Entrevista a O’Funk’illo «Mi heroína favorita es la música» – Parte 1

Nos reunimos con O’funk’illo en una plaza céntrica de Sevilla para charlar sobre las drogas, lo divino, lo humano, su último disco, y muchas otras cosas.

8pistas: Bueno, hemos traído unas cuantas preguntas, y esta es la primera: ¿podéis decirnos cuáles son vuestras influencias?

Andreas Lutz: Bueno, son muy dispares; yo escucho música flamenca, me gusta el cante gitano de Jerez, de Lebrija, me gusta el jazz, el rock, el metal, el rap de los noventa, el grunge, la música clásica, gospel, brasileña… No sé, me gusta todo.

Pepe Bao: Yo siempre he sido muy heavy, muy rockero, hasta que me empecé a meter en el funk, a escuchar bajistas. Hasta una cierta edad era bastante radical. Después, cuando ya aprendes a tocar bien y sacarle sabor al instrumento, ya empecé a escuchar otras músicas, funk, jazz, cosas más técnicas. Y a raíz de ahí ya me gusta todo, menos el pop español que se hace ahora. Hay muy buen pop español -el de los ochenta- pero el que se hace ahora me parece patético. No voy a nombrar a ningún grupo, pero en general lo veo muy sucedáneo. No hay nada interesante. No escucho esa música, pero a veces la tienes que escuchar por cojones, porque vas en el coche, o ves la tele. La respeto; son músicos también, pero no me gusta. O la que hacen las compañías, con grupos como marionetas, a los que se escoge y se les dice «toca esto, toca aquello», por la imagen y todo eso. Ese rollo no me va.

8P: ¿Qué me podéis decir del último disco, 5mentario? Lo hemos escuchado esta mañana…

AL: Son nueve temas. Nos ha salido un disco muy compacto, muy salvaje y creativo, muy libre. Hemos hecho el disco que nos ha dado la gana, y nos gusta cómo ha quedado al completo. Estamos muy contentos, más que como canciones independientes, con el disco como una obra general. Tenemos un quinto trabajo acorde a nuestra filosofía musical, y para nosotros es un buen quinto disco de O’funk’illo, y uno de los mejores, sin duda. Estamos muy ilusionados y con ganas de defender eso en directo.

8P: A mí me parece una buena síntesis de todo lo que habéis hecho antes.

AL: Llevándolo a algunos sitios un poco más allá, pero sí.

PB: Es más atrevido.

AL: Nos hemos juntado con gente muy joven y fresca para grabar este disco, y nos hemos empapado de ellos. Ha habido «duende», como dicen los flamencos; ha habido magia, rollo… Tampoco sabíamos cómo iba a salir al final, porque lo hemos hecho muy del tirón, incluso mezclando mientras todavía grabábamos voces, y con la tecnología de hoy en día, con los iphones, wetransfer, whatsapps y todas esas cosas, a veces se estaba grabando en Cáceres unos violines y unos metales, Pepe estaba mezclando con Jacobo y yo todavía estaba cantando unas letras. Estábamos todos comunicados. Sí, ha sido una manera de trabajar guapa.

PB: Parecía la NASA, estábamos siempre en contacto, en plan «te mando esto», «no, lo otro»… Además la compañía nos metía prisa, porque había unas fechas estimadas. Hemos trabajado a destajo. Era sí o sí.

AL: Pero esa presión nos ha venido bien. Muchas veces no, pero esta vez la presión nos ha puesto las pilas. Fuimos a Granada, a Huétor Vega, a grabar la primera parte, y estuvo guay, porque era como otro aire, y luego ya todo lo demás sí lo hicimos en Sevilla. Pero arrancó bien, con Miguelito Lama a la batería. Dave Lerman es el guitarra de Los niños de los ojos rojos, de Cáceres; a los teclados está Álvaro Gandul, ha cantado Vicky Luna, Alba Molina, ha estado Mangu Díaz, Ricardo Marín, David Bao (sobrino de Pepe)…

PB: A los metales ha estado una gente de Cáceres.

