17 junio, 2024
Siempre que he cogido la guitarra, consigo que aunque sea por un momento, en mí se solucione todo. Puede ser porque tocando me desahogo, porque compongo algo que me hace sentir bien; por escucharla... La música me soluciona.
Fotografía por Marta García Larios

Fotografía de cabecera Marta García Larios

Opté por el entorno de siempre. Sevilla Centro. Pensaba que ver a la gente de siempre haciendo las cosas de siempre con los de siempre, podría servirme de buena ayuda en eso de crear un clima apropiado para la entrevista que comenzaría en breve, en cuanto la chica que venía a lo lejos tomara asiento en la mesa donde me encontraba.

Hablamos de Claudia Clouds. Todo arranca cuando ella: cantautora, fiel amante de la música, joven, emergente, realista y constante (que nunca para de trabajar, que lo sé) me da el sí a la entrevista. Sería la segunda vez que la entrevistara en menos de seis meses, pero esta vez tendríamos más tiempo para divagar. Teníamos vía libre para la música.

Vuelta al bar, mientras Claudia tomaba asiento, me daba cuenta de que Clouds era risueña en todo momento; tenía frío en todo momento, pero le entraba calor. Al principio, algo nerviosa. Yo buscaba fuego en el bolso, como siempre.

Cuándo comienza todo

Siempre me han preguntado, muchas veces, sobre mis comienzos… Creo que empiezo a plantearme la música como algo más serio a partir de un concierto que di con un grupo muy amigo mío; Argot.

Dimos un concierto compartido al que acudieron en su gran mayoría amigos, pero fue la primera vez que toqué mis canciones en un escenario.

Meses más tarde conseguí tocar en un local en Los Remedios, llamado “Pub Magia y Música”, donde las condiciones que tenían sí me permitían tocar. Pude dar mi primer concierto sola y cobrando algo.

Mario -el dueño-, me contestó de inmediato: fue una maravilla.

Fue ahí como comencé, aunque en parte, siento que aún tiene que empezar todo.

8pistas: Cuéntame la primera vez que te imaginaste encima de un escenario y luego la primera vez que estuviste de verdad… ¿Cómo ha sido para ti el pasar de la imaginación a la realidad?

Bueno supongo que como todos, siempre que he visto a algún artista en el escenario cantando o haciendo cualquier cosa (actuando, recitando, bailando) me he imaginado, desde pequeña. No porque supiera hacer algo de eso, sino porque me atraía. Me gustaban las audiciones del Conservatorio, de la Escuela de Música…

Pero, la primera vez que me subí a un escenario tocando y cantando a la vez fue en un acto que hicimos en el cole con motivo del viaje de fin de curso. Toqué dos temas de Zahara (la acababa de descubrir) y me puse nerviosísima.

Pero yo diría que estuve en un escenario “de verdad” cuando me subí aquel día a la Sala Museo con Argot, con ese silencio sepulcral, con tanta gente… Me dije: ¿por qué no?… Además después de ese concierto vi a Zahara subiéndose con Miss Caffeina: es decir, ¡yo estuve tocando en el mismo suelo que después pisarían ellos! ¿Entiendes lo que te digo?

https://www.youtube.com/watch?v=18aC8yM9kwI

¿Alguna vez alguien te ha aconsejado un camino que no fuera el de la guitarra y tus canciones?

Claro. Eso forma parte del juego. Siempre ha habido gente que me ha aconsejado que tuviera la música siempre como algo secundario… “Dedícate a otra cosa, busca un dinero seguro para llegar a fin de mes” Pero, a ver, yo veo normal que se me diga eso con tanta convicción, que no me dedique a la música. Lo que pasa es que, si todos los músicos que empiezan hicieran caso, a saber…

¿Ha existido alguna circunstancia que haya hecho que te lo plantees?

Las mías. Partiendo de que mis conciertos: a la larga han ido muy bien, me han aportado aprendizaje, pero si me detengo a contarte alguna de las sensaciones que he tenido al terminar de tocar…

Muchas veces me he ido a casa triste o frustrada, sentimientos que en el momento me daban ganas de decir “a la mierda”. Cuando algo no sale como esperas siempre te queda un mal sabor de boca. Y lo peor, siempre te vas pensando si ese mal o sin sabor se le ha quedado al público para el que cantas.

