18 junio, 2024
La Celestina ha demostrado todo el poder del teatro para hacer viajar a nuevos mundos y cuando volvemos algo ha cambiado.

Fotografías promocionales

Se esperaba con ganas esta Celestina de Jose Luis Gómez, así que todas las plazas agotadas y el Teatro Central luciendo sus mejor expectación para recibir buen teatro, y no salimos defraudados, ni mucho menos, salimos extasiados esa es la sensación que tenía cuando camianaba de nuevo hacia Sevilla, el estado en el que te sumerge la obra es de una calma extraña, como de haber estado durante dos horas y media en un lugar fantástico, así es el teatro señoras y señores.

Empezó la obra y los actores declamaban y yo no soy muy amigo de este modo de hacer teatro, pero la verdad es que cada vez que veo una obra de nivel, la disfruto enormemente, no declaman cantan, recitan poesía, es como una coreografía de voz, y cuando ese voz, ese texto va unido a acciones justificadas y a una emoción que los acompaña porque no puede ser de otro modo, hablas porque sientes, entonces el teatro se hace grande y no importa si se declama, si es contemporáneo o si es realista, entonces el teatro estalla en arte, en conexión con el público y todos vamos juntos cabalgando por emociones, atmósferas, dolores y deseos… que me gusta el teatro joder!!.

La atmósfera cuidada al milímetro, a pesar que la estructura de hierro de escaleras y pasillos que hace de escenografía fija no me convencía, había otra escenografía humana de los propios actores que no estaban en la escena principal, que con sus movimientos, su estar y su no-hacer haciendo en escena daban una atmósfera especial, que nos llevaba con exquisitez por las diferentes escenas de esta obra maestra.

Los actores están geniales, todos, especial mención a José Luis Gómez que encarna a Celestina, y da una lección de teatro, engancha con su estar simplemente y conecta emocionalmente todo lo que dice, algo mágico, no se espera menos de Jose Luis Gómez y todo el elenco ya que El Teatro de la Abadía tiene fama de ser el espacio donde más y mejor se cuida la palabra, el texto, la prosodia y todo lo que tenga que ver con la voz, es la catedral del voz en este país. Mención especial a Diana Bernedo (Lucrecia) con un papel muy difícil, ya que pasa mucho tiempo en escena sin decir palabra, acompañando a su dama, y que en todo momento está en acción, escuchando, reacciónando, sintiendo, brutal su estar sin hacer más de lo necesario, me encantó, aprendí.

Celestina demuestra que la palabra es acción, la palabra se envía, se dice porque hay emociones que estoy sintiendo que me llevan a hablar y provocan en el oyecte una reacción, sino la palabra está muerta y eso lo saben muy bien estos actores.

La Celestina trata de dos temas centrales en el ser humano amor y dinero, y que llevan al ser humano a vivir grandes emociones y tristes pasiones, avarícia, odio, envidia, alegría, placer, confianza, todo pasa por la obra y su público, con la propia Celestina como hilo conductor de las tramas secundarias y la trama principal, embaucadora, arriesgada, valiente, honesta y mentirosa al mismo tiempo, todo es Celestina, y todos la escuchan para bien o para mal, porque para todos tiene algo que ofrecer y a pesar de saber de su fama de charlatana, todos toman lo que ofrece, así es la vida, y Celestina es quien mejor se mueve en ella.

Y tragedia, mucha tragedia, porque ¿así es el ser humano?

Por cierto, el Central tiene una de las programaciones más potentes de España sin duda, así que quien no va, algo importante se está perdiendo.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.