AL: Sí, en «Hirviendo», y también en «La positiva», y en un arreglito al final de «Personaje» hay tres saxos de Dave, en plan balcánico.

PB: Estamos muy contentos con la gente que ha grabado; se ha integrado, no ha venido en plan músicos de sesión. Yo estoy harto de grabar discos, y siempre me dicen: «no, no, haz esto», y quieren que haga lo básico. Lo copian, me dicen «de puta madre» y ya está. Bueno, eso es curro, pero es cutre, y se hace bastante. Yo lo grabo, nadie me dice «haz lo que te pide el tema»; eso te lo piden poco, pero nosotros sí lo hicimos. Cuando nos gusta, claro.

AL: Claro, nosotros somos el filtro funkillero. Pero no nos hemos estresado con este disco, a pesar de trabajar con presión, sin parar y poniéndonos el listón alto. Nos hemos comunicado bien. Creo que, psicológicamente, este disco lo hemos enfocado sabiendo lo que queríamos hacer, y nos hemos centrado bien. ¿No, Pepe?

PB: Ha habido buena química, buena cocina.

AL: De todas formas, en los discos siempre hay un factor suerte. A veces, por un segundo antes o después, un tema puede funcionar o no. Y este disco ha salido bastante bien, ha ido rodando. A fuego lento, pero sin cortarte, como en la cocina creativa de ahora.

PB: Sin buscar fórmulas, sin intentar hacer la canción del verano. Sin pensar «es que aquel hizo aquello y vendió más» o «esto suena mucho ahora». Nosotros hemos hecho música para nuestros fans, sin pensar si nos van a poner o no en la radio. Si no quieren, que no nos pongan. El rollo es así.

8P: El tema «Disturbio bipolar» tiene mucha crítica social. Queremos saber vuestra opinión acerca de lo que está pasando.

AL: Nosotros pensamos lo que puedes pensar tú o cualquiera.

PB: Es una vergüenza lo que está pasando. Hipocresía pura del sistema.

AL: Ya llega a ser mafia.

PB: Esto va a parecer México o Italia.

AL: Pero a esto en México o Italia lo llaman «crimen organizado», y aquí los llaman «partidos políticos», «asesores», «concejales»… y son criminales. ¡El «pequeño Nicolás» es ya lo que faltaba!

PB: Y encima subiendo los impuestos y haciéndole creer al pueblo que estamos en crisis y hay que trabajar más, para llevarse ellos el dinero a otros lados, echándole la culpa a otros y tapando cosas como lo del Urdangarín. Aquí está todo muy manipulado. No queríamos meternos mucho en política, pero siempre sale algo. Y de hecho lo que aparece ahí grabado es una paliza que le meten los antidisturbios a tres chavalas, a tres estudiantes. En Youtube sale cómo las acorralan y les siguen dando. Ahora tienen a los jueces acojonados. A ti te pillan con una china y estás en preventiva; a ellos les descubren un desfalco de millones y… ¿Cómo pueden llamar democracia a esto? Luego dicen que hay menos parados. Claro, como que se están largando a currar a otros países.

AL: Hoy he leído en un periódico algo como «hay quince españoles que tienen lo mismo que otros catorce millones de españoles juntos». Madre mía. ¿Esto cómo va a ser? Habrá que establecer un sistema para que esto no sea posible.

PB: Y en la música pasa igual; hay artistas a los que les graban discos y están ahí arriba porque son «hijos de…» o salen en la tele; tú llevas toda la vida tocando bien, viajando de acá para allá… y encima ellos triunfan. Es de paletos. Dinio fue número 1 en Los 40 Principales. Para mí fue un insulto para todos los músicos españoles. Para mí, que venga gente así, porque se ha follado a no sé quién, es un insulto. Un pintamonas, un stripper… eso es que no hay sabiduría.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...