Vengadores: Infinity War. El épico comienzo del fin de una era

Comencemos por recordar que el cine de superhéroes es y siempre ha sido un cine comercial, más basado en los efectos especiales y en el atractivo físico de sus protagonistas que en su calidad narrativa. Una apuesta segura para las productoras pues no solo se aseguran de que los incondicionales lectores de comics, espectadores de adaptaciones para la pequeña pantalla y de más fans del género acudan a las salas, sino que con ciertos fichajes de grandes estrellas de la interpretación en papeles secundarios o su carga de acción/comedia interesen a otro público más generalista. Dicho este apunte crítico con el género, es el momento de comenzar a lamentarnos y despedirnos por el inminente adiós de este gran universo cinematográfico de Marvel que comienza a dejarnos. Ha sido un hito en la historia del cine, una saga de una veintena de cintas conectadas entre sí y que han cumplido siempre con lo que prometían: acción y adaptación de figuras icónicas. Y ¿qué hay mejor que despedirse por todo lo alto? Reuniendo a todo el equipo y lanzándolo a la pantalla con grandes dosis de acción y efectos especiales que llenen cada fotograma.

Dirigida por los hermanos Anthony y Joe Russo, a partir de un guión escrito por Christopher Markus y Stephen McFeely, que a su vez está inspirado en los cómics The Infinity Gauntlet (1991) e Infinity  (2013) de Jim Starlin y Jonathan Hickman respectivamente, Vengadores: Infinity War es la primera de las dos cintas que supondrán el cierre del macro relato cinematográfico de Marvel cuya segunda entrega, aún sin nombre oficial, llegará a nosotros en mayo de 2019. Aún así, quedan otras vías abiertas para los fans de los superhéroes pues se esperan nuevas entregas cinematográficas de Spider-man así como de Ant-Man y La Avispa, además de contar con la cinta Capitana Marvel (con Brie Larson dando vida a Carol Danvers) cuyo estreno, aunque se anunció para junio de este año, ha sido finalmente pospuesto a marzo del 2019. Entre el amplio elenco coral del filme que reúne a casi todos los superhéroes expuestos hasta ahora en estas entregas para la gran pantalla, podremos ver a Robert Downey Jr., Chris Evans, Chris Hemsworth, Mark Ruffalo, Scarlett Johansson, Benedict Cumberbatch, Don Cheadle, Tom Holland, Chadwick Boseman, Paul Bettany, Elizabeth Olsen, Anthony Mackie, Sebastian Stan, Danai Gurira, Letitia Wright, Dave Bautista, Zoe Saldana, Josh Brolin y Chris Pratt. Es decir que tanto el clásico grupo de Los Vengadores con Iron-Man, Capitán América, Viuda Negra, Hulk, Thor como Los Guardianes de la Galaxia con Starlord, Drax, Gamora, Rocket y Groot, así como otros superhéroes destacados como Pantera Negra, Spider-Man, Doctor Strange, Lobo Blanco, Bruja Escarlata o Visión se agrupan para enfrentarse al titán Thanos, interpretado por Josh Brolin (que está haciendo doblete en Marvel siendo también el encargado de interpretar a Cable en la segunda entrega del antihéroe Deadpool), que desea adquirir las Gemas del Infinito para destruir el mundo y la mitad del universo.

La cinta sigue la estela de todas las que les precedieron en cuanto a ritmo y visualidad, con acción desbordante por los cuatro costados. Es más, al reunir a un elenco de personajes tan amplio contra un solo rival y sus secuaces, se abren múltiples subtramas en las que nuestros grupos de superhéroes se separarán, unirán y reunirán en nuevos escuadrones con misiones específicas, siempre dejando la acción al servicio del espectador. Pocos momentos hay para el descanso en la butaca, pues el rimo se mantiene tenso y candente desde el primer minuto de la cinta hasta el último. Pero, al contrario de lo que se pudiera prever, esta acción no llega a ser agotadora y cansada, sino que encuentra su perfecto equilibrio con momentos hilarantes y cómicos tan del gusto de Marvel Studios. A base de puntuales pero sonoras carcajadas se rebaja la tensión que produce una cinta cargada de acción y que, por lo demás, carece de otros elementos que sí hemos podido ver en anteriores entregas de la factoría de comics. La intriga y el suspense son mínimos, no hay que soñar con ver la construcción de ningún personaje porque será una desilusión (si bien es cierto que se percibe evolución en algunos de ellos), y aunque se produce el reencuentro entre Bruce Banner y Natasha Romanoff no hay ni una ligera pizca de relación amorosa, del mismo modo que apenas esta es vista, aunque sí esté presente, entre Gamora y Starlord. Eso sí, el ojo atento y con conocimiento de causa reconocerá un par de grandes (o enanas) sorpresas entre el reparto de la cinta, aunque no se trate de los superhéroes principales…

A fin de cuentas esta película no buscaba estirar más la historia, sino darle fin (y aún con esas la historia será estirada con una segunda entrega y algunas cintas secundarias pero interconectadas con esta narrativa final). Nos encontramos ante la que probablemente sea la epopeya apocalíptica de una era de la cinematografía moderna, un momento que, nos guste o no el cine de superhéroes, lo percibamos o no como un buen cine, de calidad, es un momento destacado en la historia del séptimo arte. Jamás se había llevado a la gran pantalla este coro de personajes, de narrativas interconectadas en un multiverso al más puro estilo de las páginas ilustradas de los cómics. Un total de 23 películas aproximadamente (podrían añadirse más entregas del Hombre Araña, que siempre es una apuesta segura de Marvel por su gran tirón con los fans) son testimonio claro del éxito de esta gran apuesta.

Pero no nos despidamos aún de nuestros superhéroes de la firma Marvel, pues hasta la definitiva entrega de Los Vengadores que nos aguarda en 2019 (y que aunque aún no tiene nombre oficial algunas fuentes se refieren a ella como Avengers:Destiny) otras entregas verán la luz. La verdadera despedida llegará, mas ahora lo que corresponde es sufrir con los daños causados por Thanos, que no son pocos, y elaborar nuestras propias teorías sobre el porqué del devenir de los acontecimientos. A fin de cuentas, es parte de la diversión de la cinta: el hecho de que la historia no acaba cuando sales de la sala de cine, sino que más bien sigue en tu cabeza explorando opciones. Yo, personalmente, tengo una idea de cuál (o quién) es la clave.

Y obligado es quedarse clavado a la butaca hasta el final de todos los créditos si se desea ver una escena post-créditos que no deja a nadie indiferente y que puede, sólo puede, ser decisivo para nuestros héroes. Ahora, más que nunca, Los Vengadores hacen honor a su nombre…

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...