La Templanza del homenaje a Triana

Fotografías por Mario López Medina

El pasado viernes 8 de enero tuvo lugar un homenaje al grupo Triana en el Teatro Salesianos, en el mismo barrio trianero. El teatro estaba prácticamente lleno, a pesar de la lluvia, dejando claro que Triana siempre es una apuesta segura en Sevilla.

No sería la primera vez que se le diese tributo a un grupo con tanto renombre, en su propia ciudad, pero con Triana siempre hay que tener cuidado. No son fáciles de imitar y a la hora de versionar pueden llover ríos de tinta si el público se siente defraudado con el resultado.

Raúl Perea, Álvaro Ramos y Jesús Campos, también conocidos como el grupo Templanza, se subieron al escenario y lo primero en llamar la atención fue la ausencia de guitarra. Aun así, debíamos darles la oportunidad de impresionarnos con su homenaje.

Arrancaron con “En el Lago”. En un primer momento costaba reconocer qué canción era, pero una vez que Raúl Perea empezaba a cantar, se disipaban las dudas. La imitación vocal de Jesús de la Rosa fue lo más logrado de la noche, sin duda. No podíamos pretender que sonasen como la reencarnación de los integrantes originales del grupo, era imposible. Sin embargo, acertaron en darle un toque íntimo al concierto que conforme pasaban las canciones iba cogiendo cada vez más fuerza.

Canciones como “De una nana siendo niño” fueron tocadas sólo a voz y piano, dándole una mayor delicadeza y logrando emocionar. Por el contrario, esta técnica no quedó tan conseguida en canciones como “Sr. Troncoso”. Tras tocar los seis primeros temas de su repertorio llegó un descanso innecesariamente largo, que recompensaron con una versión más personal y con mucha más fuerza de “Todo es de color”.

A partir de ese momento el concierto fue in crescendo con temas mucho más potentes y los más míticos. El público ya se había venido arriba cuando quisieron cerrar el concierto con “Tu frialdad”, pero ante las súplicas de los asistentes, nos regalaron un último tema, que no podría ser otro que “Abre la puerta”. Faltaron algunas grandes piezas como “Sé de un lugar” o “Quiero contarte”, pero en general el resultado fue notablemente satisfactorio.

Un homenaje que aunque no a la altura del grupo original, cosa que es casi imposible, sí demostraron una fuerte sensibilidad y respeto por las canciones y la música de Triana.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...