“Soul Run” de Tanika Charles nos devuelve el Soul más sentimental

El pasado 7 de abril aparecía a través del sello Record Kicks, Soul Run de Tanika Charles,  una nueva apuesta para el Soul más personal y romántico, pero alejándose de ñoñerías y adentrándonos en un mundo personal que bebe de fuentes tan consideradas internacionalmente como Patti Labelle, Jill Scott, Bob James, Stevie Wonder y D’Angelo.

Mi devoción por ese sello es de sobra conocida por quién ha leído alguna de mis reseñas, así que me dispuse a escucharlo con detenimiento. Pero, la verdad, que no me hizo falta dedicarle grandes dosis de esfuerzo para descubrir sus encantos. Fue darle al play en el vídeo que se adjuntaba al mail de promoción para dibujar una sonrisa de alegría descubridora en mi rostro. Esa sonrisa que se me ha puesto al descubrir a Sharon Jones, Lee Fields y Amy Winehouse, en su día.

El single de promoción “Soul Run” es fresco, divertido y te engancha desde los primeros compases. Esa base marcada, esa voz inconfundiblemente soulfunkera, esos coros al más puro estilo Motown, uf.

Pero claro, si nos quedamos ahí nos perderíamos uno de los grandes álbumes de 2017. Y no veo mejor ocasión para desgranar las virtudes del mismo que la reciente visita a Sevilla de Tanika Charles, el próximo jueves 14 de Diciembre en la Sala X.

Lo que más me gusta quizás del disco es su versatilidad y su sinceridad. El concepto del proyecto es dejar plasmada su visión sobre el final de una relación y el mundo que se abre a partir de entonces. Un duro trago por el que hemos pasado “casi” todos en algún momento. Pues cuando menos ganas tienes tú de ponerte a cantar a ella no se le ocurre otra cosa que dejarlo todo bien reflejado en sus canciones. Por lo que nos encontraremos con un viaje personal, en el que nos veremos más de una vez identificados, con el Soul de fondo.

Todo se podría resumir en “If Tanika’s singing it, she’s lived it!”

Como muestra un botón: En los temas más moviditos como “Two Steps” se esconden letras de liberación “I’ve got plans and they don’t include you”, o “Sweet Memories” cuyo nombre lo dice todo. Y en los lentos, pues imaginad, “I need more than a man” o “Heavy” con su demoledora frase “And it pulls, and it pulls and it pulls me down”.

Eso con respecto a las letras, pero en el apartado instrumental  e interpretativo la cosa no se queda atrás. La voz de Tanika viaja entre la amargura del amor perdido y la esperanza que se abre tras el nubarrón. Un desapego de sentimientos encontrados, entre el dolor en el pecho y la bocanada de aire fresco. Y para hacerlo realidad sonidos prestados de otra época, de otros géneros como el Funk, el Hip Hop dulcificado o el R&B de la época dorada.

Sería difícil elegir mis temas favoritos, porque en esta ocasión el disco no se puede escuchar por trozos, ya que no terminarías de entender la obra. Pero los temas que más he repetido en mis cascos, por decir algo, son “Soul Run”, “Two Steps”, “Endless Chain” con ese ritmillo poppy pegadizo y en cuanto a las lentas, sin duda,  “Heavy”.

Sinceramente, espero con este escrito que os haya picado el gusanillo, porque teneis una oportunidad única de verla en nuestro país:

14 de diciembre en la Sala X de Sevilla

15 de diciembre en el Marula de Barcelona

16 de diciembre en el Teatro Juan Ramón Jiménez de Telde

 

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...