23 abril, 2024
Hoy os vamos a dejar algo extraño, peculiar y al mismo tiempo alucinante. Os hablamos de lo nuevo de Apollo, este tipo de Michigan que en 2009 ganó el Detroit Red Bull Big Tune Championships y que describe sus discos como “Everything I make, I try to make it my favorite album of all time.”

Hoy os vamos a dejar algo extraño, peculiar y al mismo tiempo alucinante. Os hablamos de lo nuevo de Apollo, este tipo de Michigan que en 2009 ganó el Detroit Red Bull Big Tune Championships y que describe sus discos como  “Everything I make, I try to make it my favorite album of all time.

Fichado ese mismo año como productor en Mello Music Group nos trae de vez en cuando cositas maravillosas. En el caso que hoy nos ocupa es un disco que podéis escuchar en streaming, instrumental y tremendamente adictivo.

Definido por él mismo como: «Thirty Eight sounds like Detroit transitioning from Heroin to Crack in the late 70s and early 80s.» 

Vaya os podría definir todo lo que transmite este disco, pero creo que no lo voy a hacer. os voy a instar a que le deis al play con coherente insistencia y que os dejéis llevar. Que no le pongáis trabas ni peros antes siquiera de darle una oportunidad. Yo escuché tres temas de este disco hace unos días, cuando sacó el recurrente EP pero ahora que tengo el largo es que no para de sonar en mis cascos. Simplemente alucinante, cada uno de los temas.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.