Zahara en el Hotel Utopía

Fotografías por Álvaro Ojeda

Los Felices años 30. Así te sientes cuando pones un pie en el Hotel Utopía, en pleno corazón de un pueblo pequeñito pero con mucho encanto, como lo es Benalup-Casas Viejas. La magia te envuelve y te sumerge tan rápido, que llegas a pensar, por unos momentos, que estás en otra época.

Que nada de lo que hay ahí fuera es real. Que ese rinconcito, que esa Utopía donde tú estás, sí que lo es. Te deja tan buen sabor de boca, que ya piensas en querer volver.

Un hotel distinto en todos los sentidos. No sólo en su estética evocadora típica de aquella época, sino por lo bien que te hacen sentir una vez dentro.

Además de lo educados y respetuosos que son al recibirte. Ahí reside lo genial de un Hotel para que triunfe, que te cuiden tan maravillosamente, que te llegas a sentir como en casa. Y eso, pocos sitios lo consiguen.

Ya muchos diarios y periódicos lo decían. Pero hasta que no vas, hasta que no lo vives desde dentro, no lo puedes contar. Y yo, tuve esa suerte el pasado 30 de Julio en el Hotel Utopía.

Música y cultura estaban a punto de abrazarse, de fundirse en uno solo, para que el resultado final fuera perfecto. Estaba todo vendido.

Con motivo de la celebración del X aniversario del Hotel Utopía, Zahara era una de las estrellas invitadas, y no nos extraña que así fuese, ya que goza de una sincera amistad con el dueño del Hotel. Galerista enamorado de los años 30, hablamos de Miguel Ángel Fernández. No exageramos cuando decimos que no hay en Andalucía un hotel más singular que el Utopía. Que además de sus 16 habitaciones, cada una de ellas con una temática única, cuenta con un museo abierto al público en el que podrás encontrar las obras de arte coleccionadas por el dueño. Cartelería, telas de los mejores pintores de la época, primeras ediciones de libros, juguetes eróticos antiguos, fotografías, películas, periódicos y revistas de aquellos inolvidables años es lo que podrás encontrar entre las salas. Se podría decir, que es un Hotel Museo, en el que perderse no es el problema.

Según el famoso portal de viajes: Skyscanner:

«Es un hotel, un restaurante, un museo, un teatro, una sala de conciertos, un bar de copas, un retiro. Pero por encima de todo el Hotel Utopía es una experiencia para los sentidos. Si tienes la oportunidad de visitar esta tierra de campo y casas blancas en el interior de la provincia de Cádiz, aprovecha para hospedarte aquí. El hotel Utopía, como su nombre indica, es un oasis para la imaginación, la creatividad y para algo de fantasía».

Antes del inicio del esperado concierto, pudimos disfrutar de uno de los platos fuertes de la noche: Cena con música de piano en directo.

Un regalo para los sentidos, que me encantaría poder revivir de nuevo. El piano, a cargo de Manolo Moro, ponía música de fondo, y te hacía saborear cada uno de los platos con más ganas y apetito.

Ese escenario, iluminado por miles de bombillitas, con una decoración que encajaba como anillo al dedo, nos hizo a todos soñar con los ojos abiertos esa noche.

Manolo nos deleitó con grandes canciones como la conocida banda sonora de la Vida es Bella, La Vie Rose, y la banda sonora de la película El Piano, entre otras. Era como estar en una película, de las de antes.

Puedo prometer y prometo, que no probé comida más increíble que esa. Cinco platos que se te quedan en el paladar y en el recuerdo para siempre.

Una vez finalizado el banquete, llegaba por fin, el inicio de la velada a cargo de Zahara.

El dueño, Miguel Ángel Fernández, abría el preámbulo de aquella noche. Con unas palabras que hicieron emocionarse a la mismísima Zahara, y no me parece difícil.

Ella siente tanta admiración por Miguel, y Miguel por ella, que la emoción de aquel momento, se podía palpar en el ambiente. Ya que, Zahara, dio sus primeros comienzos como artista en este Hotel. Donde los sueños se cumplen, donde las utopías te hacen acercarte un poco más a lo posible, que no imposible. Miguel, transmitía respeto y ternura en su discurso hacia la cantante onubense.

Antes de empezar a darlo todo con su setlist de canciones, la artista tenía preparada una bonita sorpresa para Miguel, y como buena amiga, le regaló una versión del tan conocido “Ojos verdes” de nuestra historia musical española.

Esa voz con tanta delicadeza, finura y fuerza, y todo al mismo tiempo, es complicado de no saber apreciar. Es muy complicado no caer rendido ante tanto talento concentrado en una sola persona. Nadie esperaba ese bonito detalle.

Como bien le caracteriza, también nos hizo reír con sus bromas y su naturalidad tan espontánea entre canción y canción. Se atrevió incluso a subir a uno de los columpios que suelen verse en el show de los cabarets del Hotel para interpretar “Olor a Mandarinas”. Ella es una guerrera y puede con todo lo que se proponga.

Hizo un repaso exhaustivo a su último disco Santa  publicado a principios de 2015. Nuevo álbum, con acordes mucho más bailables, y con retoques al más puro estilo años 80.

Con canciones como: “La gracia”, con la que decidió abrir el concierto. “Hágase tu voluntad”, “Oh Salvaje”, “El frío”, “Crash”, “El Deshielo” o “Caída Libre”. Canción con la que Zahara bajó a bailar con un público agradecido y entregado. Además de llevar su chaqueta de lentejuelas personalizada con el nombre de su último disco Santa.

Sin dejar atrás, sus más que seguidos hits de sus primeros trabajos como La pareja tóxica, con canciones como: “El Universo”, “Leñador y la Mujer América” o “Camino a L.A.” de la que me guardo el motivo principal por la que decidió escribirla. Es muy curiosa la historia, y seguro que podrás conocerla en sus próximos conciertos.

Cerró la noche cantando su primer single “Merezco” que fue elegido como la canción oficial que daría vida a la Vuelta Ciclista Española del año 2009. Canción de su primer álbum La fabulosa historia de…publicado el 26 de mayo de 2009, que le dio la fama como cantante de la que ahora goza.

Ya teníamos por aquel entonces, a una Zahara mucho más profesional, con un disco compuesto de 11 canciones producidas por Carlos Jean y Ricky Falkner para la famosa discográfica Universal Music Spain.

Aún recuerdo la primera vez que la oí en televisión, y desde entonces no dejé de admirarla y quererla como fan absoluta que soy.

Gracias a ti también Zahara. Porque hiciste que todo lo que allí había, esa noche, fuera más bonito aún.

Para terminar, os puedo decir con el corazón, que volveré, como vuelven los nostálgicos cuando se enamoran por primera vez.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Loading Disqus Comments ...