Liam Gallagher: estrenándose en la experiencia con “As You Were”

El debut en solitario por parte de alguien tan trascendente en la música como Liam Gallagher no iba a pasar desapercibido, y es que a sus 45 años el cantante británico nos presenta un disco fresco y sorprendente pero con sonidos que parece que llevemos escuchando toda la vida.

As You Were llega con una extensa campaña publicitaria a sus espaldas, con una gira previa por festivales y con una guerra fría con su hermano que dista mucho de llegar a su fin. Es bien sabido que el pequeño de los Gallagher no era el gran compositor de Oasis, siendo Noel el autor de los temas más emblemáticos de la banda. Lo que Liam aporta es la presencia y la actitud de estrella del rock que tanto escasea hoy en día. Con la ayuda en las letras por parte de reconocidos compositores (Greg Kurstin y Andrew Wyatt) ha conseguido fusionar esos dos aspectos para hacer algo bastante bueno.

Abre el álbum “Wall of Glass”, el single por excelencia y la primera canción que se nos presentó, siendo toda una declaración de intenciones. Potente musicalmente y con unos versos y estribillos pegadizos y encajados a la perfección es una de las joyas de este trabajo. Otra de tales joyas es el siguiente título, “Bold”, que iba a ser el nombre del disco, quizás a sabiendas de que es la mejor canción del mismo. Se trata de una balada de estribillo para corear como aquellas que tanto éxito le dieron en el pasado. Tras ella llega la enérgica “Greedy Soul”, agresiva en las melodías pero inconsistente en cuanto a la letra.

Volvemos a las baladas con “Paper Crown”, si hay algo que destacar de esta sofisticada y delicada canción es la voz de Liam, probablemente en su mejor momento y aunque esto es una constante en todo el trabajo es en esta canción donde más se hace valer. “For What is Worth” continúa en la misma línea delicada, reconforta pensar que quizás vaya dirigida a su hermano “For what it’s worth, I’m sorry for the hurt /I’ll be the first to say, “I made my own mistakes”.  Cambiando de registro llega “When I´m in Need”, casi psicodélica nos recuerda a los Beatles o incluso a Radiohead, es otro de los tesoros de este álbum. “You Better Run” y “I Get By” son las más rockeras y aunque no les falta el toque Gallagher suenan algo genéricas, puede que la segunda sea el tema más discreto. Tras ellas llega la calmada “Chinatown”, con un inicio acústico bastante original y con una producción fantástica. Pese a ello es en este punto donde más flojea la letra. “Come Back To Me” pasará desapercibida para muchos pero es una de aquellas a las que se les encuentra el encanto cuanto más se escucha. Cierran el disco “Universal Gleam” y  “I´ve All I Need”,  con un halo nostálgico que sirve de broche final perfecto.

Con As you were Liam Gallagher vuelve a la primera línea en el panorama musical. Puedes odiarlo o amarlo, es algo que viene con su actitud de estrella del rock, lo que es innegable es que se trata de un disco con momentos al nivel de los que firmó  junto a su hermano y muy distinto a lo que hacía en Beady Eye. Quizás sea la alargada sombra de Oasis lo que no le otorgue a Liam el crédito que merece por este trabajo que, aunque a veces demasiado típico y con clichés en las letras, tiene momentos sublimes que se sobreponen y hacen de este un buen trabajo.

    DEJANOS TU COMENTARIO

    Loading Facebook Comments ...

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Loading Disqus Comments ...