Primavera Trompetera Festival 2017, dos días mágicos

Fotografías por Carla Carbone.

Circuito de Jerez, 31 Marzo y 1 Abril.

A pesar de los días primaverales y noches que poco tenían de ella, con un ambiente de categoría, daba comienzo el gran Primavera Trompetera Festival en su tercera edición. A partir del viernes 31 de Marzo una multitud de amantes de la música y la buena compañía se dieron cita en el Circuito de Jerez de la Frontera para disfrutar de dos días a lo grande.

Desde poco más de las cinco de la tarde del viernes, en los cuatro diferentes escenarios, comenzaban a regalarnos su música los artistas invitados. El circuito se iba llenando a medida que pasaban las horas. El gran y mítico Loquillo saltó al ruedo, manteniendo su estética de los años 70 y su repertorio de toda la vida, con su mítica postura del micro inclinado y su público totalmente entregado, calentando el ambiente y preparándolo para la llegada de uno de los tantos favoritos del festival. Muchachito, dio la bienvenida con su conocida ¨Si tú, si yo¨. Su estilo que marcó, marca y marcará tendencia. Acompañado de su grafitero en el foro, haciendo de las suyas durante toda la actuación. Sabemos que es un genio de la música, junto con su banda, integrada por el gran Diego Pozo, guitarra de toda la vida de Los Delinquentes. Llegó un momento en el que el suelo retumbaba y las vallas parecían que se venían abajo. Dejó el listón muy alto.

Ahí fue cuando apareció el arte flamenco en persona, el Michael Jackson del baile flamenco, como muchos le llaman, Tomasito. Con sus tacones verdes característicos. Se merece un escenario como un campo de fútbol. Corre más que los ratones y tiene una energía alcalina, de esas que duran y duran. Creó un ambiente agradable, el buen rollo que transmite realmente es de admirar. Sinceramente, la Pandilla Voladora se merece un reencuentro a lo grande.

El sábado, después de una velada de lo más impresionante el día anterior se esperaba la llegada de más público y así fue. Quedaba chico el circuito para la gente, familias, grupos de amigos, que plagaron el espacio de alegría. La llegada de Shotta al empezar la tarde, con su rap sevillano, sus tantos tatuajes y simpatía tuvieron una gran acogida en Jerez. Todo el mundo sabe sus canciones, hace críticas que impactan, el público sabe elegir. Nos dejó con sabor a poco, abandonando el escenario con su gran tema ¨Felicidad¨, palabra que describe lo que ha dejado indudablemente en todos nosotros.

No fue hasta pasadas las 22:00, cuando apareció el  ¨mono de la música¨, Macaco. A pesar de su fama, de ser conocido en todo el mundo, es cercano a la gente, sus canciones tan profundas y reivindicativas, siempre luchando por los derechos de todos. El público se rindió a sus pies, sorprendidos todos por su forma de moverse y su gran energía positiva. Al finalizar, dio paso a una de las pocas mujeres que hemos podido disfrutar en el festival,   La Mala Rodríguez. Apareció con un ejército de bailarinas, dejando a todos con la boca abierta. A pesar del frío y el cansancio las pilas se iban cargando cada vez más con estos chutes de energía y alegría que nos dejaban.

Nos trasladamos al espacio exterior con la aparición de dos astronautas de lo más cachondos. ESTRICNINA, grupo novel pero con integrantes que de novel poco tienen. Por un lado El canijo de Jerez y su gran compadre, Juanito Makandé, nos deleitaron con el estreno de su nuevo grupo y disco Hemos visto cosas que harían vomitar a un murciélago. Todo era normal, el público, incluso niños de corta edad estaban allí disfrutando de sus ídolos, cuando de repente, dieron paso a su gran invitada, Vinila von Bismark, que con su arte dejó a todo el mundo alucinando. Pero para más inri, cuando todos creíamos que se terminaba, aparecieron sus grandes amigos y compañeros de  Los Delinquentes y un gran ídolo, Diego Carrasco, al que le hicieron el compás todos juntos.

Por fin, casi al final pudimos volver a sentir lo que era ver a Orishas encima de un escenario. Después de 10 años, han vuelto a nuestro país para presentar nuevo disco, más unidos que nunca. El público explotó, parecía que estábamos todos en su isla de Cuba, nos faltaban los Habanos, el Ron y lo más importante, su clima. Rememoramos temas tan grandes como ¨Nací Orishas¨, o ¨El Kilo¨ y escuchamos por primera vez algunas del nuevo disco, ¨Cuba isla Bella¨ y ¨Everyday¨. Realmente no dejan de sorprendernos, por mucho que pasan los años, sus fans  se rinden a sus pies y ellos, por supuesto, no defraudan. Con la participación de The Zombie Kids, se dio por terminada la tercera edición del Primavera Trompetera Festival, quedándonos todos con las ganas de que vuelva a empezar de nuevo la primavera para poder disfrutar con más ganas aún de su cuarta edición.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...