17 abril, 2024
¡Estamos de enhorabuena! La genial banda editará en septiembre dos conciertos ofrecidos en el principio de su carrera, justo en el momento en que pasaban de ser poco más que una promesa a unas auténticas estrellas.

Queen

Live at the Rainbow ’74

¡Regocijaos, mortales, las nuevas nos son propicias! ¡Fastos habrán de celebrarse en honor de los dioses, pues se muestran proclives hacia el género humano! ¡Mercurio, el dios mensajero, ha anunciado su próximo advenimiento! ¡Loas sean dadas! ¡Salve…!

Ejem… estoooo… supongo que me he dejado llevar un poco por el entusiasmo… Pero es que no es para menos: el próximo mes de septiembre, si todo va bien, Queen, una de las bandas esenciales de la historia del rock, va a editar un documento muy especial. Se trata de dos conciertos ofrecidos en el mítico Rainbow de Londres en marzo y noviembre de 1974, una época que vio al cuarteto británico pasar de ser casi anónimos teloneros de (los excelentes) Mott The Hoople a liderar encuestas de opinión en revistas influyentes, conseguir entrar en el Top 10 de singles y álbumes del Reino Unido o Japón y ser cabezas de cartel en sus propias giras y en conciertos como los que nos ocupan.

Bueno, ¿y esto es un acontecimiento? Pues sí, claro. Queen ha editado otros conciertos antes, por supuesto, pero con la excepción del Live Killers de 1979, todos se han centrado en la última etapa en directo, sobre todo en el Magic Tour, representado por dos lanzamientos (Live at Wembley y Hungarian Rhapsody). Queen Rock Montreal y Queen On Fire fueron otros dos regalos impagables, con la banda en un estado de forma increíble, pero todos estos vídeos tienen una cosa en común: el bigote de Freddie Mercury.

En efecto, la década de los ochenta supuso un cambio drástico en la estética del grupo, y sobre todo para Mercury, que acabó convirtiéndose, quizá, en el epítome del hombre blanco gay, modelo San Francisco, de su tiempo (se dice que Mercury flipó en colores cuando conoció a Glenn Hughes, el poli bigotudo de The Village People, no el que fuera bajista de Deep Purple, y se apropió de su estética peligrosa y varonil en una época en la que Freddie estaba muy interesado en el cuero negro; cierta vez dijo algo así como: “me gustaría ser una pantera negra”. Tenemos motivos para creer que no se refería a la lucha por la igualdad racial). Esto acabó con la locura del glam rock más desmedido, con trajes, túnicas, mallas y otros diseños de fantasía, y de cuidadas melenas (salvo la de Brian May, claro está). Snif.

Esta década fue también la más exitosa para Queen en lo económico, pero esto tuvo sus contrapartidas: el repertorio se nutrió cada vez más de las canciones más famosas, dejando cada vez menos espacio para temas más oscuros de los primeros tiempos. Pues bien, esto último es justo lo que vamos a encontrar en este Live at the Rainbow ’74. Salvo “Seven Seas of Rhye”, “Killer Queen” y “Now I’m Here”, todo lo que vamos a encontrar en estos dos CDs (o en el Blu-Ray de la actuación de noviembre; ¡ñam, ñam!) es material, en ocasiones inédito en directo, de los tres primeros discos. O sea: LA BOMBA.

Me explico con más detalle: “Great King Rat”, “Modern Times Rock ‘N’ Roll”“Son and Daughter” de Queen (1973); “The Fairy Feller’s Master-Stroke” o “Father to Son” de Queen II (1974); “Flick of the Wrist”, “In the Lap of the Gods” o “Bring Back that Leroy Brown” de Sheer Heart Attack (1974); además de perlas del calibre de la cara B de “Seven Seas of Rhye”, “See What a Fool I’ve Been”, no aparecida en ningún álbum (al menos hasta las reediciones expandidas de 2011), o versiones de “Jailhose Rock” o “Big Spender”… no me es posible continuar, estoy colapsando.

Parte de este metraje ya había aparecido en un oscuro VHS de los noventa, en plena vorágine tras la muerte de Mercury, pero es ahora cuando se ha utilizado todo el material, grabado con la intención original de convertirse en el primer disco en directo de Queen (idea abortada ante la fiebre creativa de la banda, que se plasmaría en Sheer Heart Attack, A Night at the Opera, A Day at the Races, etc.), y se ha restaurado bajo estándares actuales.

Con este lanzamiento Queen prosigue una etapa de inusitada actividad, pues a finales de año podría aparecer un nuevo recopilatorio, con temas inéditos (y duetos o colaboraciones con David Bowie, Rod Stewart, Barry Gibb o Michael Jackson); Queen + Adam Lambert están de gira mundial (a ver si les da por visitarnos), y las críticas son muy positivas; Brian May editó hace poco un vídeo junto a Kerry Ellis (Acoustic by Candlelight), y Roger Taylor publicó Fun On Earth y The Lot, un box-set con todos sus discos en solitario. Sólo falta que John Deacon abandone su retiro musical y que la ciencia clone a Mr. Mercury para beneficio de la Humanidad. Royal times, undoubtedly…

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.