El artista de Febrero: Iseo

iseoLeire Villanueva es la voz de Iseo, pero ni mucho menos lo es todo. Hace ya unos meses que apareció Last Night en las tiendas y algunos menos desde su reedición extendida, pero en casi todas las reseñas que he leído en los distintos medios siempre se destaca lo mismo, la voz de Leire.

Y cuidado, no estoy diciendo ni mucho menos que no merezca muchísima atención, porque la dulzura con la que es capaz de contarnos historias es digno de elogiar. Pero si estuviéramos hablando de otra intérprete más, que es capaz de hacer suyos temas tan emblemáticos como “Wicked Game” de Chris Isaak, no tendría la repercusión mediática que nos estamos encontrando.

En estos meses ha aparecido en las principales publicaciones especializadas, ha ocupado la banda sonora de programas televisivos, ha sido entrevistada en multitud de medios. En fin, todo un despliegue de interés y cobertura hacia alguien que en principio “sólo” está mostrando un trocito de lo que lleva dentro. ¿Y todo esto por qué? Pues sencillo, porque lo que hace, aun sin ser lo más original del mercado sí que es bello, sincero y engancha desde la primera escucha.

Si hablamos del disco, podríamos comenzar por el tema que le da nombre y hace de bienvenida, “Last night”, donde impresiona el ritmo jazzy sutil, mezclado el R&B más sugerente. Una especie de ensueño de otro país traído al nuestro sin pasar por aduanas ni nada. Si completamos esto con unas letras recurrentes en la repetición pero poderosas en contenido conseguimos una solución homogénea en cuanto a cuerpo y expresión.

Fotografía por Esperanza Mar en Monkey Week 2016

Pero no nos dejemos engatusar por los medios tiempos que el disco ofrece mucho más, como “The Wolf”, descrito por ella misma como un posicionamiento de la mujer en la sociedad, diciendo “aquí estoy yo y nadie me va a comer por ser lo que soy”.

De su época inicial en Barcelona nos encontramos “Locks”, de ritmo facilón y divertido, donde destacaríamos la voz rota en el minuto 2 y medio, me encanta. Me recuerda a las grandes divas del Soul y eso me pierde.

En contrapunto nos encontramos “The truce”, lo más nuevo del disco, lleno de loops y arreglos. Creando ambiente oníricos y distorsionados para llenarnos de una sensación incómoda a la vez que hipnotizadora. El ritmo hace el resto, y si somos capaz de dejarnos llevar este tema nos hará bailar de lo lindo en los conciertos.

Parece una incursión esporádica, pero el punto de bossa de “Deep Voice” es intencionado. Ella misma afirmaba que “me parece un estilo muy rico melódica y armónicamente”, así que es normal que en cierta manera se deslice por sus creaciones impregnando alguna que otra composición, como en este caso.

Y para terminar con los 7 temas originales nos encontramos “The wave”. Sugerente a más no poder. Recuerda a fogata en la playa, a noches eternas de guitarra y amigos, a parques verdes en primavera, a calorcito en las orejas, a oscuridad cómplice de historias de dos.

Pero, por si no teníamos suficiente, se publicó una versión extendida que incluía tres temas grabados en directo en MeccaRecording Studio de Donostia: “C’est pas toi”, para mí, sin duda, de lo mejorcito del disco. El francés combina a la perfección con letras que hablan de la noche y el amor y no tenemos más que quitarnos el sombrero ante la deliciosa interpretación inocente y coqueta de Leire. La repetitiva  “Deep in the Sea”, que si bien, se hace reincidente, quizás en exceso, en el mensaje, no podemos dudar que consigue lo que quiere, llevar el pop más sencillo a nuevas cotas de mestizaje.  Por último, “Castle” es sin duda, la más poderosa del disco. Aquí Leire se tiene que esforzar al máximo, no sólo para llegar a las cotas que ella misma se marca, sino para desprender tanta energía y personalidad como cabría esperar ante una letra que habla, en primera persona, de ese lugar que cada uno se crea en su mente, donde nadie puede llegar y donde uno se hace fuerte para enfrentarse al mundo.

Reconozco que la primera vez que escuché a Iseo fue en el Monkey Week 2016 de Sevilla. Ya había escuchado su disco y quería ver si se defendían en directo. Vaya sorpresa me llevé. En directo son aún mejores, porque puedes ver la creación de los efectos de sonido que realiza Leire en el acto, porque puedes ver la interacción divertida y juguetona entre los músicos, porque puedes notar en tu piel la tremenda voz que tiene la señorita. Me quedé encantado.

Pues este sábado tenéis una nueva oportunidad de verlos en la capital hispalense, en este caso en la emblemática sala FunClub, en la Alameda.  La acompañarán Charlie Moreno (teclados y sintetizadores), Toño Calvo (bajo) y Josu Erviti (batería).

Recomendación sincera, de mano en el pecho.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...