El más valiente de los cobardes

wego10

Fotografías por Marina Benítez y Lorena Lucenilla

El día 23 asistimos al cierre de gira de Alberto Romero, otrora Albertucho, ahora Capitán Cobarde, en la Sala La Calle. Los tripulantes llenaron el barco dos semanas antes de que zarpase, lo que ha provocado su repetición el 21 de abril en la misma sala, aunque este concierto también servirá como presentación del nuevo disco del artista, “Carretera vieja”.

Alberto agradeció el sold out desparramando, con cierto orden, su sentir encima del escenario. El barco zarpó pasadas las 22.15 con todos los marineros ávidos por arrancar un viaje que comenzó con “superhéroe de sillón”. Junto a su banda, alternó con bastante buen criterio temas conocidos de su anterior etapa con otros de este nuevo proyecto al que se enfrenta. Temas como “La gata”“Mentira”, sucedieron a otros como “He visto un rostro”, “El marinero”, o “Deja de mandar.

El Capitán de los cobardes demostró que se está cociendo algo con su música. La evolución no es sencilla, pasar de sonidos rockeros andaluces a folk-swing americano con tintes de blues, requiere dejarse la paciencia y la ansiedad a fuego lento hasta llegar a su punto de cocción. Una valentía enorme por parte del que tripula a los cobardes. Tiene el reconocimiento del mundo de la música y se está ganando la del público. El capitán es un artista a la altura de los Makandé, Leiva o Quique González. Uno de los grandes que propone algo sobre el escenario. Su sentir por la música se refleja a cada paso que da sobre el “tablao”, dejando ver sus orígenes sobre él.

dsc_0114

Tras un pequeño descanso, encaró al público con “sus cacharros”, guitarra, ukelele y armónica para deleitarnos con temas como “la persiana”, “la gravedad de la teoría”, “mi estrella” y “tiene que haber de tó”, alcanzando mucha cercanía con sus marineros, que le devolvían el favor gritando a viva voz sus letras. Tras la vuelta de la banda para versionar algunos temas más, Alberto cogió “aire” para continuar con “Jovencito Frankestein”, proyección incluida del fragmento de la película en la sala, como en su videoclip.

Antes de atracar subió al escenario el también sevillano Alejandro Astola,  que poco tiene de aquel que lideraba al grupo Fondo Flamenco para compartir un tema juntos previo al boche final. Cierto es que parecía que se conocían desde hace años y fue hace poco menos de un mes cuando lo hicieron, para el proyecto que tiene Alejandro versionando temas para su canal de Youtube. El de Bellavista remató la cita con “Capitán Cobarde”, dejando que su tripulación diese todo lo que tenía para atracar juntos al grito de ¡Oh Capitán, mi Capitán!

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...