5 marzo, 2024
El pasado 10 de octubre Sala Malandar abría sus puertas para recibir a Rufus T. Firefly y a todo el que andase por la ciudad. Genérica eran los encargados de abrir una velada que colmaría repleta de sensaciones. La cita nos salvaba la vida a base de un 'boca a boca' sin igual.

Fotografías por Nuria Sánchez

Las previsiones se cumplían. Ese fin de semana daba comienzo uno de los festivales más esperado y mejor recibido del territorio nacional. El Monkey Week dejaba a la ciudad vacía, casi en bragas, llorosa y deprimida, pero una visita de última hora iba a evitar que nos quedásemos solos. Esta vez sí que llovía a gusto de todos. Como mínimo, se olía un empate, aunque triunfal.

Sala Malandar anunciaba el directo que nos curaría las penas: Rufus T. Firefly + Genérica, definitivamente, se convertía en la receta que necesitábamos para ignorar por completo las noticias procedentes del Puerto de Santa María. Se acercaba una cita que nos ponía de todo menos los dientes largos. Que los de Aranjuez vivieran su primer escenario en Sevilla con sus calles tan vacías y con nosotros perennes en ellas, nos hacía sentir los auténticos reyes del mambo. Un encuentro que adivinábamos inmejorable, hasta que leíamos que Genérica iban a ser los encargados de abrir la noche. El segundo del fin de semana era un pastel demasiado tentador como encerrarse en casa a ver el agua caer. Decidido, queríamos mojarnos.

Los madrileños todavía tenían unos minutos hasta el estreno y, desde el público, disfrutaban de la velada que daba comienzo con la cada vez más perfecta Genérica. Diríamos que la banda sevillana se encuentra en uno de sus benditos episodios, pero con sólo decirlo no vamos a hacer que te lo creas. Hablar de Genérica sin vivir a Genérica, es como decir que Rafa Pachón -su vocalista- encandila con el sonido de su voz hasta decir basta sin haberle escuchado nunca.

Si con algo logran sorprendernos todavía -sin duda- es con la continua comunicación que mantienen en cada directo, que hace que su trabajo sea un producto firme y redondo, personal, atractivo, y muy diferente, único. Lo que producen no es sencillo cuando el resultado es tan perfecto, donde la compenetración instrumental sigue siendo uno de sus puntos fuertes. Se nos encendían las mejillas cuando llegaba «Vudú», cercana a las últimas antes de que, en vivo, agradecieran a los responsables la oportunidad brindada.

Pero el Rock alternativo de Rufus T. Firefly salía de su camerino flechado a las alturas. Venían presentando su último trabajo, Nueve, y muy dispuestos a dejarse la piel en cada tema ante un público que les recibía como si fuera la primera vez. Un grupo donde las dos chicas se encargan de instrumentos tan indispensables, demostrando increíbles maneras -como son el bajo y la batería- debe ser un grupo de la leche, pensábamos. Sara Oliveira, descalza la mayor parte del tiempo, sorprendía por su capacidad unificadora, excediendo lo que un bajo al uso permite y funcionando como la clave del entendimiento.

Lo que comenzaba poco a poco en el ecuador, cogía un alcance que dejaba al conjunto envuelto en críticas positivas. Estamos seguros de que Julia Martín – Maestro no tenía ni idea de cómo nos sentíamos ante el manejo de su batería, con la que supo relacionarse en cada momento atenta a lo necesario. Su carácter desmontaba cualquier previsión, esos golpes, guerreros y delicados en ocasiones, conseguían que reaccionásemos por impulsos y que viviésemos los finales de esa manera que sólo los de Aranjuez saben protagonizar. A todo esto acompañaba el peculiar timbre de Víctor Cabezuelo, la guitarra de Carlos Campos y el teclado de Alberto Rey.

El directo cesaba con un final también de la leche. Fue toda una labor de supervivencia lo de esta gente, cuando nos creímos muertos y encerrados en una ciudad vacía, llegaron ellos para hacernos el «boca a boca» a toda prisa. A la salida nos preguntábamos si los madrileños darían una segunda oportunidad a toda la peña que estuvo fuera ese 10 de octubre.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.