Julio César Pop en el Central

Fotografía de la Premiere de la obra

Fotografía de la Premiere de la obra

Tenía muchas ganas de este “Julio César” de Alex Rigola, puesto que es una obra que ya hizo en 2003 por primera vez y, para gran parte del público no es sólo una de sus mejores obras, sino la mejor.

“Julio César” es una tragedia de Shakespeare escrita en 1599. Trata sobre la conspiración de Bruto y Casio para destronar al gran dictador romano y, sobre todo, sobre las consecuencias de semejante afrenta. Un hecho histórico que se repite hasta la saciedad en la historia: la lucha por el poder, la violencia, el honor o la amistad ¿Cuántas veces vemos estas luchas hoy en día? un buen ejemplo pueden ser los circos que tienen montados actualmente Podemos y PSOE por la lucha de poder en sus respectivos partidos. Íñigo Errejón es Bruto, Pablo Iglesias es Julio César, y los meses que han pasado hasta Vistalegre, es lo que vimos este fin de semana en el Central. Eso sí, Shakespeare tenía más poesía.

Rigola vive en un  línea muy fina entre el teatro contemporáneo y el teatro del siglo XX (por así llamarlo). Julio César mantiene fielmente una gran parte del texto pero su estética, su ambiente sonoro, su escenografía y su vestuario son contemporáneos. Disfraces de zorros,  asesinos es series de película… todo muy cultura pop. Un acompañamiento visual que alimenta en todo momento la acción, esa información que necesita el espectador para sentir emociones.

Julio César es sobre todo texto. La palabra hecha acción. Un gran trabajo de los actores y actrices del Teatro Stabile del Veneto. Magistral, especialmente, el personaje de Casio y una excelente Casca con esa voz desgarrada en un cuerpo frágil que impacta desde su primera palabra.

En definitiva, gran puesta escena. Texto potentísimo sobre un tema actual como es el poder. Sin embargo, el Teatro Central no llegó a registrar el lleno. Probablemente el hecho de que el texto fuera en italiano con subtítulos dejó en su casa a la cuarta parte del público que siempre ocupa el Central. Era una apuesta arriesgada. Los que fuimos, la disfrutamos. Este tipo de propuestas son también necesarias en la escena local y debemos acostumbrarnos en ocasiones a los subtítulos, ya no hay otro modo de ver teatro internacional.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...