaria para trasladar estas complejas obras orquestales a una versión solo para cuerdas, ha sido minucioso, muy inteligente y efectivo.

Con el “Brindis de La Traviata” de Verdi – que aparecía en “El Padrino” – consiguieron alcanzar un vivaz lirismo que arrancó los primeros bravos de la noche. Es posible apreciar cuando un músico disfruta tocando; y estas chicas, aparte de interpretar de forma impecable y minuciosa, también saben divertirse mientras lo hacen.

En el programa se iban alternando sabiamente piezas más serias y complejas con otras más ligeras y conocidas, intentando huir de la monotonía y ofreciendo a los oyentes neófitos la oportunidad de disfrutar y descubrir a partes iguales. Algo que pudimos comprobar a juzgar por el entusiasmo con el que se recibían por ejemplo el famoso Waltz de Shostakovich que popularizó la película “Eyes Wide Shut”, o la “Obertura de Guillermo Tell” de Rossini, que se usó en “Armageddon”.

La “Danza Húngara nº5” de Brahms fue otro de los puntos álgidos, donde pudimos observar como los dedos volaban por los trastes de los instrumentos con brío y decisión.

A destacar la vigorosa exactitud y sensibilidad de la concertino Yolanda González, que conseguía dibujar con su violín las melodías de sus solos con una definición impecable. Junto a la propia directora Beatriz González al cello, eran los pilares que llevaban el peso de las líneas melódicas más importantes en los momentos puntuales de varias de las piezas.

Se atrevieron incluso con la conocida “Lacrimosa” del “Réquiem” de Mozart, donde consiguieron condensar toda la fuerza y majestuosidad de esta obra magna, alcanzando altas cotas de solemnidad sustituyendo a los coros por la cuerda, ofreciendo una nueva dimensión de esta clásica partitura del genio de Salzburgo.

En definitiva, estas virtuosas consiguieron ofrecer un exigente y original recital para todos los públicos, íntimo y didáctico. La Orquesta Almaclara-Inés Rosales demostró una vez más su profesionalidad y madurez artística; y desde aquí les deseamos mucha suerte a estas valientes para que sigan rompiendo lanzas. Ojalá en el futuro nos sorprendan con un programa integrado por obras de compositoras olvidadas injustamente por la historia, solo por el hecho de haber sido mujeres.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.