23 febrero, 2024
Volvemos a otro concierto presentación de un disco y de un grupo nacional. Esta vez la cita tiene lugar en la conocida sala de jazz “Clamores”. Mucho más recogida que las otras elegidas para este tipo de eventos por otros grupos, lo que denota una sensación de concierto con una pretensión más íntima y familiar.

Volvemos a otro concierto presentación de un disco y de un grupo nacional. Esta vez la cita tiene lugar en la conocida sala de jazz “Clamores”. Mucho más recogida que las otras elegidas para este tipo de eventos por otros grupos, lo que denota una sensación de concierto con una pretensión más íntima y familiar.

 Mi contacto con este grupo ha supuesto romper una pequeña brecha que tengo con la música nacional en español y con voces cálidas como es el caso de su vocalista, Alejandro (también trompetista de la banda y perteneciente al grupo “No Reply”).

El primer tema que publicaron vía youtube (de los 10 que han dado a conocer antes de la fecha) , “Enero”, fue una grata sorpresa y un imán para estar atento al lanzamiento del álbum y a los movimientos que hagan.  Viendo quienes forman esta banda; David Schulthess al piano, Goiko Martinez a la batería y Oscar Fernandez en el contrabajo y bajo eléctrico; es otro punto a favor para saber que podemos saborear buena música.

Se nos presenta un pop suave mezclado con jazz que muestra su fuerza en las letras donde todo conecta y rueda sin ninguna dificultad.

Comienzan sin mucha demora,  con un tema enérgico, “Desierto sin arena”. Continúan canciones que comparten algo en común: el buen hacer de sus componentes, los giros dentro de un mismo tema y letras hechas para ser saboreadas. Temas juguetones, rabiosos, picaros. “El día en que vivimos” es un claro ejemplo, suena divertido, suena completo, suena para quedarse.

Dummie son imágenes, sensaciones, quizá influidos en esto por el lugar tan significativo donde ha sido grabado su primer álbum, Galicia.

Según avanza el concierto me doy cuenta que no puedo describir este concierto como uno más si no plasmando eso que me han hecho sentir, esos momentos y fotografías que han traído a mi cabeza.

Me suenan a atardecer, a un domingo de entre tiempo, a buena compañía, a ilusión. Me suena a Madrid, a borrachera solitaria, a desamores, a encuentros, a grises, a picardía.

Canciones directas, con mensajes escondidos en metáforas, como es el caso de “A este lado del río”.

La voz de Alejandro no muestra muchos matices, ni un amplio abanico pero no les hace falta cuando todo lo que la envuelve es lo anteriormente nombrado.

Uno de los momentos estelares fue cuando se produjeron unos coros al final del tema “Bueu” por 2 amigas y colaboradoras del disco, Aurora García y Verónica Ferreiro, directamente desde sus asientos dentro del público.

 Un concierto entre amigos, cálido, simple en lo bonito de esta palabra.

Terminan con la canción con la que se dieron a conocer y que personalmente más me gusta “Enero”,  que cierran de una forma grande con la trompeta al mando y un punto final puesto por los 4.

 Sin duda un comienzo impecable.

Dar las gracias especialmente a PixelinPhoto.com por las preciosas fotografías tomadas del concierto y cedidas tan gentilmente.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.