Es evidente, todos los conciertos no van ser buenos… Sería utópico. Si que es verdad que cuando yo me pongo triste y me voy a casa, me gusta aprender de eso en solitario, reflexionar y analizar parte por parte lo que ha pasado ese día.

Por ejemplo, si mientras tocas te das cuenta de que la gente está hablando me da un bajón terrible. A lo mejor me estoy abriendo a gente que creo que está escuchando y no les interesa.

Con todo lo que has compartido con ella, ¿cómo definirías la música?

Maravillosa.

Siempre que he cogido la guitarra, consigo que aunque sea por un momento, en mí se solucione todo. Puede ser porque tocando me desahogo, porque compongo algo que me hace sentir bien; por escucharla… La música me soluciona.

Así que la definiría como bienestar.

De cero a diez, ¿qué puesto ocupa la música en tu vida?

Un 10: porque si no estoy tocando, estoy planeando cosas musicales, estoy escuchando música de otros, ensayando, tarareando, componiendo…

Tu numero favorito

El tres

Tienes manías encima del escenario

No beber nada que tenga gas ni cerveza, sólo agua.

No dejar la cejilla puesta en el clavijero, hablar mientras afino…

Si te digo concierto, ¿con cuál te quedas?

Con el último, en La Mercería (en Octubre). He de dar las gracias a Sara por ello.

¿Se liga con la música?

Si, es inevitable. Piensa que siempre que vas a ver a alguien en concierto y lo ves todo tan preparado (paramos porque se acerca un desconocido que nos ve con la grabadora y siente curiosidad por saber quién es Claudia… Nos leerá en 8pistas, promete)

Seguimos

Se va.

¿Siempre has existido como cantautora o alguna vez formaste parte de alguna banda?

Los comienzos fueron con mis amigos Argot, la banda de la que te hablaba al principio. Pero luego, hubo una época en que tocaba en solitario.

Hoy, después de este tiempo (estamos hablando de años) vuelvo a estar rodeada de mi banda.

Una sala de la geografía donde te “fliparía” tocar

Yo creo que en la Joy Eslava de Madrid

Un grupo

Coldplay

Fotografía por Rocio Morato

Un cantautor

Zahara.

Alguien por quien sientas admiración profesional

Mi madre.

¿Consideras que existe mucha competencia en el mundillo?

Claro. Hay gente haciendo cosas buenas; luego, están los que no son tan buenos pero que se mueven de escándalo y saben sacar partido de todo, gestionarse. Y por último, están los primeros de los que hablaba, que hacen lo segundo muy, muy bien.

¿En estos cuatro años ha sido complicado coger un buen ritmo en Sevilla dando conciertos?

Sí, mucho. No tenía ni idea de a dónde ir, ni de cómo empezar.

Al final, las salas que me han dado una oportunidad, son salas que no esperaba y es una maravilla: me dejan tocar y dan facilidad para ello.

Objetivos a largo

Tocar por toda España, para empezar.

Consejo al emprendimeinto musical

Tener paciencia y no creerte nunca que ya lo sabes todo. Y escuchar. Tienes que escuchar toda la música que puedas, porque sólo así caerás en el aprendizaje que te aporta la observación.

En este momento, una canción

Do I wanna now?’, de los Arctic Monkeys

¿Qué palabra le dedicarías a toda la gente que te ha acompañado, te acompaña y se suma en el camino?

Gracias.

¿Eres de pensamiento positivo o negativo?

El problema que tengo es que soy muy exigente conmigo misma. Cuando doy un concierto, siempre me pongo peros y en mi día a día también pasa lo mismo. No soy negativa, pero me exijo mucho a la corta. A la larga si que soy muy positiva. Pero en el momento…Hablando de esto, tengo una canción que me hace mucha gracia porque dice: ‘pensar en negativo, será lo más positivo’.

Una canción tuya

Cassiopeia, por ejemplo. Me gusta porque parece que habla de una persona… Y no, habla de mucha gente. Es una canción que nunca presento.

Que sepa la gente que estás intentando sacar disco…

Sí, adelantaremos novedades con algún vídeo. Sólo puedo decir de momento que estoy muy ilusionada con este nuevo proyecto.

Cuando se habla de ilusión, se habla de vida. Nos levantamos, las dos cogimos el mismo camino de vuelta a casa.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.