29 febrero, 2024
El pasado viernes 16 de octubre llegó a Sevilla el grupo Achtung Babies haciendo un tributo a U2 en la Sala Fanatic, coincidiendo con los conciertos de la banda original en Barcelona.

Fotografías por Mario López Medina

Media hora antes del concierto ya se iban viendo las primeras camisetas de U2 a las puertas de la Sala Fanatic. Dentro, el ambiente se notaba un poco contraído ante la duda de qué nos íbamos a encontrar, sin embargo quedó claro que Achtung Babies venían a levantar los ánimos cuando comenzaron a tocar con fuerza “The Miracle (Joey Ramone)”, no se me ocurre mejor canción del nuevo disco para abrir un concierto.

Una sola canción fue suficiente para que el vocalista, Chris, nos dejara a todos con la boca abierta ante su parecido con Bono, y ya no solo la voz, el grupo entero demostró con creces su filosofía de atraer y contentar a los fans de U2 haciendo fieles interpretaciones de sus canciones. Todo eso quedó muy claro cuando de repente estábamos todos contando 1, 2, 3, 14. “Vértigo” era lo que necesitábamos para empezar a saltar.

No podías dejar de imaginar cómo iban a sonar los grandes temas con los que hemos crecido todos y, pronto para mi gusto, llegó “Song for Someone”, una de las favoritas del último disco de la banda irlandesa, Songs for Innocence. No decepcionaron al crear ese ambiente sensible y cálido que transmite esa canción.

El concierto estaba dividido en tres partes y la primera llegó a su fin con “Until the End of the World”, los artistas se retiraron un momento para volver con una vestimenta distinta y un vídeo en la pantalla sobre las invasiones de ciudades por parte del Estado Islámico, un momento de concienciación sobres los daños que puede causar el grupo terrorista, tanto en las ciudades como en su población.

Retomaron el concierto con “Mysterious Ways”, mostrando la misma energía del principio pero esta vez el público ya había entrado en calor y estábamos preparados para todo. Una vez más, el vocalista estaba dispuesto a sorprendernos, así que sintiéndose muy seguro bajó del escenario para cantar directamente con nosotros. Los fans no perdieron la oportunidad de hacerse fotos, cantar o bailar con Chris. Sin duda unos de los momentos más divertidos que llegó a repetir hasta tres veces. Cosas que sólo pueden pasar en conciertos íntimos como este.

Nos vinimos más arriba aún con una “Every Breaking Wave” que interpretaron de una forma más intima al cantarla solo con un teclado, haciéndola más especial aún. Para mantener esa interacción con el público, Achtung Babies no dudaron en preguntarnos por el tema que queríamos que tocaran a continuación. Los asistentes pedimos nuestras canciones favoritas y quizás por estas peticiones o porque así lo habían establecido ellos, al final de esta segunda parte vino sin duda el clímax del concierto tocando de un tirón “Where the Streets Have No Name”, que nos dejó sin aliento (la voz de Chris se confundía con la de todos nosotros cantando), siguiendo con “Pride (In the Name of Love”), With or Without You”, “I Still Haven’t Found What I’m Looking for” y cerrando con “One”.

Hubiese sido un final de fiesta satisfactorio, ya al menos habíamos bailado las canciones más míticas de U2. Sin embargo, aún quedaba la traca final. Achtung Babies se retiraba de nuevo para volver con un aspecto que nos trasladó a todos al pasado, concretamente a la gira Zoo Tv. El vocalista italiano apareció con una peluca y un traje de cuero negro que nos recordaba al joven y poderoso Bono, ya no sólo por la ropa y la voz, si no por los gestos, la forma de actuar. Una fiel réplica que no decepcionó a ningún fan.

Nos transportaron al pasado con temas como “Zoo Station”, o con la maravillosa “Who’s Gonna Ride Your Wild Horses” del disco que le da nombre al grupo italiano. Pero sin duda el punto fuerte de esta tercera parte fue la esperada “Ultra Violet” que ya había sido pedida por algún que otro asistente.

Algunos esperábamos “Beautiful Day2”, sin embargo el concierto llegó a su fin con “Love is Blindess”, uno de los temas más característicos de la banda por hacer una semejanza entre el amor y el terrorismo, además del magnífico punteo de The Edge que fue imitado a la perfección por el guitarrista italiano Edo.

El espectáculo acabó con un sonoro aplauso y la sensación de haber pasado dos horas de autentico homenaje al grupo de Dublín. No contamos con una gira específica de los irlandeses por España pero sin duda Achtung Babies saben cómo llevar las canciones de U2 a su público más fiel.

About Author

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.