23 febrero, 2024

No asoman la patita por debajo de la puerta sino que la han derribado de un golpe y andan campando a sus anchas. Son un auténtico pinchazo de adrenalina en vena. Hablamos de El lobo en tu puerta, una nueva formación que llega directa desde Chiclana (Cádiz) con visos de comerse a mordiscos a cualquiera que se le ponga por delante.

Sus componentes no son nuevos en estas lides y eso se nota. Julio, Tanín y Buho, los nombres que le dan forma al animal, son más que conocidos en la escena musical gaditana. Con numerosos proyectos en la mochila y ahora reunidos en formato trío, El lobo no trae turrón, sino una carta de presentación a modo de LP con un total de 8 cortes que apenas dejan espacio para tomar aliento. Canciones rabiosas, voz lo-fi y ruidismo como credo único para esta nueva religión.

portada ELETP

Sus Grabaciones Sumergidas 2015 (Knockturne Records) arrancan con un «I don´t lie» que, efectivamente, no deja lugar para el engaño. El riff de la guitarra trepidante que habita en el infierno y compite con una batería que no cesa es la mejor forma de preparar los oídos para lo que nos espera.

Pese a sonar como concebidos especialmente para el directo, nada parece dejado al azar en este trabajo. «Manny Pacquiao» es una de sus composiciones más hardcore, cuyo desarrollo en vivo debe ser todo un espectáculo pese a que la banda sólo cuenta con un guitarrista en plantilla. Con cortes casi en su totalidad en español, sorprende «La canción del lobo», definitivamente el contrapunto melódico de un trabajo rudo, enérgico y agita melenas, junto a «17» y ese ritmo endiablado de «Sálvate». Todas ellas coquetean con el blues sin perder su esencia de hard rock (salvo la primera) y, en ocasiones, nos remiten de forma lejana a unos tal Guadalupe Plata, no sé si os suenan.

Aunque estos chicos son mucho menos comedidos. La voz distorsionada de «Soy» es una nueva bajada al averno, igual que sucede con «Serena Williams». El apocalipsis y la expulsión del Edén llega de la mano de «Las serpientes». Tempo controlado y distorsión en voces y guitarra para acabar aún más hardcore si es posible. Como si el bicho en cuestión fuera venenoso de verdad.

Apostamos por pogo obligatorio en el próximo directo de los chiclaneros. Tendremos oportunidad de disfrutar del pelotazo de decibelios donde todo sucede este fin de semana: en Monkey Week en El Puerto de Santa María.

Y con dos posibilidades por si cuesta cuadrar agendas.La primera de ellas, el viernes 9 a eso de las 22.00 horas en el escenario Miel de Moscas de la Sala Milwaukee. El segundo round justo al día siguiente, sábado, en la Fiesta Heart of Gold de la Sala Cristalera. Y tengan cuidado con el lobo, es más fiero de lo que aparenta.

 

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.