Estrenos de cine 28 de octubre

Los estrenos de cine semanales analizados con la precisión de un cirujano por nuestro colaborador más incisivo. Antonio Bret resume y califica las películas que llegan cada semana a la cartelera para que no te equivoques cuando vayas a comprar la entrada. Si no sabes qué ver, quieres saber por dónde van los tiros o hacerte el entendido, este es tu sitio.

Dr. Extraño (Scott Derrickson, 2016)

La nueva película salida del universo Marvel tiene por protagonista al Doctor Extraño. Perdónenme los aficionados a esa santa casa, pero uno no lo es y no tiene la menor idea de quien es este señor. Se supone que es un cirujano que se llama Stephen Strange (¿Lo pilláis?) que después de un accidente de tráfico comienza a aficionarse al mundo del ocultismo y la magia. Y no sé nada más.  El doctor es, ni más ni menos, Benedict Cumberbatch, que ríete tu de decir Pamplona con un mantecado en la boca.

Veredicto premonitorio: Si algo sé de cine de superhéroes es que las pelis de DC son malas y las de Marvel, buenas. Esta es de Marvel, así que será buena. En los USA la crítica la ha tratado fenomenal: un 98% de críticas favorables en Rottentomatoes. Igualita que “El escuadrón suicida”.

Que Dios nos perdone (Rodrigo Sorogoyen, 2016)

“Stockholm” fue una gran sorpresa cuando se estrenó: rezumaba verdad y era tremendamente triste y cruel. Sorogoyen, así, despuntaba como un nombre a tener en cuentra en el anquilosado panorama cinematográfico actual. Ahora despunta con un thriller violentísimo en el que un par de detectives (Antonio de la Torre y Roberto Álamo) deben dar caza a un asesino en serie en el Madrid de la visita del Papa Benedicto XVI.

Veredicto premonitorio: Parece ser un gran año para el thriller español (“Tarde para la ira”, “El hombre de las mil caras”) y “Que Dios nos perdone” puede ser el broche de oro del ejercicio de 2016. Ganadora del mejor guión en el pasado Festival de San Sebastián, la mayoría de la crítica especializada la ha tratado bien, excepto Carlos Boyero, aunque eso no sorprende. Una película con la que pasarlo (bien) mal y apretar fuerte la butaca.

Trolls (Mike Mitchell, 2016)

La nueva travesura animada de la Dreamworks no trata el espinoso tema de los haters de internet, no. Estos trolls son como los que se pusieron de moda, aquellos bichos con nariz chata de pelo fluorescente, más feos que el demonio, un cruce entre Rafa Nadal y Whoopy Goldberg que era como para encerrar a su creador en el manicomio más cercano. Pues bien, han hecho una película sobre estas criaturas. ¿Por qué no? ¿No van a adaptar Monopoly al cine?

Veredicto premonitorio: la critica no la ha tratado nada mal en los USA, pues tiene un 88% de críticas positivas en Rottentomatoes, así que puede tratarse de una apuesta segura para llevar a los peques y que tú no te aburras demasiado.

 

Ouija: el origen del mal (Mike Flanagan, 2016)

¡Ay, el dichoso tablero! ¡Cuántas noches nos ha amenizado este argumento en cientos de subproductos que alquilábamos con la paga semanal! Pues ha vuelto otra vez al cine (en realidad, nunca se marchó) y con un argumento de lo más original (risas): una chica usa el tablero para contactar con su padre recientemente fallecido y despierta a unas fuerzas demoníacas del más allá con las que tendrán que lidiar.

Veredicto premonitorio: Dirige Mike Flanagan, un tipo que se está convirtiendo en todo un artesano de la serie b más terrorífica, con obras tan apreciables como “Absentia”, “Oculus”, “Hush” o “Before I Wake”. En los USA ha sido recibida magníficamente bien, con un 80% de críticas positivas en el site Rottentomatoes. Así que seguro es una película de terror ideal para ir en grupo o con tu novio/a y luego, lo que surja. Mejor gritar acompañado.

 

Yo, Daniel Blake (Ken Loach, 2016)

El regreso del rojeras más popular de las islas británicas, Ken Loach, en una historia a su medida: una pareja de desconocidos están abocados a entenderse y enamorarse debido a una enmarañada trama de burocracias, injusticias, enfermedades, prestaciones sociales y administraciones públicas.

Veredicto premonitorio: flamante ganadora de la Palma de Oro en la pasada edición del Festival de Cannes y del Premio del Público en el de San Sebastián, “Yo, Daniel Blake” supone una apuesta segura para los amantes del cine social más comprometido, los amantes de historias cercanas y reales. La crítica internacional ha sido prácticamente unánime en regalarle parabienes, aunque algunas voces contrarian afirman que Loach ha vuelto a hacer la misma pelicula de siempre y que el riesgo o la inventiva no hacen aparición por ningún sitio.

 

Maggie’s Plan (Rebecca Miller, 2015)

El argumento de “Maggie’s Plan” es sencillo y diáfano: Maggie quiere ser madre soltera y parece haber encontrado al donante ideal: un compañero de trabajo, casado.

Veredicto premonitorio: la película que todo amante del cine ”indie” no debe perderse. Está protagonizada por una musa del cine alternativo estadounidense, Greta Gerwich y el reparto lo completa gente tan estimulante como Ethan Hawke o Julianne Moore. Al parecer, “Maggie’s Plan” dista de ser una comedia romántica Woody-Allen-Style para encontrar un toque original y subversivo. Para gafapastas a los que les gustan mucho las películas en las que se habla mucho.

 

Anomalous (Hugo Stuven, 2016)

Película de terror española que tiene la difícil tarea de dar más miedo que “8 apellidos vascos”. Un chico esquizofrénico aparece muerto en una bañera. Tirando del hilo, descubrimos que estuvo de terapia con un médico que  le propuso una solución un tanto peculiar a su trastorno: grabarse día tras día para ver que todo lo que ocurría estaba en su mente.

Veredicto premonitorio: el protagonista es Lluís Homar, así que por lo menos, en interpretación, la película irá bien. El director, Hugo Stuven, es debutante. Ha ganado un premio en el Festival de Remi… Y eso es todo lo que sabemos. Aunque yo apuesto por ella, aunque sea tan solo por apoyar el cine de terror español.

 

Dead Slow Ahead (Mauro Herce, 2015)

La película rara de la semana, un documental sin diálogos que conformen una historia, propiamente dicha, una sinfonía de la música que sale de los objetos que rechinan dentro de un barco. Un viaje sensorial más allá de cualquier lógica, una película que hay que apreciar con el subsconciente.

Veredicto premonitorio: se proyectó en la pasada edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla (llevándose a casa una mención especial) y dividió a la audiencia, como toda propuesta radical. Película destinada a paladares exigentes y degustadores de rarezas. Absténganse amantes del mainstream. Premio Especial del Jurado en el Festival de Locarno 2015.

La madre (Alberto Morais, 2016)

La tercera propuesta nacional de la semana: un chico de 14 años se ve obligado a vivir con el ex-amante de su madre, ante la imposibilidad de ésta de ocuparse de él. De repente, dan por desaparecida a la madre.

Veredicto premonitorio: una propuesta intensa y profunda, del aclamado director de “Las Olas”, Alberto Morais. Una película exigente, solo para cinéfilos.

 

DEJANOS TU COMENTARIO

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Disqus Comments ...