18 junio, 2024
Desde el comienzo del concierto no sólo hay aplausos, también muestras de devoción, así es la fuerza de la interpretación en el escenario y las canciones que lleva consigo, parte ya del ADN de Sevilla

Fotografías de Juan Antonio Gámez

Me, me dijeron ya hay buen rock & roll esta noche

El éxito de Avanti con la Guaracha era palpable en su primera actuación oficial el 16 de julio a orillas del Guadalquivir, en la Terraza Fanatic de Verano, cuando Casimiro Relinque y su banda tocaron lo más de lo más de nuestro hispalense Silvio. Era una idea que parecía demasiado intocable, pero así son, en realidad la inmensa mayoría de las ideas que conllevan hacer versiones o tributos del artista o la banda favorita de mucha gente al escenario. Aquel julio, la actuación (se anuncia como homenaje) se ganó al público en la primera canción. Para la segunda actuación en la Sala X, las entradas se agotaron. Elegantemente y pronto, ya estaban a la venta más entradas para una tercera ocasión poco después. Y es que Casimiro y su banda tienen hambre de actuar, y actúan con ganas, y tienen un repertorio de lo más variado y clásico de Silvio.

Desde el comienzo del concierto no sólo hay aplausos, también muestras de devoción, así es la fuerza de la interpretación en el escenario y las canciones que lleva consigo, parte ya del ADN de Sevilla; “Betis”, “La Ragazza del Elevatore”, “Aunque no Seas Virgen”, “Tres Pasos hacia el Cielo”, “Rockin’ Tonight”, “Rezaré”, “Las Criaturas”… Claro que esta devoción va un poco más allá de lo que alguno pueda pensar que es nostalgia. De esto no hay ni media traza, entendiendo la nostalgia como anhelo por un momento, porque la actuación de Avanti con la Guaracha no es un revival, es estar presente en ese momento. Es más, se trata de darle justicia a la ciudad y su música, paliando la falta de un repertorio que no todos se atreven a interpretar. El deterioro y fallecimiento de Silvio, la leyenda, y los catorce años que han transcurrido sin él pedían este tipo de actuación para dos generaciones amantes de la música. Si a todo esto le añadimos el descaro y la profesionalidad de la voz y los músicos de Avanti con la Guaracha, no caben impedimentos. A todo esto se referiría el crítico Greil Marcus con “vacíos y momentos en los que la historia había perdido la voz, pero de alguna manera la recupera”. Por si fuera poco, no se repitió el show anterior; esta noche del 18 de octubre, el hijo de Silvio, Sammy Taylor, frontman de Los Labios, subió al escenario a cantar junto a Casimiro y su banda. Habrá que fantasear con que la mano derecha guitarrera de Silvio, Andrés Herrera, Pájaro, haga lo mismo pronto. Casi se puede asegurar que no hará falta fantasear mucho tiempo.

En definitiva, Avanti con la Guaracha no busca la mímesis exacta de un espectáculo, y sin embargo, la actitud aparece, y lo que sería hacer una fácil caricatura de uno de los artistas más grandes del rock andaluz (artista en más de un sentido), Casimiro Relinque lo elude totalmente. No sabemos en qué evolucionará el grupo, pero de quedarse tal que así, nos vale y mucho.

Para terminar, recordemos a los jóvenes que ¡avanti con la guaracha!, porque de cierta manera el roll es la madre no solamente del rock si no de la guaracha. Y que donde hay ambiente y alegría, amigo mío, de cierta manera hay un poco se swing.”

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.