18 abril, 2024
Cerrábamos la entrevista en menos que canta un gallo. Quizá fuera producto de mis ganas de sentarme con los Groove On Woods en la incomparable e inconfundible La Estraza de Sevilla, o quizá nada de eso tuviera que ver y las cosas salieron como salieron porque estaban predestinadas a ello.

Cerrábamos la entrevista en menos que canta un gallo. Quizá fuera producto de mis ganas de sentarme con los Groove On Woods en la incomparable e inconfundible La Estraza de Sevilla (C/ Feria), o quizá nada de eso tuviera que ver y las cosas salieron como salieron porque estaban predestinadas a ello. Quién sabe. Pero allí estaba, esperando con un refresco de cola derritiéndose en la sombra a la formación que pondría música a la tarde.

Minutos adelante le quedaba tan poco a mi refresco que ni por mucho optimismo podría haberlo visto medio lleno. El caso es que me disponía a pedir el penúltimo cuando aparecía por buen camino (procedente de La Alameda) José Luis, bajista de Groove On Woods con el que nunca había estrechado manos y del que había recibido muy buenas opiniones. Desde luego que simpático parecía. Hoy sé que lo es.

Groove on Woods, banda de origen sevillano que ha ido sumando incorporaciones desde 2009 hasta 2015, año en que le ponen broche con cuatro profesionales de aupa: de la guitarra y de la voz se encarga José María Miranda, el bajo lo toca José Luis de la Vega, la guitarra es cosa de Miguel Ángel Asencio (la última incorporación), y Joaquín Andrés Corrales es dueño y señor de la batería. Y entre todos lideran un proyecto que navega por el pop-rock y el folk casi a partes iguales, sin olvidar la referencia a otros estilos como pueden ser el blues, el jazz o el funk.

8pistas: La verdad es que sí, que me encuentro con muchos grupos donde se repiten las caras. Un guitarra en tres bandas diferentes, un bajista por el estilo…

José Luis: Sí, sobretodo, el batería es el típico instrumento que está pluriempleado siempre.

¿Qué planes teníais para la tarde que no fuera esta entrevista?

José María: (risas) quería cocinar un pan que me lleva cuatro horas de preparación. Ese era mi plan, cocinar un pan esta tarde. Es un encargo (risas).

¿En qué momento os encontráis como banda?

JS: estamos en un momento bastante bueno, llevamos con el proyecto desde 2009, cuando José y Joaquín comenzaron a darle movimiento. Y como banda en sí  desde setiembre de 2011. Desde entonces hemos pasado por muchas etapas. La primera época fue muy interesante: muchos conciertos, buena acogida, avanzar muy rápido, un no parar estrepitoso… Etapa que se quedó parada de manera muy abrupta porque, tanto José como Dani, marcharon a estudiar al extranjero (Dani directamente no volvió, se quedó fuera de Sevilla). Cuando José volvió – allá por el 2013- retomamos esta actividad como trío José, Joaquín y yo al bajo. Y desde 2013 hasta tenemos mucho que contar.

Ahora hemos encarado una etapa increíble, hemos fichado a un guitarrista muy grande, nuestro compañero Miguel Ángel, un 2015 que está siendo satisfactorio. Estamos recorriendo un camino casi igual de importante que el primero: con la  promoción de nuestro EP e intentando grabar el segundo… En los últimos meses el grupo ha avanzado mucho. Nos encontramos en un momento muy ilusionante.

La acogida de vuestro primer trabajo, Framework, ¿podrá permitirnos escuchar pronto vuestro segundo EP?

JM: estamos grabando nuevo material, con el que comenzamos en febrero, la idea era haber ido más rápido, pero hay muchos factores que condicionan a los acontecimientos. Intentamos aplicar a este proceso de grabación aspectos que aprendimos del anterior. Y precisamente por eso, porque somos más exigentes gracias a la experiencia, nos está llevando más tiempo. Los temas que tenemos entre manos son muchos más complejos de grabar, cosa que merece que vayamos con calma.

En 2009 se fraguaba el proyecto como banda, ¿notáis alguna diferencia entre el Hoy y el Ayer?

JM: el público, el volumen de público. En 2009, cuando comenzamos Joaquín y yo, recordamos tocar para un público reducido compuesto, en su mayoría, por familiares y amigos, y poco más. La diferencia entre pasar de aquí a tocar en un festival como puede ser el Trebufestival representa para nosotros un gran punto de inflexión. Hoy nos sigue resultando sorprendente cómo se acerca gente en los conciertos a darnos la enhorabuena. Gente que no conocemos de nada, ¿sabes?… A día de hoy aún no me lo creo.

