Trío de grupos en la FunClub: Moreira, Abbi Fernández y Young Forest

Moreira, Abbi Fernández y Young Forest estuvieron en la Funclub recientemente, ofreciendo al viernes sevillano con un concierto de estilos y estados de ánimo variados.

Moreira

Jesús Moreira es un cantautor sevillano residiendo actualmente en Barcelona, dedicado al jazz —ha viajado por Europa con su banda Vamp y ha tocado con artistas como Raimundo Amador— y a producir música. No le gusta encasillarse en ningún género, ya que lo suyo es experimentar con la música. El grupo lo completan Cristian Hernández (guitarra), Miguel Carrasco (bajo) y David González (batería).

Presentó su primer single, Solo tú puedes salvarme, un tema con inspiraciones brasileñas, que resulta tranquilo a la par que animado, gracias a los coros y a su dinámico ritmo. Te transporta, inmediatamente, a una playa, al mar bajo el sol, una pelota, una colchoneta. Al terminar la canción, el ritmo pega una curiosa vuelta; en un segundo, ha atardecido en mi playa.

Moreira está trabajando en su primer disco, Sol de invierno.

Abbi Fernández

Abbi Fernández es una joven cantante y compositora sevillana. Tocó acompañada de Carlos Erbez (guitarra), Rafael Rabal (batería) y Rafa Torres (bajo).

Abbi tiene una voz profunda, oscura, que retumba por la sala, llenándola. Usa, gracias a loops, su propia voz a modo de coros, creando una sensación de reverberación muy interesante. Utiliza muchos efectos de voces con gran control; y se rodea de un equipo formado de músicos profesionales, con el conocimiento de que una buena voz precisa de una buena base musical.

De entre sus temas destacó la intensidad de Alfonsina y el mar, con José Manuel Vaquero en el teclado; y Luna de sangre, un tema propio con influencias del tango, en el que la guitarra de Carlos Erbez tuvo un gran protagonismo, ante el que el público rompió en aplausos. Recitó un poema propio, como introducción e hilo conductor del tema.

Young Forest

Por último, el grupo Young Forest se subió al escenario, con el detalle escénico del bombo iluminado con el nombre de la banda. Este grupo de folk/indie está formado por los españoles Frank Berjim (guitarra y voz principal), Javi Herrero (banjo) y Salvador Daza (violín). Junto con estos instrumentos acústicos y sus voces, así como con letras en inglés, consiguen crear un estilo propio y característico. Se nota la influencia de country y folk, con reminiscencias de Mumford and Sons, del estadounidense Garth Brooks y de John Denver; aunque sin dejar de ser experimentales. Exploran los sonidos del instrumento: por ejemplo, a veces el violín no toca con el arco, sino como si fuera una guitarra (a cuerda pulsada).

Sus canciones son alegres y dinámicas, y una no puede evitar bailar y acompañar en los coros, incluso en las baladas como Troy. Comenzaron el concierto agradecidos de volver a tocar en la ciudad que los vio nacer y junto a Moreira, quien produjo su primer disco. «Estamos muy contentos de estar en nuestra casa, hacía tiempo que no veníamos y la FunClub nos trae muchos recuerdos«, afirmaron, mientras presentaban su nuevo disco, Looking North, “pronto presentaremos el disco con una banda, con gran despliegue«. Este nuevo trabajo ha visto la luz también gracias al apoyo económico de mucha gente, cuya colaboración agradecieron.

El grupo tocó tanto canciones antiguas, como canciones nuevas. Al público le nace de forma natural gritar al más puro estilo country y marcar el ritmo con las palmas; es inevitable ver pies y caderas moviéndose. En temas como Home nos animan a acompañarlos en los coros; el grupo da pie a intervenciones espontáneas y todo surge de manera orgánica, transmitiendo familiaridad.

En algunas canciones sube como artista invitado Nono, un amigo, en el teclado en algunas de las canciones nuevas, y le presentan como «uno de los renegados del conservatorio«. Entre el público se alza una voz que, en tono irónico, grita «¡Viva el matadero!». Luego, él baja del escenario y suben los hermanos González Moreira para ocupar la batería y el bajo.

EL grupo presenta la canción Looking North, tema que cierra el álbum y que es la primera vez que tocan en público, más lenta y con unos coros que podrían recordar a los cantos gregorianos. Para terminar el concierto tocan Lost, la cual “hay que cantarla y bailarla”. Siguiendo la tónica de la banda, comienza lenta, a modo de balada, para ir cogiendo velocidad.

Saco el móvil para hacer un vídeo, pero tengo que cortarlo para bailar; miro alrededor y veo solamente caras sonrientes. Miro al escenario y Young Forest está cantando y tocando mientras se ríen. ¡Una no puede evitar regresar al buen tiempo sevillano con el corazón dando saltitos y sintiéndose un poco más llena!

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Disqus Comments ...