“Germinal” revoluciona el Lope de Vega

Teatro Lope de Vega, 29/03/2017

Fotos: Marina Benítez

“Germinal” es un musical de corte clásico creado por Iván Macías y Félix Amador. Está basado en la novela homónima de Émilie Zola, y ambientada en la mitad del siglo XIX. Sobre el escenario, la Banda del Liceo de la Música de Moguer ejecutó con decisión la partitura original dirigida por el propio compositor. Anteriormente, ya se atrevieron con obras como “Los Miserables” o “El Fantasma de la Ópera”. La formación apenas cuenta con sección de cuerda, al tratarse de una Banda, tomando en cierta forma los saxofones el rol destinado a violines, violas y cellos de una orquesta sinfónica usual, otorgándole al conjunto un sonido muy original, y casi “marcial” en algunos pasajes muy apropiados al contexto de la obra.

Desde el principio, con un poderoso tema cantado a coro por los trabajadores de la mina a modo de introducción, tanto el estilo como las formas recuerdan constantemente a “Los Miserables”, y no cabe duda que ha sido un referente y una importante inspiración para los autores de esta producción.

En la historia, el joven e idealista Étienne (interpretado por Rodrigo Blanco) llega a un pueblo minero donde las condiciones extremas obligan a los trabajadores a plantearse una huelga para poder subsistir. Étienne liderará esta lucha contra la patronal, entrelazándose esta trama dramática con la historia de amor que comienza cuando conoce a Catherine (Soraya Méndez).

La música es realmente variada y muy bien orquestada, con el equilibrio justo entre melodías y texturas. Escuchamos desde temas de amor y música con sabor ruso, hasta épicas canciones donde el coro y la banda pudo demostrar todo su potencial a pleno pulmón, consiguiendo que el público quisiera levantarse de sus butacas y unirse a la revolución.

Cabe destacar la gran capacidad vocal de Virginia Carmona (La Maheude), que estremecía al público en cada una de sus intensas y desgarradoras intervenciones como La Maheude, una pobre pero fuerte y honrada madre de siete hijos que lucha por sobrevivir en este escenario desolador.

El excepcional tenor David Romero como Maheu es otro de los pilares sobre los que se sostiene el musical. Su voz definida y profunda se llevó gran parte del protagonismo en algunos momentos clave. De hecho, se pudo apreciar gran calidad en cada uno de los solistas, incluyendo la jovencísima Victoria Galán, haciendo de una de las hijas de La Maheude; que con su dulzura y excepcional timbre encogió el corazón a más de uno.

Respecto a la escenografía se componía de elementos de atrezzo que los propios actores incorporaban o retiraban con rapidez, supliendo así la ausencia de telones o decorados. Esto añadía un acertado aspecto de sobriedad, y nos trasladaba instantáneamente al mercado, al salón de una casa, o incluso al interior de la mina.

La historia va en un constante crescendo que termina aunando todas las tramas en un intenso final. Como era de esperar, el entusiasmado público del Lope de Vega ovacionó en pie a los actores y músicos fervorosamente. Y no es para menos, se nota un gran trabajo de producción y planificación detrás, por no hablar de la labor titánica de composición musical original. No es fácil poner en pie una obra de estas características, y el resultado está casi a la altura de musicales mundialmente conocidos.

Les deseamos mucha suerte a todos los integrantes del Liceo de la Música de Moguer, y esperamos ansiosos su próxima producción. Mientras tanto, esperamos que puedan seguir sembrando su semilla por muchas más ciudades españolas. Nosotros nos damos ya por germinados.

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...