Terence Blanchard se pasea por Sevilla

Teatro Lope de Vega 13/02/2018

Fotografías por Esperanza Mar

Esta noche en Sevilla el Jazz y el Blues toman el protagonismo absoluto. Nosotros nos hemos decidido por el Jazz y el R&B de Terence Blanchard, pero nos quedamos con la espinita de no haber podido ver a Reverend Shawn Amos en la Sala X. Para la próxima seguro que no nos lo perdemos.

El Lope de Vega luce un 60-70% de su capacidad, que para ser martes y 13 no está nada mal, aunque queda lejos de lo que se merece la figura que nos visita hoy.

En formato de quinteto y con una locución inicial van entrando los distintos componentes de la banda en el escenario (TerenceBlanchard, trompeta; Charles Altura, guitarra. Taylor Eigsti, piano. David “DJ” Ginyard jr., bajo y Joseph Grissett, batería).

Los primeros minutos cumplen con lo acordado. Presentación en forma de R&B de los distintos integrantes, con protagonismo repartido pero recalcando la importancia de la trompeta de Terence.

Estamos en el calentamiento y eso se nota en la atmósfera algo fría y pequeños descompases y saltos. Pero todo se difumina un poco en el momento que Charles Altura toma posesión del escenario con su guitarra. Un silencio doloroso nos rodea. Nadie quiere respirar por si acaso uno de nuestros simples movimientos involuntarios pudiera hacer que se equivocase en una de las cientos de notas que es capaz de tocar por minuto. Y con apenas un gesto de cabeza le pasa el testigo a Taylor al piano, que, como si cada brazo fuese de una persona distinta, arremete con ganas a un juego infernal de desquicie en su mano derecha y ritmo elegante y discreto en la izquierda.

Los componentes de la banda se retiran para que respire la música que sale exclusivamente del piano e inunde nuestros oídos.

La marabunta se hace compás al volver todos con una deliciosa amalgama improvisada. 20 minutos con el corazón encogidos. Madre mía, si esto es el comienzo…

A medida que pasan los cortes se hace más palpable que el peso del concierto se reparte entre piano, guitarra y trompeta. Tarda en llegar, pero la primera vez que Terence se dirige a nosotros es para presentar a la banda y las canciones que ya llevan tocadas. La mayoría de ellas son mezclas de composiciones de Terence y Charles de distintas épocas de su vida juntos.

Entre tanta composición propia destaca un pequeño corte protagonizado por un riff dedicado a Hendrix, llamado “DearJimi

La voz es un instrumento más en este concierto, y eso hay que asumirlo y degustarlo. Es como si los sonidos no salieran de las cuerdas vocales sino que se expresaran a través de los instrumentos. Especialmente a través de la guitarra del señor Altura, limpia, llena de matices, colores y expresiones propias. Es capaz de narrarnos toda una historia clásica, con su principio, nudo y desenlace sin pronunciar una sola palabra.

En este concierto la melodía no estalla de dentro a fuera sino que se lanza al aire, se recoge con los brazos abiertos y se te mete en el pecho.

El único tema cantado de la noche es para Tondrae Kemp entonando “American Gangster”. Por cierto, al final del corte y gracias a Tondrae nos enteramos que hoy es el cumpleaños de Terence (56 añitos), y tras cantarle el susodicho cumpleaños feliz nos regala una de sus primeras grabaciones “Cosmic warrior”. Para acto seguido arremeter con “Compared to what” de la banda sonora de Talk to me.

A pesar de que en la película sólo apareció durante 30 segundos aquí nos trae la versión completa. Una pieza con base rítmica sencilla para el lucimiento de cada uno de los integrantes.

Sin decir una palabra, y con escueto saludo en grupo, se despiden dejándonos con un punto y seguido que esperamos que tenga pronta continuación.
Terence Blanchard

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...