Y en vuestro estilo, ¿podríamos hablar de evolución?

JL: sí, creo que mucha. Al final, los proyectos musicales, se ven como un equilibrio. Tienes dos piezas y cuando metes una tercera, alcanzas un equilibrio nuevo… Por lo tanto, no sonamos igual que en 2013. El sonido ha vivido una evolución.

Aunque los grupos evolucionen, ¿cuál es vuestra esencia?

Groove On Woods: La cerveza (risas). Sí, la cerveza une mucho.

JL: hay una característica muy notable, José, que es la persona que compone. Las melodías principales vienen de su parte, lo cual hace que nuestra banda tenga una caracteríitica muy marcada. También el hecho de que tenemos muchas canciones donde la guitarra acústica tiene una función muy líder, por eso muchas veces nos asocian con un estilo folk, cosa que no nos importa, pero es cierto que si te asocian a un estilo del que te terminas desmarcando la crítica también existe. Y luego la etiqueta de optimismo  -que nos pone el público y con la que hemos jugado-, nuestros temas intentan trasladar al público sensaciones positivas. Somos muy vitalistas, no podemos negar que muchos temas, sobretodo de nuestra primera etapa, van por esa línea.

¿De qué manera reina la armonía en la banda?

JM: teniendo en cuenta que tenemos a un nuevo bebé en el grupo, el guitarra (risas), tenemos que estar más unidos que nunca. Yo me lo paso especialmente bien dándole vuelta a los temas y viendo qué se puede hacer con ellos.

JL: el ambiente dentro de la banda a nivel personal es bastante bueno. En los últimos años he pasado por muchos proyectos en los cuales, en general, he vivido buenas experiencias, pero aquí prima la diferencia entre los componentes: la diferencia de edad es importante, procedemos de formaciones muy distintas, somos personas que sin Groove On Woods quizás nunca nos hubiésemos conocido y, sin embargo, en lo personal todo funciona también de maravilla. Por eso me ilusiona el proyecto desde un punto de vista personal.

¿Qué hicisteis en el día de la música?

JL: no hicimos nada, estuvimos planificando cosas para este verano y buscando bolos para agosto y setiembre. El problema que tenemos es que nosotros como banda no tenemos sello, somos el típico «háztelo tú mismo», el tiempo no nos sobra. Bueno, estuvimos en la calle viendo a amigos tocando, eso sí.

JM: de todas formas, el Día de la Música es todos los días (risas).

Hace unos meses pasabais por el RENOfest (en Malandar) y desde 8pistas, mi compañera Elena Gato escribía con gusto acerca del evento y de vuestro paso por él como anfitriones: https://8pistas.com/adios-al-invierno-y-a-los-cuernos-con-renofest/

JL: la experiencia fue impresionante. En realidad lo de RENOfest comenzó como una pequeña broma, un evento que hacíamos a veces entre amigos y con el que este año hemos decidimos dar un poco el salto y hacerlo un poco más en serio. Contactamos con una sala seria y con bandas serias, como fueron todas las que participaron en el festival. La experiencia ha sido tan positivia que el año que viene lo vamos a volver a programa seguro. Estamos planificando ya. Nos gustaría poder ser capaces de ofrecer y mostrar a bandas que nos son las mismas que se mueven siempre por Sevilla. En la medida de mis posibilidades querría intentar cambiar ese enfoque y lograr que en la escena musical sevillana, al menos por nuestra parte, se saque a la luz el trabajo de bandas emergentes.

¿Por qué cantas en inglés?

JM: porque la música que más me ha atraído desde pequeño ha sido el inglés. Siempre me ha resultado más fácil expresarme en inglés. Con el inglés tengo más libertad a la hora de decir cosas que con el castellano nunca me plantearía. También todo lo que me permite la lengua hacer con la voz es condicionante, dispongo de más recursos. Sí, me siento cómodo, no veo cerca hacer algo en castellano, ni en alemán (risas).

Planes de futuro, conciertos a la vista…

JL: en ese sentido tenemos algunas cosillas. Vamos a hacer bastantes conciertos por toda Andalucía. Todo lo podrán encontrar en nuestra web dentro de poco (www.grooveonwoods.com) Será un verano movidito. En Setiembre formaremos parte de un festival en Mairena, el De LUNA Festival. Igualmente estamos, como te decíamos, con la grabación del segundo EP, en el que trabajamos duro.

Dos minutos más de buena presentación entre José Luis y yo y decidimos «subir para arriba» (nuestra expresión por excelencia) y esperar a José María en la segunda planta del local, desde donde las vistas se convierten en un exquisito manjar. Aparecía el vocalista y todo lo que acabas de leer tomaba comienzo.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.