La Canalla presenta “Amor en Crisis” en la Sala Joaquín Turina

La canalla 1

Fotografías por Esperanza Mar y Antonio Andrés Arispón

Sala Joaquín Turina  3/3/2017

La presentación de un disco es siempre un acontecimiento especial, para músicos, para asistentes, para fans y para los que llegan por primera vez a este mundo tan particular. Se nota en el ambiente, se respira en los primeros compases de la actuación, aunque claro, esta presentación tenía un poco de trampa, ya que era la segunda que hacían. La primera fue en el Gran Teatro Falla de Cádiz antes de Navidad.

Desde entonces ha llovido un poco, se ha podido pulir y sacar brillo alguna que otra cosilla. Y cuando todo estaba listo se han tirado al ruedo de la capital hispalense.

El lugar elegido, la Sala Joaquín Turina, bajo la supervisión actual del ICAS es sin duda un buen emplazamiento. Con una capacidad máxima de 480 personas consigue crear una sensación de hermandad entre los presentes sin estar estrujados y sin tener que ser miles para ello. Por supuesto, para la ocasión se alcanzó el lleno.

La canalla6

Formación de 5 con José Benítez, batería; José López, contrabajo; Javier Galeano, piano; Julián Sánchez, trompeta y Antonio Romera ‘Chipi’ a la voz.

Como suele suceder en los conciertos de La Canalla los comienzos son algo fríos, y eso que  “Tú tan tú, yo tan yo”, tema que abre el disco, tiene ese ritmillo travieso que encandila propio de esta formación. Pero apenas llegan las primeras palabras del Chipi y ya no se nos va la sonrisa en toda la noche.

Continuando con el tracklist del álbum “Salvemos nuestro amor”. Ya no nos sorprende pero nos encanta tanto la faceta humorística de este grupo como el apartado instrumental. La voz del Chipi encaja a la perfección en la amalgama sonora que son capaces de crear los músicos, que te envuelve y abraza, ocupando todo el aire que nos rodea, haciéndolo denso y maleable, sofocante y visceral en los momentos más jazzísticos.

Chipi: “Amor en crisis es un disco donde uno habla de lo que sabe. A mi me propusieron escribir un libro sobre la pereza y dije, uf, se lo dicto a alguien”.

La canalla4

El siguiente corte está dedicado a todos esos muchachos empresarios que un día decidieron montar un banco y que se han llevado muchos años regalándonos cubertería, cristalería, edredones, etc. Y que cuando ya teníamos la casa amueblada van y nos la quitan, “Fulano Martín García”.

Llegados a este punto podemos afirmar rotundamente que si bien en la mayoría de los casos en los que hemos visto a La Canalla, el peso lo llevaban Javier Galeano y el Chipi, en esta ocasión Julián Sánchez es, sin lugar a dudas, la “madre nutricia” de la noche. Consigue crear toda una montaña de sonidos y revolución en apenas unos segundos de descontrol y desenfreno, de la manera más grácil y sutil que te puedas imaginar.

Es muy bonito ver en primera persona como se crean todos o casi todos los arreglos del disco.

El primer tema del disco Flores y Malas Hierbas de la noche es para “De la loba…”, con comienzo en forma de villancico, caído de revoluciones, para transformarse en apenas dos compases de percusión en una deliciosa copla con protagonismo de piano indiscutible.

La canalla 2

En “Caminito del olvido” se van metiendo patito a pasito cada uno de los componentes del grupo, empezando con un solo de trompeta, a la que sigue la voz y el contrabajo, piano y percusión, para terminar rompiendo de nuevo el clímax con la trompeta. Simplemente delicioso.

Al amparo del amor está la infelicidad y abanderadas de esta profesión están las prostitutas, fielmente reflejadas en “La princesa de Bamako”.

Para la introducción de “Amor en crisis” hablan tanto el Chipi como Javier Galeano y las lágrimas corren por nuestras mejillas sin control. Hay francés, excusas, eructos al afinar, coreografías, presentaciones individuales y al fin, el vocal bajo la supervisión étnica instrumental. Atentos los que los vayan a verlos pronto al dueto que se marcan el señor Galeano y el Chipi.

Pero no todo van a ser risas y algarabía esta noche, también hay espacio para la reivindicación más sincera y sentida. Como, por ejemplo, cuando toca hablar de micromachismos como para quitarle importancia. Eso es como pensar que las semillas son solo semillas y eso es mentira, son árboles, con tiempo y agua. Pues el micromachismo es lo mismo, es un problema y gordo. “Construcción y desconstrucción del amor”, fundido en negro al final y la frase “así suma y sigue y una más”. Demoledor.

La canalla3

Tras “Enganchaita de mi vida” llega “Mia ragatzza”. Reconocemos que es la primera vez que la escuchamos en directo y los primeros compases nos ayudan a recordar que el jazz es el hilo conductor de todas las composiciones. Que se apoyan en otros géneros, cierto,  pero solo como herramientas de expresión y ampliación cuando el jazz utiliza un lenguaje quizás algo confuso.

Lo que está quedando claro en esta velada es que en amores solo gana el que se juega todo lo que le da miedo perder, como en “Tes quiero may lof”.

La poesía es parte intrínseca de todo lo que observamos a nuestro alrededor. La poesía real que se aleja de lo onírico y nos sumerge en las frías noches de desamores, de pensamientos que trastabillan nuestros sueños, de nervios de uñas cortas, de miradas eternas y tristes frente al espejo.

La poesía nos rodea, solo hace falta pararse a escuchar y en eso La Canalla es especialista, en mostrarnos  toda la fealdad y belleza de lo cotidiano, “Infinito universo de las cosas”.

La canalla 3

Para rematar el conciertazo  no hay nada mejor que bajarse del púlpito e interpretar a capellaLa niña de fuego”. Contrabajo, trompeta y voz en uno de los laterales del teatro, y en el otro aparece Javier Galeano haciendo los coros.

El cariño de cuando se hacen las cosas de corazón enciende las almas risueñas de la noche y envalentonan a un Chipi lanzado, que se marca incluso un baile ruso encima del poyete de uno de los palcos. La gente de pie ríe, se divierte, toca las palmas al compás de unos instrumentos que no necesitan ser amplificados para llegarnos bien adentro.

Un fin de fiesta por todo lo alto, como no podía ser de otra manera, para un grupo al que no me cansaré de ir a ver, y al que recomendaré sin dudar a cualquiera que me pregunte.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...